Espectáculos y Cultura > MÚSICA

El refugio de Buenos Muchachos

Pedro Dalton habló sobre la creación de Nidal, el séptimo disco de la banda

Tiempo de lectura: -'

27 de octubre de 2015 a las 05:00

Pedro Dalton considera una "bendición" tener tres vías de escape y de expresión: la ilustración, la escritura y la música, en la que tiene la ventaja de compartir experiencias con otros artistas. De hecho, en poco más de un año lanzó dos discos. A mediados de 2014 lo hizo con su proyecto Chillan las Bestias y ahora con Buenos Muchachos, quienes acaban de lanzar Nidal, su séptimo trabajo en 24 años de carrera. "Somos lentos para componer", comentó el Dalton.

Durante una entrevista con Jaime Clara en El Observador TV, Dalton consideró que Nidal es diferente a otros álbumes de la banda. Es mucho más luminoso, aunque mantiene el costado reflexivo que es habitual en la obra del grupo.

Esta "luminosidad" y calidez está presente tanto en la música como en las letras, algo que el vocalista de Buenos Muchachos considera que se debe a que el disco también fue grabado de forma diferente a la habitual.

Lo normal, al momento de grabar un disco, es realizar una maqueta, lo que consiste en grabar pista por pista una versión "casera" de las canciones para que el productor artístico las escuche y sepa el sonido y los objetivos de la banda con respecto al disco, consideró Dalton. Para Nidal, Buenos Muchachos se salteó ese paso, y por el contrario, lo prepararon como si fuera un concierto en vivo, ensayando continuamente las canciones todos juntos.

Finalmente se fueron durante cinco días a una casa en Solymar, donde los siete integrantes de la banda, el productor artístico y el sonidista convivieron mientras grabaron el grueso de lo que acabó convirtiéndose en Nidal, más allá de que luego se le hicieron algunos retoques en el estudio.

Este formato de grabación permitió agregar detalles a las canciones como sonidos de pájaros, que proceden de un micrófono colocado en el jardín de la casa donde se grabó el disco. Esa casa fue un "refugio" para la banda, por lo que de allí viene el nombre Nidal, que deriva de la palabra nido.

Dalton considera que la luminosidad de Nidal también proviene de la relación entre los ahora siete integrantes de la banda. En todo el proceso no hubo discusiones, sino diálogos, y siempre se buscó el consenso entre todos al momento de tomar decisiones o corregir aspectos de las canciones.

"Es una banda, un equipo, y cada uno es capitán de algo, no se puede ser capitán de todo. Yo a veces no me doy cuenta de cosas que los demás sí perciben", manifestó Dalton.

Con más de dos décadas de trayectoria, el vocalista considera que necesitan "terapia de grupo" desde hace tiempo, pero que el proceso de trabajo de este último disco fluyó con una paz y armonía "bastante impredecible".

Dalton explica que los integrantes aprendieron a escucharse entre sí, "algo que antes no hacíamos". También considera que el hecho de que hoy sean todos más maduros y ya tengan sus familias les ha dado una forma diferente de ver las cosas, porque han estado en la banda durante mucho tiempo y es casi tan importante como sus familias.

"Nidal representa a la banda que somos hoy y además incluye muchas cosas que queríamos hacer antes", contó Dalton, quien reconoció que los nuevos integrantes del grupo fueron también un impulso para los cuatro miembros más veteranos.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...