Cargando...

Tecnología > ESTUDIO

La explosión de dos redes sociales en Uruguay en 2020 y otra mirada sobre la adicción "tech"

Los uruguayos han cambiado sus hábitos en redes sociales este 2020 según una encuesta: algunos expertos analizan los resultados

Tiempo de lectura: -'

28 de diciembre de 2020 a las 01:00

Anouk Rielo Castells - Especial para Cromo

Ha sido un año convulsivo para las sociedades, sobre todo a raíz de que un virus contagioso estableciese una nueva normalidad en la que las personas deben estar cada vez más distanciadas, pero cada vez más conectadas. 

Sin duda, la pandemia aceleró todo un proceso caracterizado, entre otras cuestiones, por unas relaciones virtuales cada día más en el centro del tablero. Incluso para los más jóvenes está siendo difícil adaptarse a esa nueva aplicación, a esa nueva función, o a esa nueva interfaz, y, al mismo tiempo que aumenta la complejidad de estas herramientas, también crece la necesidad de entenderlas si no se quiere perder el ritmo del mundo.

¿Cómo han cambiado estas relaciones virtuales en Uruguay en el último año? ¿Influyen cuestiones como la edad, el género o la clase social en el uso de las redes sociales? ¿Cuáles son las implicaciones de estas redes sociales emergentes para los más jóvenes? ¿Y para las empresas? Son muchas las incógnitas que rodean a este nuevo escenario que se está abriendo paso. El tiempo las irá resolviendo, pero de momento podemos aproximarnos a ciertas respuestas.

Menos Facebook, más TikTok

En un año, TikTok ha lo grado adelantar por la derecha a diversas redes sociales veteranas, compitiendo por el tercer puesto contra Twitter en cuanto a cantidad de usuarios. Así, a día de hoy, uno de cada 5 internautas uruguayos tiene cuenta en TikTok, se recogió el informe El perfil del internauta uruguayo 2020 elaborado por el Grupo Radar.

Instagram, que era la que venía ganando cada vez más usuarios, se estancó en el último año, manteniéndose aún por delante de TikTok y Twitter. Alain Mizrahi, director de Radar, explicó a Cromo que se puede deber al cambio en los perfiles de los usuarios de Instagram: muchos de sus heavy users (usuarios que acceden a la red y pasan mucho tiempo en ella) se volcaron a TikTok. 

Si bien Facebook sigue siendo la red más usada por los uruguayos, viene cayendo de forma lineal desde hace cinco años. En 2016, casi la totalidad de los internautas encuestados en este informe eran usuarios activos de esta plataforma, hoy son 7 de cada 10. Además, las personas que son usuarias de Facebook y de Instagram declaran estar usando más Instagram y menos Facebook que antes. 

Sin embargo, la mayor sorpresa para Mizrahi fue el quinto puesto en la carrera: Pinterest, que duplicó la cantidad de usuarios en un año, lo que está "directamente ligado a la pandemia", agregó. Y tiene un público sobre todo femenino: tres de cada cuatro son mujeres. Cuando los consultores preguntaron a las nuevas usuarias, la razón por la que empezaron a utilizar la herramienta, respondieron que, a diferencia de Instagram, en esta red social podías encontrar de todo sin seguir a nadie en particular: ropa, cortes de pelo, recetas, ideas de diseño o manualidades.

Menos Kim Kardashian, más "microinfluencer"

De momento, aunque TikTok pueda generar tendencias de outfits, música, o incluso formas de pensamiento, no ha modificado la estrategias de los influencers en cuanto a venta directa de productos, que se sigue concentrando en Instagram. Así lo ha declarado a Cromo Victoria Rodríguez, productora ejecutiva de Liu (agencia de marketing digital y creación de contenidos).

A partir de los datos que recabó Grupo Radar, el equipo de consultores estableció una hipótesis en cuanto a la evolución de la categoría de influencer. "Parecería que la gente tiende a seguir en Instagram menos grandes celebrities del mundo del cine, de la TV, del espectáculo; y más microinfluencers de áreas específicas que son de su interés, como el humor, la moda, la gastronomía, el diseño o la política. Esto es un dato importante para las empresas", afirmó Mizrahi.

