Economía y Empresas > Coyuntura

La economía muestra una cara bien distinta en el inicio del año electoral

Varios de los principales indicadores lucen deteriorados en comparación a 2014

Tiempo de lectura: -'

16 de febrero de 2019 a las 05:02

Uruguay terminó el 2018 con más nubes que sol.  Aunque la actividad volvió a crecer (el dato se conocerá en marzo), la economía sigue transitando en un clima de incertidumbre regional, sin motores claros y con varios indicadores que muestran un desempeño negativo. En el arranque de un nuevo año el desempleo se ubica en 8,4%, la inflación se mantiene por fuera del rango meta y el déficit fiscal está en 4% del PIB. También la industria y el comercio atraviesan un mal momento y el ingreso real de los hogares viene cayendo.

Si hay algo que distingue a este 2019 son las elecciones nacionales que definirán al nuevo presidente de los uruguayos por los próximos cinco años. La foto de la economía muestra varias diferencias en comparación al ciclo electoral anterior, con indicadores que en algunos casos lucen más deteriorados que en 2014 y el pesimismo que ha ganado espacio entre los distintos agentes de la economía.

La nueva administración tendrá por delante desafíos en varios frentes. Uno de los más urgentes es el fiscal. La mayoría de los precandidatos habla hoy de ajustes en el gasto público y de una reforma en el sistema de seguridad social. De lo mismo se hablaba en 2014, aunque esta vez  son correcciones que no admiten postergación si se quiere evitar que los números empeoren. Además, las calificadoras de riesgo tienen la lupa puesta en el país.

Economía enlentecida

La mediana de los analistas que participaron de la última encuesta de Expectativas Económicas de El Observador proyecta que la economía creció 2% el año pasado y lo hará en torno a 1,5% en este 2019. El escenario que plantean los expertos es de crecimiento lento de la actividad económica y por debajo de su promedio de la historia reciente.

Hace cinco año atrás la campaña electoral daba sus primeros pasos en un escenario donde la economía había crecido 4,4% en 2013, incluso por encima de las expectativas, y en donde la inversión y el consumo -con expansiones de 6% y 5%- eran los motores principales. Hoy la actividad está estancada y esperando que un nuevo desembarco de la pastera UPM mueva la aguja. También la confianza de los consumidores se ha visto golpeada y completó en 2018 cuatro años en zona de pesimismo, según el indicador que elabora la cátedra Sura de Confianza Económica de la Universidad Católica.

Déficit fiscal no cede

El déficit  fiscal mostraba a fin de 2013 una cara un poco distinta a la actual. El rojo de las cuentas públicas había terminado el año 2,4% del PIB, aunque volvería al centro de atención en el año electoral cuando trepó a  3,5%.Cinco años después el dato de 2018 mostró un rojo equivalente a 4% del PIB (excluyendo el efecto cincuentones). Uruguay  tiene una carga de deuda alta que hasta ahora no cede pese a los tres ajustes realizados por el gobierno vía tarifas públicas y suba de impuestos.

Además, la situación fiscal es la debilidad clave en la nota de grado inversor. Desde hace algunos meses varios analistas manejan la necesidad de introducir nuevas medidas de ajuste para corregir el rojo de las cuentas públicas y así defender el investment grade. De todos modos, se observa como poco probable un ajuste fiscal en el primer año del próximo gobierno. Las agencias calificadoras están a la expectativa de los planes que tienen los candidatos y de las reformas que se puedan llegar a producir.

Si bien las debilidades fiscales no representan una amenaza inmediata, en la medida que la deuda continúe su trayectoria ascendente en los próximos años  y no haya un plan coherente para estabilizarla, podría poner presión a la nota. Esta es una cualidad que hoy diferencia al país y un respaldo cuando se busca financiamiento.

