Carta Lectores > OPINIÓN

Grupo Escolar Felipe Sanguinetti: monumento histórico nacional

Carta del lector Carlos Poggi sobre la designación del Grupo Escolar Felipe Sanguinetti como Monumento Histórico Nacional

Tiempo de lectura: -'

23 de noviembre de 2020 a las 05:00

Por Carlos Poggi

La gestión promovida por la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación, ante el interés demostrado por autoridades de la educación, así como por diferentes instituciones y vecinos del barrio La Unión, tuvo su concreción en la resolución N° 803/020 del ministro de Educación y Cultura, en el ejercicio de atribuciones delegadas, la que ha determinado el día 20 de octubre pasado que el Grupo Escolar Felipe Sanguinetti sea considerado desde entonces como Monumento Histórico Nacional.

Esta declaración ha resultado motivo de alegría y sano orgullo para quienes integran actualmente la comunidad educativa de esta escuela, así como para todos quienes han estado ligados a ella en calidad de alumnos, padres, maestros y directores, y para el barrio La Unión.

Desde sus diferentes roles todos han contribuido a desarrollar la vida institucional de este centro educativo hasta llegar a este presente en que ha sido distinguido con este galardón patrimonial nacional, en las vísperas del 95° aniversario de su inauguración.

Felipe Sanguinetti nació en la antigua Villa de La Unión, llegando a desarrollar una intensa vida comercial lo que le permitió alcanzar una importante prosperidad económica. Siempre demostró especial sensibilidad por la educación y la salud, a los que destinó una elevada cantidad de donaciones.

Hombre dadivoso y sencillo, siempre pensó en la zona de sus orígenes, en los pobladores unionenses y, en especial, en los niños de la Villa de La Unión. Eso le llevó a que en su testamento dejara establecida la que puede catalogarse como su más significativa donación al Estado, con el propósito de que la misma fuera destinada a la construcción de una escuela para la localidad.

El Sr. Sanguinetti no pudo verla construida debido a la negligencia de quienes tuvieron, entonces, la responsabilidad de concretar la obra. Don Felipe falleció el 20 de noviembre de 1915. La piedra fundamental recién fue colocada el 25 de agosto de 1921; en esa ocasión el representante del ministro de Instrucción Primaria expresó: "El nombre Felipe Sanguinetti queda vinculado al progreso de la República en una de sus más fuertes manifestaciones: la educación de los niños que es el pedestal moral de nuestro Pueblo".

El correspondiente proyecto edilicio fue realizado por el arquitecto Giovanni Veltroni y el Grupo Escolar fue inaugurado el 22 de noviembre de 1925.

En momentos de la apertura oficial de la sede escolar se congregaron los representantes de los poderes de la Nación. El ministro de Instrucción Pública de la época destacó, en su alocución, la importancia que tenía para nuestra comunidad la donación de don Felipe Sanguinetti expresando que "contribuyó con dos magníficos edificios, construidos dentro de las exigencias modernas que tienden a darle a la escuela un ambiente de luz, de aireación y de amplitud tal que puede provocar en los niños la sugestión de un ambiente muy amable". Terminó su discurso elogiando la personalidad del Sr. Sanguinetti y su obra filantrópica.

Han transcurrido 95 años y hoy La Unión celebra la distinción patrimonial recibida por el Grupo Escolar Felipe Sanguinetti por considerarlo uno de sus íconos más representativos e identitarios, nacido de aquella iniciativa por el espíritu solidario y altruista de Don Felipe Sanguinetti, que ha crecido y se ha desarrollado por la abnegada labor de una pléyade de vocacionales maestros y maestras que han desplegado su misionera acción en sus aulas, haciendo posible –junto a escolares, padres y familiares, y amigos de la Institución– la proyección institucional y la continuidad del sueño de aquel hombre de puros sentimientos hacia su comunidad.

 

Tu opinión
Para enviarnos una carta: Web: https://www.elobservador.com.uy/servicios/carta-de-lectores Correo: Cuareim 2052, Montevideo (CP 11800), Uruguay E-mail : lectores@observador.com.uy Fax : 2924 4507
Es imprescindible que las cartas se firmen con nombre, apellido y que se proporcione número de cédula de identidad o credencial cívica. También debe constar dirección y teléfono de su autor. El Observador se reserva el derecho de resumir o extractar el contenido de las cartas y de publicar las que considere oportunas.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...