Fútbol > FÚTBOL

Cómo se produce la transformación de los futbolistas uruguayos al llegar a Europa

La transformación física de los futbolistas uruguayos cuando van al mercado europeo. ¿A qué obedece el cambio? ¿Es un tema de alimentación o exigencia profesional? Un tema profundo en la visión de Lasarte, Poyet y los preparadores físicos Balbi y Mena

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2019 a las 05:01

Termina el entrenamiento. El jugador se sube a su vehículo último modelo y sale rumbo a la casa de un amigo donde la barra lo espera para tomar unos mates. Al poco rato se arma la ronda y una bolsa de bizcochos empieza a pasar de mano en mano. Una hora después a uno se le ocurre proponer hacer un asado. Y de la nada se enciende el parrillero.

Asado, chorizos, morcillas. Lo típico. Y alguna cerveza. Lo normal. Al principio el jugador se niega, al final gana la postura de todos que le sugieren que tome un vasito y le insisten en que coma una morcillita, porque no le haría nada. ¿Qué pasa si el jugador decide no quedarse al asado y retirarse? Probablemente sea señalado como que se agrandó y que su crecimiento deportivo se ve reflejado en su conducta.

La cuestión es que, pese a esas actividades irregulares en la preparación de un futbolista profesional, llega el partido del fin de semana y el jugador en cuestión marca dos goles. ¿Cómo le dice el cuerpo técnico a ese futbolista que su alimentación no fue la adecuada?

“Nadie hace lo que no le exigen. Y para exigir las medidas no son simpáticas. En Europa a Neymar lo hicieron aumentar de peso y a Cristiano Ronaldo le cambiaron el físico. ¿Eran estrellas en sus países, pero tenían qué cambiar? Acá decimos que no cambien. En Europa te dicen: cambiá o no jugás”, reveló el preparador físico Alberto Mena a Referí a la hora de analizar los motivos por los cuales sorprende el cambio de físico que sufren los jugadores uruguayos al poco tiempo de llegar a Europa.

El tema no es nuevo pero se reaviva cada vez que un futbolista uruguayo llega a Europa. El último caso fue la imagen del Toro Gabriel Fernández en Celta de Vigo, donde se lo nota físicamente más fino que cuando jugaba en Peñarol.

¿Cuáles son los motivos por los cuales muchos jugadores uruguayos cambian su forma física cuando van a Europa? ¿Se entrena distinto? ¿Es la alimentación o las exigencias de un mercado competitivo que los lleva a cambiar?

El caso Maxi Gómez

Uno de los ejemplos más notorios de los últimos tiempos fue el de Maximiliano Gómez. Cuando el delantero de Paysandú apareció en Defensor Sporting sorprendió a propios y extraños. Era un toro que embestía y lo utilizaba como ventaja deportiva para hacer su diferencia en el área. Era pura corpulencia. Lo vendieron a Celta en julio 2017, y al poco tiempo su imagen cambió considerablemente.

Mena fue testigo directo porque coincidió con su pasaje en Defensor Sporting, con la explosión del ahora jugador de selección.

“Cuando llegamos a Defensor, era tercer suplente. Estaban Barboza, Romario Acuña y luego venía él. En determinado momento, con Eduardo (Acevedo), vimos que tenía condiciones y decidimos que tenía que jugar. Empezó a jugar, y a hacer goles. Luego de los partidos festejaba los goles con los amigos en algún restaurante de comida rápida. Entonces cuando voy a exigirle, ¿cómo hago cuando tiene el 100% del éxito en el ambiente local? ¿Para qué va a cambiar?”.

El propio jugador admitió a los medios españoles su cambio: “Reconozco que en Uruguay no hacía las comidas que tenía que hacer un deportista y por eso me sentía pesado. En Vigo y con la ayuda del nutricionista del club, hemos mejorado al cambiar mis hábitos. Ahora como más sano, y me siento fuerte y bien”.

Mena puso dos ejemplos de dos estrellas de nivel internacional. “Cuando Neymar jugaba en Brasil donde era exitoso, jugaba en selección, era figura y lo vendieron a Barcelona. ¿tenía que cambiar su físico? No, ¿para qué? Cuando pasó a Barcelona le dijeron tenés que aumentar kilos de masa muscular. Lo mismo sucedió en Portugal cuando Cristiano Ronaldo pasó a Inglaterra. Lo pueden ver en Youtube con ‘la transformación del físico de Cristiano’. Es sorprendente. Bueno eso mismo le dijeron al Toro Fernández y a Maxi Gómez, tienen que bajar de peso o no juegan”.

Los hábitos alimenticios

Justamente con relación a los hábitos alimenticios el técnico Martín Lasarte reveló a Referí una anécdota de su etapa como jugador, cuando fue fichado por el Deportivo La Coruña en la década de 1990.

