Cargando...

Tecnología > ¿QUÉ ES?

El riesgo de las confesiones

Sarahah, una nueva aplicación de mensajería anónima, es usada para el acoso entre adolescentes

Tiempo de lectura: -'

20 de agosto de 2017 a las 05:00

Sarahah, una nueva aplicación de mensajería anónima, se convirtió en solo seis meses y sin apenas recursos en una de las más descargadas del mundo. En este tiempo consiguió ser el escaparate para más de 300 millones de mensajes. Solo en Estados Unidos fue descargada 3,88 millones de veces; 2,5 millones de veces en Egipto y 1,7 millones en Túnez. Es decir, más que Messenger de Facebook, Netflix o WhatsApp.

El problema es que se ha desviado de su objetivo inicial y ahora es usada para el acoso entre adolescentes.

En el límite

Como ya ocurrió con Yik Yak, Sarahah –que en árabe significa honestidad y franqueza– tomó impulso gracias a la novedad del anonimato entre los más jóvenes, pero al igual que su predecesora está comenzando a ser criticada por transformarse en un instrumento para el hostigamiento online.

Sarahah, desarrollada en Arabia Saudí por el programador Zain Alabdin Tawfiq, de 29 años, permite crear una dirección web personalizada en la que cualquier persona puede dejar un mensaje anónimo sin que se permita contestar al comentario o continuar una conversación.

Los nuevos mensajes aparecen en el feed de la aplicación y pueden ser reenviados o eliminados. El remitente no recibe ninguna alerta sobre estas acciones ni se puede iniciar una conversación.
La simple lógica detrás de la aplicación estaba ideada para una premisa menos agresiva: "Ayudarte a descubrir tus fortalezas en áreas de mejora mediante la recepción de impresiones de empleados y amigos de una manera privada".

19cr08sarahah6.jpg

undefined


19cr08sarahah4.jpg

undefined


En un comienzo Sarahah fue empleada para airear mensajes de amor anónimos, pero el uso ha derivado rápidamente a mensajes de acoso, insultos y amenazas. La Justicia paraguaya investiga una supuesta amenaza de violación a una joven a través de esta aplicación, por ejemplo.

"Mi hijo se hizo una cuenta y en menos de 24 horas alguien le dejó un comentario terriblemente racista, diciendo que debería ser linchado. La web es un caldo de cultivo para el odio", aseguró una de las madres que dejó comentarios sobre la utilidad de la aplicación. Otros advierten: "No la recomiendo, a menos que quieras sufrir bullying"; o "Padres, no dejen que sus hijos se la descarguen, fomenta el suicidio". El propio Tawfiq tuiteó un mensaje de Sarahah que recibió en el que le decían que la aplicación era "cruel".

Hasta la fecha, las aplicaciones de mensajería anónima han tenido un ascenso meteórico y una vida corta en parte por las fuertes polémicas que despiertan al convertirse en vehículo de acoso digital, uno de los grandes problemas de internet.

Del mismo modo, Honesty Box, una extensión de Facebook que permitía enviar mensajes anónimos creada en 2007, fue perdiendo popularidad ante el hecho de que los mensajes ofensivos se habían hecho dueños y señores de la aplicación.

Igualmente, Askfm, un sitio web creado para realizar preguntas y respuestas anónimas, se cree que fue el canal utilizado para empujar a varios adolescentes al suicidio porque recibieron comentarios ofensivos y hostigamiento, como también que fue sitio de reclutamiento del Estado Islámico, algo que la empresa intenta corregir con directrices de uso.

sarahah7.jpg

undefined


sarahah1.jpg

undefined


Un tribunal brasileño ordenó a Apple y Google sacar Secret, otra app anónima, de sus respectivas tiendas de aplicaciones, por temor a que promoviera el abuso.

Al contrario que apps anteriores, Sarahah no permite que se posteen fotos ni mensajes públicamente en un hilo y los usuarios ofensivos pueden ser bloqueados a través de su dirección IP, aunque no estén registrados. Aún así, el problema del acoso preocupa a muchos usuarios.

Tawfiq expresó que intentará buscar modos para que se desincentive el envío de mensajes ofensivos y no "constructivos" y la red de mensajería se convierta en un lugar en el que mensajes positivos y útiles puedan ser transmitidos con franqueza. "El mal uso es un reto para todas las redes sociales", afirmó en entrevista con BBC. También indicó: "Realmente quiero que Sarahah mejore la comunicación".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...