6 de junio 2024
Dólar
Compra 38,00 Venta 40,20
20 de marzo 2023 - 5:00hs

Algunas veces la satisfacción de haber hecho un buen negocio se disfruta cuando el mismo artículo que compró lo encuentra en otro lugar a un precio más alto. Sin embargo, esto puede pasar a la inversa y aquellos auriculares que adquirió por US$ 77 en un local comercial pueden estar US$ 38 en otra tienda de la siguiente cuadra. El mal trago puede resolverse si el cliente en cuestión hizo la compra con una tarjeta cuyo sello ofrezca “protección de precios”.

Dos de los sellos más extendidos del país, Visa y Mastercard, incluyen dentro de sus beneficios la protección de precios. Esta opción compensa por la diferencia de precio hasta la suma máxima asegurada que corresponda. Según dijeron a Café & Negocios desde Mastercard, en el caso de su tarjeta Platinum —la única del sello que incluye este beneficio—el monto cubierto es de un mínimo de US$ 50 y hasta US$ 500 en cada episodio o hasta US$ 2.000 anuales.

Al mismo tiempo el producto comprado debe ser nuevo. Si la promoción del mismo artículo a un precio menor se encontró en un anuncio impreso dentro de los siguientes 45 días de realizada la compra el sello reembolsa la diferencia. En el caso de que el precio se haya publicado de forma online, el plazo para reclamar es de siete días después de haber adquirido el producto.

Más noticias

El beneficio en el caso de Visa es válido para ciertas compras realizadas en su totalidad con productos de pago Visa en las categorías Classic, Gold, Platinum, Signature e Infinite.

En la Visa Classic la devolución es de hasta US$ 200 por evento, con un máximo  de cuatro eventos en un año. En la Visa Gold el máximo asciende a US$ 400, en las Platinum y Signature hasta US$ 500 y en la Visa Infinite hasta US$ 4.000 por evento—en el caso de esta última tarjeta, el banco emisor puede decidir si ampliar el monto hasta US$ 6.000—.

¿Qué cosas no están incluidas?

Antes de reclamar la devolución de la diferencia es importante corroborar que el artículo adquirido no esté en las exclusiones que determinan los sellos.

En el caso de Mastercard los artículos excluidos son: dinero en efectivo; tickets de transportes; entradas a espectáculos; arte, antigüedades, armas de fuego y artículos de colección; pieles, joyas; cualquier artículo perecedero (comida, bebidas, tabaco y combustible); productos farmacéuticos y médicos; vehículos motorizados incluyendo automóviles, botes y aviones.

A grandes rasgos, en el caso de Visa no se incluye aquello que haya sido comprado para reventa o uso comercial. Tampoco están contemplados artículos usados, antiguos, reciclados, adulterados o personalizados.

Dentro de los productos que no pueden reclamarse a Visa se encuentran los coleccionables, obras de arte y antigüedades.

Tampoco están abarcados por el beneficio aquellos artículos anunciados como “cantidad limitada”, “ventas por quiebra, “solo efectivo”, “cierre” o similares; ni lo están los consumibles o productos perecederos y vehículos motorizados tampoco están en las categorías cubiertas por la protección de precios.

No están incluidas las propiedades, las plantas o animales ni los pasajes aéreos. Otras exclusiones más específicas y condiciones del beneficio se puede encontrar en los sitios web de Mastercard y Visa.

¿Cómo reclamar?
Para poder solicitar la devolución de la diferencia abonada, el titular de la tarjeta debe haber conservado sus recibos de compra, la copia original y legible del anuncio que evidencie la diferencia de precios y, además, contar con el estado de su cuenta. En los sitios web de ambos sellos mencionados se puede iniciar el reclamo.

 

Temas:

Café y Negocios protección de precios

Seguí leyendo

Te Puede Interesar