Cargando...
Enzo Martínez

Polideportivo > EL ESPACIO DE REFERÍ: TOKIO 2021

Enzo Martínez, el apronte en Hawái, el viaje por el este y la afeitada completa antes de competir

Enzo Martínez hizo la recta final de su apronte en Hawái con la selección de Ecuador, llegó a Tokio viajando por el este para minimizar los efectos del jetlag y contó cuándo y qué se afeitará para tirarse al agua 

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2021 a las 15:37

Por Pablo Benítez y Luis Eduardo Inzaurralde

Lleva dos años sin comer un asado, se despidió de su familia en diciembre de 2013 para radicarse en Estados Unidos, es amigo y compañero de equipo de Caeleb Dressel, el mejor nadador del mundo, y llega a sus primeros Juegos Olímpicos en el mejor momento de su carrera, siendo el campeón sudamericano de la natación en los 50 metros libre. Enzo Martínez emprendió viaje este miércoles rumbo a Tokio donde competirá el viernes 30 de este mes, a la hora 7:00 de Uruguay. 

Antes de partir, desde Hawái, el nadador charló con ElespaciodeReferí de Twitter Spaces de El Observador, repasando detalles de su carrera y también de su preparación para el gran evento deportivo que arranca oficialmente este viernes con la ceremonia de apertura a la hora 8:00 de Uruguay.  

¿Por qué hizo la recta final de su apronte en Hawái? Porque su entrenador en el club al que defiende en Estados Unidos, el Gator Swim Club, es Gregg Troy, quien fue designado como entrenador de la selección olímpica de Estados Unidos. "Cuando se fueron al campus de preparación, con su asistente decidimos que me fuera a Hawái para entrenar con Tomás Peribonio", reveló el nadador. 

El ecuatoriano Peribonio es otro de sus compañeros de equipo. "Hawái está a seis horas de Florida y eso me acortó el viaje para Tokio que está a ocho horas. Cuando hago el jetlag se me hace más fácil hacerlo para la oeste que para el este, porque me viene el sueño temprano y no me tengo que quedar hasta las 3 de la mañana para dormirme, es más fácil", explicó. 

Enzo Martínez con look Mark Spitz 1972

La vida del nadador es dura y Martínez lo sabe de sobra: "Hago 10 sesiones de agua seis días a la semana con domingos libres. Lunes, martes y jueves tengo dos sesiones de agua, miércoles, viernes y sábado una sola. Cada una es de dos horas, son entre 5 y 8 kilómetros por sesión. Después tengo tres sesiones de gimnasio que duran entre una hora y media y dos horas. Además, martes y jueves hago 45 minutos o una hora de zona media y abdominales. A eso se le suma la recuperación, el trabajo invisible: descanso, alimentación, la parte mental; es estar todo el día pendiente de la natación"

"El último asado uruguayo lo comí hace dos años. Cuando entrenás tanto a full quemando mucha caloría te podés dar un gusto con la comida porque no afecta, pero ahora en puesta a punto no", puntualizó. 

De Maldonado a Gainsville

"Comencé a los seis meses con la natación porque me diagnosticaron con asma y a mi madre le recomendaron hacer matronatación. Además, como somos de Maldonado, viviendo tan cerca de la costa, mi madre quería que aprendiera a nadar. En el Campus arranqué con 8 años y a los 9 me sumé a los planteles del equipo con Juan Moreno y Diego Chiriff. El plantel principal estaba a cargo del cubano Ibrahin Zaldívar. Estuve hasta los 18 años cuando terminé el liceo. Ahí tuve que decidir si seguía entrenando o estudiando y me fui a Estados Unidos, la mejor oferta fue la Universidad de Florida. No lo dudé cuando me la ofrecieron, llegué en diciembre de 2013", recordó. 

