Economía y Empresas > Mercado de trabajo

Industria, agro, construcción y comercio lideran la destrucción de empleo

La tasa de ocupación de julio fue la más baja de los últimos 11 años, según el INE

Tiempo de lectura: -'

08 de septiembre de 2018 a las 05:00

Con el deterioro de la coyuntura económica, el mercado laboral sigue sin encontrar un piso. El nivel de empleo se encuentra en su nivel más bajo desde el año 2007 y si bien la industria es el principal sector que explica la expulsión de empleo de los últimos años, en los últimos 12 meses la caída estuvo vinculada mayormente al comercio.
Los datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que la tasa de ocupación se ubicó en julio en 56,5% de la población en edad de trabajar, lo que implica el peor mes de julio en 11 años. Eso implicó una caída respecto al registro de 58,3% que tuvo lugar en julio del año pasado. 

Por su parte, la tasa de desempleo aumentó apenas dos décimas durante el mismo período, a 7,8% de la población económicamente activa. Los números del mercado laboral están sujetos a una fuerte volatilidad –subas pronunciadas seguidas de caídas también bruscas– debido al alcance de la encuesta a partir de la cual se realizan los cálculos. Una manera de mitigar esa volatilidad y detectar la tendencia que hay detrás es promediar períodos más largos.

 

Al considerar los tres meses finalizados en julio y compararlos con el mismo trimestre del año pasado, se ve una caída todavía pronunciada de los indicadores de empleo. El índice retrocedió casi un punto, de 57,8% de la población en edad de trabajar a 56,9%. Esto implica que en el último trimestre relevado había en promedio 15.400 trabajadores menos que en igual período del año pasado.

También en esta medición, los datos cerrados a julio son los más bajos desde 2007 para igual período de cada año.
Si se considera el promedio de los últimos 12 meses y se lo compara con el pico de empleo de 2014, se llevan perdidos 46.300 puestos de trabajo en la economía local. Esto permite dibujar una tendencia de largo plazo que da cuenta de un proceso de expulsión de trabajadores del mercado laboral que inició en 2014 y mantiene un ritmo relativamente estable. No hay indicios de que el proceso se haya desacelerado en lo que va de este año.

Por sectores

El sector que lideró el proceso de destrucción de empleo desde 2014 fue la industria manufacturera. Según los cálculos de El Observador a partir de los números del INE, el equivalente a 49% de los empleos que se perdieron en ese período tenían un origen industrial. Otros sectores que han expulsado empleo de manera significativa fueron el agro –con el equivalente a 30% del total perdido–, la construcción –con 26%– y el comercio –con 23%–.

 

Algunos sectores contribuyeron a moderar este efecto. Entre ellos se encuentran los servicios asociados a la salud, los servicios turísticos y los servicios a empresas. Sin embargo, si solo se observa el último año, la destrucción de puestos de trabajo se encuentra fuertemente asociada a la actividad comercial. El equivalente a 64% de los empleos destruidos en los tres meses finalizados en julio con relación a igual período del año pasado, es de origen comercial.
Cabe señalar que en este período, se redujo en 5.000 el número de uruguayos que trabaja en la administración pública. De todas maneras, el sector acumula un incremento de 2.500 desde 2014.

Comentarios