“Hay un aspecto fundamental que es el tema de la alimentación y me voy 30 años atrás y hago referencia a mi caso. Me acuerdo que cuando llegué al Deportivo andaba por los 82 kilos y me notaba pesado. Bajé a 79 casi sin darme cuenta. Fundamentalmente fue porque comencé a comer mejor. El tema de la comida en Uruguay es un asunto complicado. La carne, la abundancia de grasas. En el exterior empezás a variar más, aprendés a comer mejor, no solo en la calidad sino en la forma, las horas, las ingestas, hay todo un tema de vitaminas que en Uruguay se da en los equipos grandes pero en los chicos es más complicado”, dijo Lasarte.

Inculcar desde chicos

El preparador físico Pablo Balbi, que trabajó en la Real Sociedad con Lasarte y actualmente está en el primer equipo de Liverpool, dijo que el tema es profundo y que forma parte de una cultura general que parte desde el momento en que los niños hacen gimnasia en la escuela.

“Mi humilde opinión es que dentro de las cuatro cosas en las que noté diferencias entre Europa y América, una es el tema alimenticio. Ahí está el asunto, hay un tema cultura, de hábitos que se adquieren desde chicos y nosotros no. Nos dejamos estar con ese tema sobre todo en edades tempranas. Nosotros vamos a la escuela y, con todo respeto, porque yo trabajé en escuelas, damos dos vueltas al gimnasio, 10 abdominales, pasamos lista y nos fuimos. Cuando los alemanes están en una pista de atletismo. Con el asunto de la alimentación es lo mismo”.

Balbi agregó: “El jugador uruguayo se empieza a cuidar luego que obtiene el pase al exterior, mientras eso no ocurre, conviven con el famoso bizcocho, el asado, todo lo que sabemos que es rico y no es nutritivo para el deportistas. El otro tema es la rigurosidad con que los cuerpos técnicos asumen el cuidado personal”.

La anécdota de Carlos Bueno

Balbi recordó una anécdota de su pasaje por España con Lasarte donde tuvieron en el plantel al francés Antoine Griezmann y a Carlos Bueno.

“Recuerdo que en España jugábamos algunos partidos a las 12 del mediodía, entonces a las 9 de la mañana hacíamos un desayuno-almuerzo. De los 20 jugadores, 17 comían pasta a las 9 de la mañana. Y Carlitos Bueno no lo podía hacer, hasta que se acostumbró”, dijo Balbi.

El preparador físico agregó: “Todos escuchamos a Suárez que cuando llegó al Groningen le dijeron que si no bajaba ocho kilos no jugaba y ese es el mensaje que se da del cuerpo técnico. Y si no lo logran, no juegan. Acá la rigurosidad se deja pasar porque si mañana viene el Colo Ramírez, que es el goleador de Liverpool, con dos kilos de más y yo le digo al técnico que no va jugar por ese tema,
Pezzolano me mata”.

Por su parte, Mena comentó sobre la alimentación. “En Uruguay estamos en el debe total, tanto en lo formativo como en las condiciones para poder formar mejor”. Y agregó: “El fútbol y la competencia dependen de dos macro factores que son la parte genética que determina las condiciones que tiene el jugador, y el contexto, que es el que condiciona la forma, la manera y los estilos, y todo lo que tiene que ver con el jugador. Lo genérico pasa por un proceso de desarrollo y formación que tiene que ver con todo el proceso, en el desarrollo físico y sus conductas con el deporte. Una alimentación adecuada que permita desarrollarse”. 

Balbi aportó otra anécdota que pinta una realidad. “Un día hablé con un jugador del tema y me dijo: ‘Profe yo tengo 6 hermanos y mi madre hace milanesas fritas para todos y tengo que comer eso’. Entonces le dije, pero vos no podés comer frito. Pero son chicos que no se pueden cocinar. A veces te dicen tengo que ir a clases y comen en una viandita. ¿Y cómo arreglás eso? Por suerte hay más conciencia a nivel de los clubes y se incorporaron nutricionistas. Pero el tema de la buena alimentación es una de los aspectos que hay que aplicar para acortar más las distancias”.

Finalmente, Mena concluyó con un pensamiento que invita a la reflexión: “Si Neymar y Cristiano Ronaldo tuvieron que cambiar su físico, ¿cómo no lo van a cambiar los uruguayos cuando van a Europa…?”.

OPINIÓN

La visión de Poyet
"APRENDEMOS A SER PROFESIONALES EN EUROPA"
“Primero, es un tema de profesionalismo. Varias veces dije en Uruguay que hay cosas que se pueden hacer que no necesitan crear un gasto de dinero, que pasa por ser profesional.

Creo que todos aprendemos lo que significa ser profesional en Europa, mientras que en Uruguay seguimos siendo semiprofesionales.

Entiendo que ser profesional no significa solo que cobres por jugar al fútbol, lo que se transforma en un típico error para definir esta palabra y diferenciarla de amateur. Ser profesional es mucho más, es una forma de vivir, una forma de comportarse, una forma de comer o alimentarse, una forma de hidratarse, de entrenar, de respetar, de responsabilidades, etc.. Todo esto junto hace que el jugador que realmente es profesional tenga un físico como el que dicen que tiene ahora Maxi Gómez, pero que nos pasó a todos de una manera u otra.