En este sentido, Rodríguez, declaró que se está dando un "cambio de paradigma" en el ámbito de la publicidad, caracterizado por la necesidad de "reinventar de manera rápida y efectiva las estrategias para posicionamiento de productos". Utiliza a Kim Kardashian como ejemplo de influencer nativa que vende sus propios productos, frente a los "no nativos", a los que siguen "porque gustan de su talento y no de su lifestyle específicamente". En definitiva, Rodríguez considera que los grandes vendedores de marcas siguen siendo los grandes influencers, aunque acceder a ellos dependerá del presupuesto de las empresas. 

Un usuario cada vez más joven

Algo tienen en común TikTok y Pinterest, las aplicaciones que más han subido en cantidad de usuarios este 2020, y es que han crecido sobre todo entre los más jóvenesAsí, casi la mitad de los tiktokeros tienen menos de 20 años en Uruguay. Desde una perspectiva más general, los datos del Grupo Radar reflejaron una tendencia notoria a la alza de los menores de 6 años que son usuarios de internet. En 2013, en función de las respuestas de los adultos de la casa, se estimó que el 25% de menores de 6 años eran usuarios; hoy el porcentaje es de 77%.

En cierta medida, cada año baja más la edad de acceso a internet y a redes sociales. Se trata de un fenómeno que se viene dando "paulatinamente", pero que se ha acentuado durante la pandemia, explicó a Cromo el psicólogo Roberto Balaguer, docente e investigador de la cultura digital. Por una parte, la bajada se debió a que pasó a ser la única vía de socialización. Por otra, influyó que padres y madres necesitasen tiempo para el teletrabajo y el trabajo doméstico, y utilizasen esta plataforma como modo de entretenerlos (junto a videojuegos como el Among Us, que también pudieron cumplir estas dos funciones).

La bajada de la edad de acceso y el aumento del tiempo pueden ir de la mano de un incremento de riesgos en línea para niños y niñas. Sin embargo, un factor clave es entender que los niños tienen el potencial de generar estrategias para gestionar esos riesgos, tal y como se detalla en el Informe Kids Online Uruguay, publicado en 2018 por Unicef.  Así, a la hora de educar a los hijos en entornos digitales, el investigador Matías Dodel, psicólogo y sociólogo, señala como importante la idea de dejar un canal abierto en los momentos de poner reglas y limitaciones de uso "por si pasa algo negativo, que no se lo escondan".

También Balaguer considera que hay que empezar a acostumbrarse de que los modos de socialización de estas nuevas generaciones van a estar doblemente atravesados: por lo presencial y por lo virtual especialmente; y que, "más allá de sus bemoles, hay que aprender a poder convivir con ello de la forma más armónica, dándoles herramientas a niños y niñas para que se manejen lo más adecuadamente posible", afirmó. A este respecto, Dodel explicó la situación con una metáfora: de la misma forma que nunca dejarías a un niño o una niña sóla en la calle sin que haya aprendido cuestiones como mirar si vienen coches al cruzar y esperar que esté en verde, o no hablar e irse con extraños; también se debe tener este tipo de conciencia cuando navegan por internet.

¿Más adicción?

Más allá de los riesgos en línea, Balaguer explica que, a raíz de estas particularidades del contexto, se pudieron generar muchas más situaciones de exceso y sobreuso, e incluso de despertar algunas adicciones, especialmente para aquellos que ya estaban en el borde del "uso problemático o adictivo". En este sentido, no se debe perder de vista que estas plataformas pueden ser realmente adictivas, lo que hace que sea difícil la autorregulación, un fenómeno característico del mundo digital que trasciende la edad. Sin embargo, declara que el gran desafío es diferenciar el "uso" del "sobreuso" de las redes sociales. También Dodel señaló la necesidad de poner el acento en el "cómo" se usan, y no tanto en "durante cuánto tiempo" se usan. "Podés estar dos horas en YouTube aprendiendo de algo, o estar dos horas en YouTube entreteniéndote", afirmó. 

En este sentido, los datos de la encuesta del Grupo Radar revelaron una ligera bajada en la autopercepción de adicción o dependencia a las redes sociales. En 2019 el 16% de las personas encuestadas se consideraba totalmente dependiente (frente a un 11% este año), y el 36% nada dependiente (frente a un 40% en 2020).  "¿Realmente ha bajado la adicción a las redes sociales? ¿O es que, se ha incorporado tanto a la cotidianeidad, que ya no se percibe como tal?", se pregunta Mizrahi. Se trata de una incógnita que se queda abierta y a la espera de que surjan nuevas investigaciones que pretendan darle respuesta.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...