"Puse el estudio antes que la natación, mi madre siempre me obligó a tener buenas notas y gracias a eso recibí la beca. La carrera del atleta es corta, a los 30 y algo de años se termina la natación y un título puede ser de ayuda para el futuro", dijo Martínez, graduado en 2018 en negocios internacionales. 

"Me fui a Estados Unidos para seguir las dos carreras en paralelo. En Uruguay ya tenía un techo y la competencia siempre era la misma, cuando me fui éramos solo dos compañeros para entrenar y en Estados Unidos tenía 60 nadadores, todas bestias que te hacían pedazos", agregó. 

El tiempo lo llevó a ser compañero de Caeleb Dressel. "Es la cara de la natación, va a dar que hablar en estos Juegos, no me va a sorprender, es muy atlético y talentoso y trabaja como una bestia".

Enzo Martínez y Caeleb Dressel

“Mi mejor momento deportivo fue haber ganado en 2018 con él la medalla de oro del 4x50 yardas libre de la NCAA en nuestro último año universitario", contó.  

Martínez, Dressel, el polaco Jan Switkowski, y el escocés Mark Szaranek campeones universitarios

"Todo deportista tiene más caídas que buenas, fue un período de trabajo muy largo que se refleja en lograr este sueño por el que tanto trabajé y hoy ser un privilegiado de ser parte de la historia olímpica, es un honor representar a Uruguay, tras muchos sacrificios y derrotas que me hicieron mejor", reflexionó el deportista. 

Los objetivos en Tokio

"Voy a tratar de dar mi mejor versión el 30 de julio y también disfrutar el momento que soñé toda la vida e intentar bajar mi marca", adelantó. 

"En los últimos Juegos se entró con 22.1 a las semifinales, estoy un poco lejos pero no del todo lejos, es una prueba donde no hay margen para el error. Hay 25, 27 nadadores que nadan abajo de los 22 segundos, pero la mayoría va a nadar la serie arriba de sus tiempos; son muy pocos los que nada por abajo y algunos se pueden equivocar. El que gana siempre hace un buen tiempo y no importa tanto el tiempo sino el puesto. No me doy por perdido antes de ir, esa es mi mentalidad", comentó.  

El mejor tiempo de Martínez es 22.44 desde el 19 de marzo de 2021 cuando conquistó la medalla de oro del Sudamericano de Buenos Aires, siendo el primer uruguayo en ganar esa prueba a nivel continental. 

Con Martins Peixoto y Alberto Mestre, un oro sudamericano compartido increíblemente por empate

Antes, el 12 de abril de 2019, le había arrebatado el récord nacional a Gabriel Melconian (22.73 en el Sudamericano de Belén 2012) haciendo marca B para los Juegos y posicionándose bien para ser el varón clasificado por la natación uruguaya. 

"Con mi entrenador, después del Sudamericano hablamos y le dije que me veía ya en los Juegos y le dije de apuntar a Tokio y no a tratar de bajar esa marca para asegurar esa clasificación por lo que desde marzo me estoy preparando para ese 30 de julio", afirmó. 

El detalle de la afeitada 

Los nadadores tienen como uno de sus mecanismos de preparación y de ritual previo afeitarse el cuerpo para tirarse al agua.

"Me afeito todo: espalda, torso, pierna, brazos y cara. La natación es un deporte de rozamiento y sensibilidad, al afeitar el pelo y la primera capa de la piel logro una mejor sensación con el agua, me deslizo más, es difícil de explicarlo. En algunas pruebas se traduce en diferencia de segundos. Por algo todos los nadadores lo hacen. Me afeito 24 horas antes de la competencia. En Buenos Aires me afeité la noche antes y la cara después de las eliminatorias, porque sabía que tenía nivel para meterme en la final. Pero en un Juego Olímpico me afeito de una todo". 

Detalles con los que Enzo Martínez intentará dar su mejor versión en los 50 m libre, una de las pruebas más esperadas de la natación a nivel mundial. 

 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...