Menos empleo

El mercado de trabajo es otro indicador que hace un tiempo tiene en alerta al gobierno, los sindicatos y las cámaras empresariales. El empleo cayó en 2018 por cuarto año consecutivo y se destruyeron 10 mil puestos en el promedio del año. La caída fue el doble que lo ocurrido en 2017. Si bien en noviembre y diciembre hubo una pequeña mejora en el empleo, ello deberá ratificarse en el arranque de 2019 que, al parecer, no tendrá al turismo como un aliado.

En los últimos cuatro años, la pérdida de puestos de trabajos netos alcanzó a 47.100 cuando se comparan promedios anuales. Esto implica que por cada 35 uruguayos que en 2014 estaban ocupados hoy hay uno que perdió su empleo. El nivel más importante de destrucción se dio en puestos que eran ocupados por personas jóvenes y con bajo nivel de capacitación.

Por fuera de la meta

La inflación terminó el año pasado en 8% y mostró una moderación en enero hasta 7,4%. Los analistas esperan que cierre el 2019 en torno a 7,7% y en 7,4% hacia 2020. En el horizonte de expectativas el comportamiento esperado de los precios se mantiene por encima del techo rango meta de entre 3% y 7% trazado por las autoridades.

En 2013 la inflación también era alta y había culminado el año en 8,5%. Las presiones al alza fueron una constante en la primera mitad del 2014 cuando  los precios estuvieron a punto de tocar los dos dígitos. Ese semestre mostró niveles en torno a 9% y  el gobierno tomó medidas puntuales, como exoneraciones en los cargos fijos de las tarifas públicas y acuerdo de precios. De los últimos 60 meses, hubo 48 en los que la inflación estuvo fuera del rango meta.

Poder de compra estancado

El poder de compra de los trabajadores estancó su crecimiento en 2018. Si bien logró mantener el nivel récord desde 1975, fue el menor crecimiento anual de los últimos 15 años, en línea con la desaceleración de la economía y el deterioro del mercado laboral. La capacidad de compra de los salarios aumentó apenas 0,2%. Eso implicó una fuerte desaceleración respecto al incremento de 1,3% del año anterior, y aumentos superiores a 3% en 2013 y 2014.

El salario nominal subió a un ritmo menor en parte porque así lo disponían los ajustes acordados en la última ronda de Consejos de Salarios. Al mismo tiempo, los precios al consumo aceleraron su ritmo de aumento en el último año y eso afectó directamente la capacidad de los salarios para adquirir bienes y servicios en la economía local.

La inversión no se recupera

La economía mantiene niveles bajos de inversión, sin señales de crecimiento en el sector privado. La formación bruta de capital fijo se redujo 0,4%, con una caída de igual magnitud en la realizada por los privados y un estancamiento en la inversión pública, según los últimos datos difundidos. También los sondeos empresariales muestran a ejecutivos muy cautos a la hora de expandir sus negocios.

El principal desafío es encontrar la forma de volver a ser atractivo para poder recuperar inversión y dinamizar la economía. Uruguay está caro y con barreras elevadas para competir en productividad con el mundo.  En la lista de mejoras pendientes está la regulación laboral, la inserción internacional, el peso del Estado, la calidad educativa  y la infraestructura física, entre otros.

Industria en problemas
El núcleo de la industria cayó 2,1% en 2018 y borró el repunte del año previo. Entre los 19 rubros que componen el sector, 11 cerraron con una caída de su actividad. Esta caída dejó atrás el incremento de 1,9% que tuvo lugar en 2017 y supone los menores niveles de producción desde el año 2010. Además, se alcanzó el menor número de personal ocupado y horas trabajadas desde 2003.
Cinco años atrás la producción industrial crecía apenas 0,3% y dejaba atrás tasas de expansión de hasta 7 puntos que había tenido en el comienzo de la década. La pérdida de competitividad sigue siendo la principal preocupación de los empresarios del sector. El pesimismo se refleja, por ejemplo, en un recorte de la inversión en dólares para 2019, según la última encuesta anual de inversión que elabora la Cámara de Industrias.
 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...