Cargando...
La atleta estadounidense Athing Mu con su oro en Tokio 2020

Opinión > COLUMNA/EDUARDO ESPINA

La magia del cuerpo en acción

Tokyo 2020 llega a su conclusión y deja detrás una estela de recuerdos para enmarcar

Tiempo de lectura: -'

08 de agosto de 2021 a las 05:05

Las olimpíadas de Tokio ya pertenecen a la memoria. Quienes las disfrutamos, las recordaremos con nostalgia. A los que tanto les dio las mantendrán lacradas en la indiferencia, como tantas otras cosas que pasan sin pena ni gloria por esta vida. En la capital japonesa hubo sobredosis de gloria. Yo me quedo con dos momentos que permanecerán en el recuerdo hasta el fin de mis días. Primero, el triunfo del atleta noruego Karsten Warholm en los 400 metros valla, batiendo un récord mundial que parecía imposible de superar, y estableciendo una nueva marca que seguramente permanecerá poco, pues Warholm es una bestia con alas en las piernas, por lo tanto, es posible que vuelva a bajarla. Nadie en la historia de la humanidad había corrido esa prueba en menos de 46 segundos. Lo imposible dejó de serlo. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...