Cargando...
Eduardo Espina

Eduardo Espina

El principal olvidado

Los casi 50 años que pasaron desde que murió Otto Feige se encargaron de borrar el reconocimiento de su nombre

Tiempo de lectura: -'

29 de junio de 2017 a las 05:00

B. Traven es uno de los seudónimos de Otto Feige. Murió el 26 de marzo de 1969, a los 87 años de edad, en la Ciudad de México. Los casi 50 años que pasaron desde su muerte se encargaron de borrar el reconocimiento de su nombre. Pocos, entre los nuevos lectores, saben de quién se trata.

¿Quién? Raro que el desconocimiento masivo venga tan pronto (los 48 años de su muerte no son nada) teniendo en cuenta que llegó a ser uno de los escritores de mayor popularidad del mundo, habiendo sido traducido a casi 40 idiomas y con ventas cercanas a los 40 millones de ejemplares.

Su obra más reconocida, El tesoro de Sierra Madre, debe gran parte de su popularidad a la adaptación cinematográfica que John Huston convirtió en clásico. Personaje enigmático, B. Traven se encargó en vida de ir borrando las huellas que el mismo iba dejando, y quizás el acto funerario, con sus cenizas siendo esparcidas en el río Jataté de Chiapas (complaciendo la voluntad de escritor) resuma ese simbolismo de misterio y fascinación con una realidad ficticia existiendo de manera simultánea, al mismo tiempo, sobre la realidad.

Traven amaba las intrigas, y no solo verlas realizadas en la página. Todo en su vida fue un misterio, desde el tamaño de su cuerpo (agregaba y quitaba centímetros a su estatura según los documentos), hasta los idiomas que hablaba y escribía, pasando por las profesiones que era capaz de desempeñar a la perfección: según el escritor, fueron más de 20.

Fue un adicto a las acumulaciones: utilizó más de 30 seudónimos (entre otros Berick Traven, Bruno Traven, Traven Torsvan Torsvan, Traven Torsvan Croves), y tuvo nacionalidades variadas, porque dijo haber sido estadounidense, sueco, inglesa, noruego, lituano, alemán y mexicano, ¿Quiso tal vez con estas transformaciones de identidad decirle al mundo que lo verdaderamente importante, la única verdad que interesaba era su obra literaria? Posiblemente.

Traven vivió queriendo ser otro para así, de esta manera, poder llegar a ser otro en la literatura. Sus datos biográficos se amontonan en forma alucinante para crear un personaje real que parece escapado de la ficción, mejor dicho, que hizo de su realidad un espacio ficticio.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...