Solo basta con buscar todo lo que incluye la palabra profesional y ahí se encontrará el por qué del cambio”.

 

¿Los europeos entrenan diferente?

El cambio físico que se produce en los futbolistas uruguayos cuando van a Europa sorprende a propios y extraños. El común denominador de la gente apunta a que en el mercado europeo se entrena de otra forma. Sin embargo, los profesionales uruguayos que trabajaron en el viejo continente destierran ese mito.

“Hoy llamativamente el tema entrenamientos está muy globalizado. Prácticamente todos hacemos lo mismo, con más intensidad, con algún tipo de mecánica o de posibilidades superiores en los medios más acaudalados pero en líneas generales es bastante parecido el trabajo”, comenzó diciendo el técnico Martín Lasarte a Referí.

Pablo Balbi, que fue el preparador físico del equipo que condujo Lasarte, aportó: “El trabajo es prácticamente el mismo, acá somos muy habladores, de hacer chistes, bromas, allá no se da tanto espacio”, expresó a Referí.

Lasarte agregó: “En Europa hay más cantidad de partidos. La pretemporada es parecida. Debe haber otras cosas, no hay un único motivo pero fundamentalmente lo que cambia es la cabeza, cambiamos la cabeza, nos damos cuenta cuando vamos a Europa que es nuestra gran oportunidad, que no la podemos dejar pasar, entonces intentamos desde todos los lugares incluido el físico, de no dejar ninguna puerta abierta. El caso Maxi Gómez lo mismo, en Uruguay se lo veía fuerte, pesadón, ahora está muchos más ágil mucho más delgado, bueno el caso de Luis Suárez lo mismo, y ahora el caso del Toro Fernández”, expresó el técnico.

El profesor Alberto Mena apuntó: “El otro punto a tener en cuenta es el contexto que determina la competencia. Cada país tiene un contexto diferente cuando un futbolista en Uruguay tiene genéticamente pocas condiciones tiene que esforzarse en el entrenamiento, cuidado personal, para poder competir acá, sino no juega. Pero cuando tenemos un jugador con gran talento genético el jugador se exige hasta lograr el éxito, una vez que lo logra, ¿para qué modificar? Esto que nos pasa a nosotros pasa en todos los ambientes”.

El profe Balbi apuntó: “Manu Ginóbili decía que en los Spurs tenía tres profes y le ponen en un pizarrón lo que tenía que hacer en el gimnasio. Si no lo hacía ponían a otro y no jugaba. Eso no pasa en Uruguay. En Europa tienen tres laterales buenos y acá es bastante grande la brecha entre el titular y el suplente”.

“Y lo otro que veo es el tema del continente. Ellos (los europeos) juegan dos partidos por semana y nosotros no. Pero gustaría que el Bayern Múnich hiciera un viaje a Venezuela y juegue en la altura. Nosotros pasamos ocho horas para llegar a Venezuela. Los viajes desgastan. Acá no se puede jugar dos veces por semana por el continente en el que vivimos. Entonces ahí se entra en otro tema: hay que rotar el plantel, pero resulta que el lateral derecho titular tiene mucha diferencia con el suplente”.

Cambiar la liga, la profunda visión del profe Mena

“¿Cómo podemos cambiar esto a futuro?”, se pregunta el preparador físico Alberto Mena, quien habla con pasión sobre el tema. “Solo de una manera: mejorando la liga local. Pero para eso hay que tomar medidas que no son simpáticas. Por ejemplo, si ves el manual de las exigencias de AUF para los campos de juego, y ves las de la Conmebol y UEFA, te vas a dar cuenta que las nuestras son chiquititas. Y las exigencias reales solo las pueden cumplir tres o cuatro canchas en Uruguay, sin embargo hay 20 habilitadas”.

Mena agregó: “¿Conocés en Inglaterra canchas con bajada? La de Wanderers tiene bajada, la de River tiene bajada, la de Racing... Entonces si queremos mejorar las condiciones de nuestro fútbol debemos mejorar la liga. Las medidas no son simpáticas pero son esenciales. ¿De la Cruz es el mismo de Liverpool o está más rápido y potente? La exigencia del medio lo lleva a esforzarse”.

Y concluyó: “Nadie hace lo que no te exigen. El año que viene va a haber un problema. OFI va a participar en una competencia. ¿Cómo van a arreglar un mercado en negro con un mercado en blanco? Futbolistas, jueces y técnicos agremiados de AUF contra los del interior que no lo están. Como es posible que se pida licencia PRO para dirigir en AUF y en el interior licencia se pueda dirigir con B, ni siquiera la A. ¿Cómo nivelamos eso? Hay una sola manera, hay que exigir y para exigir hay que tomar medidas, y las medidas no son simpáticas. ¿Quién le pone el cascabel al gato y dice vamos a votar canchas sin bajada o sino no las habilitan?”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...