Economía y Empresas > Informe

FMI: Uruguay tiene una posición envidiable, pero hay desequilibrios que corregir

Se alabó la situación política y financiera del país, pero se alertó sobre la necesidad de introducir un plan de ajuste creíble para colocar la deuda en un firme camino a la baja

Tiempo de lectura: -'

20 de febrero de 2020 a las 21:57

El Fondo Monetario Internacional (FMI) sostuvo este jueves que después de una década de “crecimiento robusto”, Uruguay se encuentra en una posición envidiable en muchos aspectos, con altos ingresos per cápita, bajos niveles de pobreza, desigualdad e informalidad.

Además, el organismo volvió a destacar “la estabilidad política, de instituciones fuertes y de un alto grado de cohesión social” que goza el país.

“Debido a una supervisión y regulación prudentes, el sector financiero sigue siendo resistente a pesar de la volatilidad del mercado financiero global”, agregó el  informe elaborado en el marco de su visita anual de monitoreo de la economía uruguaya, de acuerdo a lo previsto en el Artículo IV del organismo.

Sin embargo, el FMI advirtió que existen “considerables riesgos al alza y a la baja para las perspectivas” económicas.

En cuanto a lo negativo, se sostuvo que la evolución económica en Argentina sigue siendo “un riesgo” importante, a pesar de que la probabilidad de efectos indirectos financieros directos es pequeña.

Los directores del FMI  también enfatizaron que la reforma del gobierno corporativo es necesaria para mejorar la gestión y la eficiencia de las empresas estatales.

En la misma línea, se expresó que los saldos fiscales se deterioraron sustancialmente a medida que la economía se desaceleró, los ingresos disminuyeron y los gastos corrientes continuaron en aumento. 

“Una serie de factores globales (interrupciones del comercio, menor crecimiento, abruptas disminuciones en el apetito por el riesgo, grandes oscilaciones en los precios de la energía) y locales (pérdida de credibilidad y mayores aumentos en la deuda debido a un ajuste fiscal insuficiente o reformas demoradas) pueden debilitar la recuperación esperada y limitar el crecimiento a mediano plazo”, indicó el informe.

Sobre la esperada recuperación económica del país para los próximos años, el FMI entendió que después de una desaceleración durante 2018-2019, la actividad económica “repuntó” en el último trimestre del año pasado, gracias a una reactivación en el consumo, las exportaciones y la inversión privada.

Consideró que el “impulso del crecimiento de los proyectos de inversión puede ser mayor de lo esperado”, si se tienen en cuenta los posibles efectos indirectos.

Por su parte, en la evaluación realizada por la Junta Directiva del organismo, se señaló que han surgido desequilibrios internos en la economía uruguaya con una deuda que ha aumentado, mientras que el crecimiento económico, la inversión y el empleo han disminuido –junto a una inflación que se mantiene por fuera del rango objetivo-, pero destacaron el panorama político y nacional como oportunidad “para abordar de manera decisiva esos desafíos”.

El FMI consideró que existe la necesidad “de introducir un plan de ajuste creíble para colocar la deuda en un firme camino a la baja”, pero reconoció con “beneplácito el compromiso de las autoridades a este respecto”.

“Esto requeriría limitar el aumento del gasto corriente y reducir el gasto tributario, al tiempo que se mantiene una provisión adecuada de servicios públicos clave y redes de seguridad y se preserva el gasto de capital. Las reformas de las pensiones también serían necesarias para garantizar la sostenibilidad y los ingresos de jubilación adecuados para las generaciones futuras. Los directores señalaron que se podría introducir un ancla fiscal creíble al modernizar el marco fiscal a mediano plazo con una regla fiscal vinculante”, indicó.

Sugirió que en ausencia de shocks negativos, la política monetaria debería continuar enfocándose en lograr que la inflación y las expectativas de inflación estén firmemente en el punto medio del rango objetivo.

Para el organismo internacional, el tipo de cambio debería "seguir utilizándose como amortiguador y que las reservas de reserva deberían mantenerse por encima de las normas prudenciales”.

Finalmente, marcó la importancia de reformas estructurales para “aumentar el crecimiento potencial y mantener el progreso social”, para fomentar el crecimiento de la productividad y la inversión privada. 

“Una mayor flexibilidad salarial podría proporcionar incentivos para que las empresas creen más empleos estables e inviertan en capacitación en el trabajo para reducir el alto desempleo. Los esfuerzos continuos para integrar a los migrantes y las mujeres en el mercado laboral también serán importantes”, sostuvo el informe.

 

 

 

 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...