Cargando...
Símbolo del comunismo.

Opinión > TRIBUNA

La esencia del comunismo

Tiempo de lectura: -'

15 de marzo de 2021 a las 05:00

En 1968 el académico suizo Bert Andréas descubrió el texto completo del Borrador de una Confesión de Fe Comunista escrito en 1847 por Friedrich Engels. Este Credo comunista tiene la forma clásica de un catecismo, con 22 preguntas y respuestas. Posteriormente Karl Marx y Engels descartaron el género literario catequético y optaron por la forma de un manifiesto político, lo que dio lugar al Manifiesto Comunista, la famosa obra conjunta de ambos publicada en 1848. No obstante, el borrador en cuestión permite entender rápidamente la esencia del comunismo. Citaré y comentaré algunas preguntas y respuestas del catecismo comunista de Engels.

“Pregunta 2: ¿Cuál es el objetivo de los comunistas? Respuesta: Organizar la sociedad de tal modo que cada miembro de ella pueda desarrollar y usar todas sus capacidades y poderes en completa libertad y sin por ello infringir las condiciones básicas de esta sociedad.” 

La falsa creencia de que su doctrina era científica fue lo que dio a los primeros comunistas la seguridad de poseer la clave que les permitiría construir una sociedad perfecta. Más de 170 años más tarde, después de tantos fracasos catastróficos en los países sometidos al comunismo, sorprende que muchos se aferren todavía a la esperanza de que la próxima vez sí la teoría comunista va a funcionar.

“Pregunta 3: ¿Cómo desean lograr este objetivo? Respuesta: Por la eliminación de la propiedad privada y su reemplazo por la comunidad de bienes.”
Ante la situación de concentración de un gran poder económico en manos de relativamente pocos grandes capitalistas, los comunistas no procuran que el mayor número posible de ciudadanos llegue a ser propietario, sino despojar por igual a todos (capitalistas grandes y pequeños, profesionales, cuentapropistas, trabajadores asalariados de clase media o baja, jubilados, etc.) de su propiedad privada.

El Manifiesto Comunista ratifica esa voluntad confiscatoria: “Os horrorizáis de que queramos abolir la propiedad privada. Pero, en vuestra sociedad actual, la propiedad privada está abolida para las nueve décimas partes de sus miembros; (…) En una palabra, nos acusáis de querer abolir vuestra propiedad. Efectivamente, eso es lo que queremos.”

Nótenlo bien todos los que poseen o aspiran a poseer algo, por poco que sea. La “comunidad de bienes” o propiedad comunitaria prometida por los comunistas es en realidad la propiedad estatal. En la URSS, donde el programa comunista se aplicó íntegramente, se estatizó la propiedad de todas las empresas, todas las tierras y todas las viviendas. Cada uno poseía su ropa, sus utensilios personales y poco más. No había libertad económica y los ciudadanos se convirtieron en esclavos de un Estado totalmente controlado por el Partido Comunista. Esto ocurrió de un modo análogo en todos los regímenes comunistas. Es cierto que el marxismo pronostica que después de la fase socialista, donde todo el poder se concentra en un Estado que es una “dictadura del proletariado” (1), sobrevendrá la fase comunista, en la que el Estado desaparecerá junto con las clases sociales. Marx no explicó cómo se realizaría esta fantasía: ¿cómo los altos dirigentes del Partido Comunista, habiendo llegado a controlar la suma del poder en casi todos los ámbitos y acostumbrados a gozar de su posición muy privilegiada, renunciarán a ello de un modo voluntario? Esa expectativa va contra el sentido común y contra toda la experiencia histórica del totalitarismo.  

“Pregunta 19: ¿Cómo organizarán este tipo de educación durante el período de transición? Respuesta: Todos los niños serán educados en establecimientos del Estado desde el momento en que puedan prescindir del primer cuidado materno”.

El monopolio estatal de la educación es una aspiración de todas las ideologías totalitarias. Por supuesto, en este caso se trataría de un adoctrinamiento marxista. La experiencia de los regímenes comunistas lo demuestra. Para el marxismo, la educación de los hijos no es ante todo un derecho y deber de los padres, sino del Estado. También los niños fueron en gran medida “estatizados” en la URSS y sus satélites.

“Pregunta 21: ¿Las nacionalidades seguirán existiendo bajo el comunismo? Respuesta: Las nacionalidades de los pueblos que se unan según el principio de la comunidad estarán tan obligadas a fusionarse entre sí por esta unión y así superarse a sí mismas como las varias diferencias entre estamentos y clases desaparecen a través del reemplazo de su base –la propiedad privada”.

Es decir que, tras el triunfo mundial de la revolución comunista, las naciones desaparecerían junto con las clases sociales. 

“Pregunta 22: ¿Los comunistas rechazan las religiones existentes? Respuesta: Todas las religiones que han existido hasta ahora fueron expresiones de etapas históricas de desarrollo de pueblos individuales o de grupos de pueblos. Pero el comunismo es la etapa del desarrollo histórico que hace superfluas todas las religiones existentes y las reemplaza.”

El último punto del catecismo comunista es su profesión de fe antirreligiosa. Dado que el marxismo es una forma de materialismo (2), es obviamente ateo e incompatible con todas las religiones. Todos los regímenes comunistas han perseguido de un modo muy duro y a menudo sangriento a las religiones en general y al cristianismo en particular. Valdría la pena que tuvieran esto más presente todos los cristianos que, en las últimas décadas, se han aliado políticamente a los partidos comunistas o incluso los han integrado o votado. El comunismo quiere abolir la religión, la patria, el matrimonio (3) y la propiedad privada.

0) Otros escritos del autor en: https://danieliglesiasgrezes.wordpress.com.

1) En realidad es una dictadura sobre el proletariado, como lo demostró Solidarnosc, el sindicato libre polaco que dio el impulso inicial para el derrumbe del comunismo en Europa Oriental.

2) El materialismo histórico y dialéctico.

3) Esto está implícito en el punto 20 del Credo comunista de Engels y explícito en el Manifiesto Comunista.
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...