Economía y Empresas > Fábrica emblema

La estrategia Olmos: asegurar el mercado local para luego pensar en lo internacional

El empresario que adquirió el predio y la marca se hará cargo de la comercialización de los productos 

Tiempo de lectura: -'

05 de diciembre de 2019 a las 05:01

En diciembre de 2018, el empresario José Andrés Guichón pagó US$ 1,5 millones para adquirir el terreno de la ex Metzen & Sena, y ahora, después de que la Cooperativa de Trabajadores Cerámicos (CTC) tuviera problemas para colocar su producción hace un año, volverá a poder hacerlo. 

En este nuevo impulso, la parte comercial funcionará de manera independiente a la cooperativa y será gestionada por Guichón que también adquirió la marca Olmos. La cooperativa solo fabricará los productos y venderá la mercadería a una sociedad anónima propiedad del empresario.

La estrategia de Guichón -que tendrá a su cargo la distribución y comercialización de la vajilla y los artículos sanitarios que se producirán- se enfocará en primera instancia al mercado local, para apuntar luego a la posibilidad de exportar.

Para el ejecutivo, lo primero es intentar recuperar la posición de la marca a nivel nacional, para que este sea abastecido de buena forma, -aspecto que no se cuidó adecuadamente en el pasado cuando había quiebres de stock y falta de productos-, recién en ese entonces se pasará a pensar a nivel internacional.

“No tiene sentido querer ponerse a atacar un mercado sin atender primero lo local. Después se van a ir explorando otros mercados, pero siempre tratar de tener bien cubierto lo nacional, que es permanente, cuando los demás pueden depender de la circunstancia. Tampoco es salir y decir, ‘voy a salir a vender y que enseguida te vayan a comprar’. Además también hay que ver si uno es competitivo o no. La prioridad es ser competitivo para el mercado local y después avanzar si es posible a lo internacional”, expresó Guichón a El Observador.  

De todas formas, el empresario expresó que ya hubo interesados que se contactaron desde Brasil y Argentina. Pero primero, aclaró, “hay que tener resuelto cuáles van a ser los niveles de producción, de stock y los costos asociados”.

El empresario dijo en este sentido que hay que trabajar en seguir mejorando el relacionamiento con la cooperativa, que “ya es excelente”, así como en afinar procesos para ganar en eficiencia.

En el presente parte de la mercadería producida ya está siendo ordenada y sistematizada para una vez finalizado este proceso comercializarla. “Vender queremos vender ya, pero tenemos que hacer las cosas ordenadas”, indicó. 

La adaptación de la cooperativa 

Después de tener dificultades por el alto costo energético para poder producir y por el costo general que implicaba el mantenimiento de la totalidad de la fábrica (de unos 90 mil metros cuadrados techados), el emprendimiento cooperativo ahora alquilará solo 22.000 metros cuadrados dentro del predio.

En el pasado, según el directivo de CTC, Jorge González, los costos eran demasiados altos para funcionar a solo el 10% de su capacidad, como lo estaba haciendo.

El emprendimiento dará trabajo a unas 80 personas en producción, a los que se agregaran más potenciales puestos, ya que hay una decena de proyectos más en carpeta para desembarcar al nuevo parque industrial.

Metzen & Sena fue fundada en 1937. En diciembre de 2009 dio quiebra y paralizó su actividad, después de períodos en los que se hizo fuerte en la producción de cerámicas. Por ese entonces empleaba a 600 operarios y entró en concurso voluntario de acreedores con un pasivo cercano a los US$ 100 millones
En julio de 2013, tras cuatro años de inactividad, la fábrica volvió a funcionar impulsada por una cooperativa conformada por varios de sus empleados y un préstamo del Fondes de US$ 13 millones.
Sin embargo, las dificultades para poder exportar sus productos al mercado argentino, sumado a las que presentaba el mercado interno terminaron siendo un problema que complicó su viabilidad.  Pronto el grueso de su plantilla (unos 150 trabajadores) pasaron a seguro de paro rotativo que se fue renovando con el tiempo. Cuando comenzó su actividad el emprendimiento tenía tres unidades productivas dedicadas a revestimientos cerámicos de piso y pared, artefactos sanitarios y porcelana de mesa. En 2016, se interrumpió la producción de cerámica por problemas de rentabilidad.
 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...