16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
19 de abril 2024 - 5:00hs

Una empresa familiar, levantada con el esfuerzo de un matrimonio y potenciada por la segunda generación: esa es la historia de Lyte, la empresa de iluminación decorativa y profesional elegida por Altius para la mayoría de sus proyectos. 

Daniel Martínez y Raquel Rodríguez, un matrimonio que ya tenía experiencia trabajando en una compañía en el rubro de la electricidad, fundó Lyte a principios de la década del 2000. Comenzaron de abajo, ellos dos y unos pocos empleados más, primero con los proveedores de plaza y poco a poco ampliaron su portafolio con marcas internacionales. Luego de superar los tiempos turbulentos de la crisis del 2002, las casualidades llevaron a la empresa a reubicarse en el centro de la incipiente Zona Diseño. “Analizamos las opciones y terminamos en el lugar correcto en el momento correcto” cuenta Sebastián Martínez, actual gerente general de la empresa. Los profesionales locales comenzaron a visitarlos cada vez más, y así llegaron a lo que son hoy: una empresa en crecimiento, con dos locales y un depósito propio y una tercera sucursal a punto de abrir.

De a poco, los tres hijos del matrimonio se incorporaron a la empresa: Sebastián, ingeniero Industrial, como gerente General, Jimena, contadora, en el área de Administración y Daniela, licenciada en Comunicación, a cargo de la gerencia de Marketing. 

La iluminación técnica fue el foco principal de Lyte desde su fundación, y actualmente representa la mayor parte de la facturación de la empresa. Son conocidos y respetados por su expertise en esa materia. Tienen grandes clientes como Altius y sus edificios residenciales More, Nostrum y Bilú, además del recientemente inaugurado Atlántico Shopping. Están presentes en obras icónicas del país, como el Sofitel Casino Carrasco, WTC Free Zone I, Las Piedras Shopping o el Shopping Terminal de Minas. En el sector del retail también son reconocidos: “la mayoría de los locales ya sea en los dos shoppings nuevos que se inauguraron el año pasado en Punta del Este, o reformas de locales ya existentes en el resto, fueron provistos por nosotros” comentó Sebastián Martínez.

Esos mismos clientes fueron los que los impulsaron a incursionar en la iluminación decorativa, un segmento por el que Lyte apuesta fuerte y es la razón de su expansión en su casa central, en el local de Punta del Este y próximamente el de Carrasco.

Una apuesta a la calidad

En parte por la demanda de los clientes, y siguiendo su instinto en el negocio, hace 5 años decidieron ampliar la línea decorativa. “Lo intentamos varias veces hasta que en un momento se nos dio” recuerda Sebastián. “Muchas veces te posicionan en un lugar para el que funcionás bien, y es difícil que te tengan en cuenta para otro” explicó Daniela. En gran parte, esa es la razón por la que ella se haya incorporado a la empresa, comentó su hermano: “entendemos que ese tipo de marcas precisa un marketing muy importante, para poder comunicar bien todo lo que hay detrás de ellas”.

Inés Guimaraens Showroom de casa central

En Lyte son distribuidores oficiales de marcas de prestigio internacional como Iguzzini, Artemide y Marset, entre muchas otras. Son piezas únicas que tienen “un proceso artesanal, materiales sustentables, procesos sustentables, diseñadores de prestigio, que justifican el precio que tienen” comentó la gerente de Marketing, y agregó que todos esos son aspectos que los clientes realmente valoran: “cada vez más se ven nuestros productos en proyectos de todo tipo, desde viviendas particulares hasta el retail”.

Desde Lyte identifican dos factores que llevaron al público local a valorar y demandar este tipo de productos: que los uruguayos viajen cada vez más al exterior y quieran replicar los estilos que ven en otras partes del mundo, y la imposición del home office que trajo la pandemia. Cuando la gente se vio forzada a quedarse en sus casas empezó “a mirar dentro de sus casas y empezó la necesidad por lo que llamamos el tecno-deco: o sea que un producto sea funcional, pero también que sea lindo” detalló Daniela Martínez.

Tendencia hacia la sustentabilidad

Desde Lyte observan que la mayoría de las obras que realizan en los últimos tiempos son de oficinas, ya sea reformas de oficinas o edificios nuevos destinados a ese fin. Y una tendencia que es común en todas ellas es la transformación hacia una iluminación más sustentable sin perder el confort. 

Inés Guimaraens Showroom de casa central

“En iluminación la tecnología avanza mucho, es muy vertiginoso el avance tecnológico que hay” explicó Daniela Martínez. Por ejemplo, en Lyte venden una tecnología que se conoce como tunable white “que hace que la luz acompañe el movimiento del sol” explicó Daniela Martínez “imitando el ciclo circadiano de las personas en esa oficina”. “Las oficinas se están renovando porque quieren hacer ambientes más agradables y más disfrutables para sus trabajadores y están invirtiendo en eso” agregó Sebastián. 

En ese sentido, tecnologías como celdas de control para automatización o sistemas de control específico son prácticamente estándar en las oficinas nuevas, y pueden llevar a un ahorro energético del 20% solo en iluminación; “lo que es muy significativo en relación a la inversión que hay que hacer” acotó Daniela. 

En crecimiento

En el corazón de Carrasco, precisamente en la esquina de Juan Bautista Alberdi y Jamaica está por abrir sus puertas la tercera sucursal de Lyte. Con el foco puesto en la línea de diseño, eligieron una casa típica del barrio de los años 60 que están reformando junto al estudio La Mar en Coche. “Estamos muy entusiasmados con este nuevo local, invirtiendo mucho en el interiorismo para que quede un local de primera” dijo Daniela Martínez. 

Leonardo Carreño Próximamente: nuevo local en Carrasco

Este tercer local es un escalón más en el crecimiento de la empresa, que está acompañado por la ampliación del local en Punta del Este, por un nuevo depósito propio, cercano a la casa central que también fue reformada.

“El año pasado sufrimos un incendio en el depósito que alquilábamos” contó Daniela Martínez. Esto llevó a que adelantaran sus planes de mudanza al nuevo depósito, que habían adquirido hace poco, convenientemente a media cuadra de su casa central. Los planes de reforma igualmente continúan: además de acondicionar una sala de capacitaciones, “planeamos trasladar la administración para el depósito y convertir el último piso de la casa central en más espacio de showroom” comentó Sebastián

El incendio además les permitió sentir de primera mano algo que aprendieron de sus padres: construir buenas relaciones.”Recibimos el apoyo y cariño de clientes, proveedores, amigos, que están con nosotros desde la época de nuestros padres, por eso decimos que Lyte va más allá de ser muy buenos en lo que hacemos, sino que lo importante es construir los vínculos” concluyó Daniela. 

Temas:

Altius Group

Te Puede Interesar