Cargando...
María Fernanda Cerdá

Ciencia > INVESTIGACIÓN

Electricidad generada por pigmentos del ceibo: la investigación de la química uruguaya llega a Nature

"Construí un prototipo en 2019 que probé durante dos años en la Base Artigas de la Antártida. Nunca dejó de funcionar, ni siquiera en invierno cuando hay muy poca luz", aseguró

Tiempo de lectura: -'

10 de agosto de 2021 a las 15:15

La uruguaya María Fernanda Cerdá es doctora en Química del Laboratorio de Biomateriales en la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República. Su trabajo consiste en construir paneles solares usando pigmentos naturales que encuentra en frutas y flores.

"Los pigmentos vegetales llamados antocianinas absorben la luz y la convierten en energía para impulsar la fotosíntesis, y yo aprovecho ese poder para generar electricidad", cuenta a la revista Nature.

En el artículo cuenta que la tecnología para convertir pigmentos vegetales en electricidad se desarrolló en Suiza y que ella la adoptó para aplicarlas a plantas autóctonas de Uruguay.

En la imagen que le sacó la revista Nature, se la ve purificando un extracto de ceibo. "Una vez que elimino los tintes de color rojo brillante, mido su eficiencia para convertir la luz solar en energía", dijo. Para realizar esta tarea utiliza un simulador solar, que es una pequeña caja gris,  capaz de imitar los rayos del sol. 

En su charla con la revista, cuenta que algunos creen que los pigmentos naturales no son lo suficientemente estables para utilizarlos en paneles solares. Cerdá dio una muestra empírica que demuestra que sí lo son: "Construí un prototipo en 2019 que probé durante dos años en la Base Artigas de la Antártida. Nunca dejó de funcionar, ni siquiera en invierno cuando hay muy poca luz", dijo.

Aclaró que los dispositivos fotovoltaicos producen menos del 1% de la energía en Uruguay, pero espera que su trabajo "nos prepare para el futuro".

Cerdá dice que su campo de estudio, la ingeniería fotoeléctrica, es una tarea principalmente hecha por hombres. "Me he sentido atascada en mi carrera. Pero mis tres hijas están creciendo de forma diferente", indicó.

La científica uruguaya dijo que la financiación que recibe "es escasa", pero a sus 54 años sigue trabajando en el laboratorio. "No me quejo: me encanta el trabajo", dijo. "Ese es mi rincón", concluyó.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...