Cargando...
Series, historia y prendas uruguayas en una figura internacional, en esta edición de Picnic!

Estilo de vida > PICNIC!

Historias que no nos cuentan y la hora de no planificar

Recomendaciones, lecturas destacadas, y sabores para descubrir en esta edición del newsletter Picnic!

Tiempo de lectura: -'

11 de agosto de 2021 a las 11:25

Es día de Pícnic! y por eso empieza a levantarse esta niebla y este gris que nos invadió en los últimos días, para dejarnos al menos soñar con una primavera para la que no falta tanto y que ojalá se adelante, al menos con algunos rayos de sol robados al invierno. Estoy de vuelta en casa con alegría, luego de un mes que tal vez deba agradecerle a la pandemia (antes era impensable trabajar a distancia durante un período prolongado), un mes en el que descubrí, me asombré, disfruté y también reflexioné mucho. La semana pasada hablamos de rutinas positivas y hoy quiero conversar contigo de algo que puede parecer hasta contradictorio: ¿se terminó la era de planificar todo con mucha antelación? Este fue el viaje menos planificado de mi vida, y lo disfruté incluso más que otros. Liberada de la “obligación” de tener todo bajo control, porque directamente el virus es el que lo tiene, me decidí por la espontaneidad de viajar sin mucho rumbo, sin tantas reservas que luego deben cancelarse y con la única expectativa de disfrutar todo, desde el cielo hasta el reflejo del agua en las rocas, hasta el monumento más imponente. Me entregué a los sentidos sin pensar demasiado en lo que haría al otro día, lo cual para mí es una novedad.
 
En el norte el verano postpandemia que tanto se esperaba, y para el que tanto se había planeado, se vive a los saltos, porque la Delta pegó fuerte. De eso habla Kaitlyn Tiffany en este ensayo titulado “Es agosto y nadie sabe qué tipo de verano tenemos”. ¿Podremos planear nuestro verano? Tal vez sí, ojalá que sí. Pero si no se puede es hora de desdramatizar. Planificar nuestras vidas es un buen ejercicio que nos da seguridad, pero no siempre es posible. Si por algo (bueno) nos caracterizamos los humanos es porque logramos sobrevivir en base a la adaptación. Esta vez no es la excepción, salvo que para muchos de nosotros es una novedad, porque nunca vivimos una situación tan excepcional como esta. Te invito a no planificar más que lo esencial, por lo menos durante unos días, casi como si fuera un experimento. Claro que los hábitos y las rutinas de las que hablamos se mantendrán, pero dejá que el resto se te presente naturalmente y decidí entonces, a veces incluso sin tanta conciencia.
 
Lo que sí ya se puede planificar es cuándo querés ir al teatro, al cine, a los museos, a conciertos y espectáculos de todo tipo, y es mejor hacerlo con tiempo, porque si bien los aforos comienzan a ampliarse, todavía no estamos en la total “normalidad” (¿alguna vez existió?) y suelen agotarse pronto las entradas. Soy Carina Novarese y siempre me interesa tu punto de vista si me escribís por acá.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...