23 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,55
19 de noviembre 2022 - 20:27hs

Cuando la Policía allanó el lugar de los hechos, se encontró a uno de los hombres sentado a la computadora y, a su lado, un bolso en el que se veía un revólver calibre 38. Allí, en un apartamento del barrio Bella Vista, funcionaba un centro donde dos hombres explotaban sexualmente a varias mujeres. La Justicia los imputó a fines de octubre por reiterados delitos de trata de personas en la modalidad de explotación sexual y un delito de tráfico interno de armas y municiones. Deberán estar presos preventivamente por 150 días mientras continúa la investigación. 

Según informó la Fiscalía este jueves, las mujeres eran captadas por ellos y las engañaban para ejercer la prostitución. Si bien intentaban convencerlas para que ingresen a esa actividad, les mentían sobre cuánto iban a ganar y terminaban cobrándoles comisión por cliente, por el uso de instalaciones e incluso les cobraban multas por inasistencias y llegadas tarde.

Las jóvenes eran captadas a través de páginas web donde había avisos de trabajo. Cuando llamaban a consultar o se reunían para ver los términos, les contaban que en realidad buscaban chicas para prostituirse y que podían llegar a ganar $4000 por día y entre $60.000 y $100.000 mensuales. Después terminaban cobrándoles “pases”. Cada vez que una chica se ocupa con un cliente, debían pagarles $500. Si llegaban tarde o faltaban, el costo era de $500 y $1000.

Más noticias

Si llegaban a tener que ir a trabajar afuera del apartamento, como por ejemplo a hoteles, les cobraban $500 y un plus por salir del lugar y pagarles el traslado.

Además, los imputados escribían en redes y foros para hacerles creer a los clientes que el apartamento en Bella Vista era de un grupo de amigas que vivían ahí. No evidenciaban que en realidad se trataba de una organización que las explotaba sexualmente.

Las fotos se sacaban en un set que habían instalado los imputados en el mismo apartamento. Allí tenían tres habitaciones con camas dobles y un lugar donde cambiarse y arreglarse para recibir a los clientes.

La fiscalía presume que podrían haber llegado a emplear a menores de edad, porque surge de las escuchas que los imputados barajaron “contratar chicas más jóvenes”.

Temas:

Trata de personas Explotación sexual Seguridad

Seguí leyendo

Te Puede Interesar