23 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,65
1 de noviembre 2023 - 12:11hs

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, pidió este miércoles perdón por los crímenes cometidos durante el dominio colonial de su país en Tanzania.

El jefe de Esatado dijo "me gustaría pedir perdón por lo que los alemanes hicieron a sus antepasados aquí", en presencia de la presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan, durante una visita al Museo Maji Maji en la ciudad de Songea, en el sur de Tanzania. El país era parte del África Oriental Alemana.

"Quiero asegurarles que nosotros, los alemanes, buscaremos con ustedes respuestas a las preguntas sin respuesta que no les dejan paz", añadió.

Más noticias

Los expertos estiman que entre 200.000 y 300.000 miembros de la población indígena tanzana fueron asesinados durante los levantamientos llamados Rebelión Maji Maji entre 1905 y 1907.

Considerado como uno de los levantamientos más sangrientos de la historia colonial, las tropas alemanas participaron en la destrucción sistemática de campos y aldeas.

Hablando de la "vergüenza" sentida por los acontecimientos, Steinmeier afirmó que Alemania está dispuesta a trabajar con Tanzania para lograr un "procesamiento comunitario" del pasado.

El presidente prometió compartir las historias que aprendió en el Museo Maji Maji con el pueblo de Alemania y agregó: "Lo que sucedió aquí es nuestra historia compartida: la historia de sus antepasados y la historia de nuestros antepasados en Alemania".

El martes, en el segundo día del viaje de tres días de Steinmeier a Tanzania, el presidente alemán dijo que Alemania consideraría "la repatriación de bienes culturales y restos humanos".

En 2021, Alemania reconoció oficialmente haber cometido genocidio durante su ocupación colonial de Namibia. Anunció una compensación financiera para compensar los crímenes.

Alemania mantuvo varias colonias desde 1884 hasta el final de la Primera Guerra Mundial. Estas incluían territorios en lo que hoy es Tanzania, Burundi, Ruanda, Namibia, Camerún, Togo y Ghana.

Alemania y Tanzania pretenden fortalecer sus relaciones, siendo la presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan, la única jefa de Estado con poderes ejecutivos en el continente africano.

La mujer de 63 años ha revertido muchas de las políticas de su predecesor, incluidas la prohibición de manifestaciones, la restauración de licencias de periódicos y la liberación de líderes de la oposición encarcelados.

Amnistía Internacional, sin embargo, sigue señalando que existen muchas deficiencias en materia de derechos humanos en el país, incluidas limitaciones a la prensa y a la libertad de reunión.

Tanzania tiene una de las economías más fuertes del África subsahariana y se espera que alcance una tasa de crecimiento económico del 4,9% para el año en curso, superior a la prevista para Alemania.

(Con información de agencias)

Temas:

Alemania

Seguí leyendo

Te Puede Interesar