Opinión > COLUMNA/VALENTÍN TRUJILLO

La normalidad de los raros

La antología de poemas uruguayos Los restos del naufragio, reunida por Francisco Álvez Francese, es una preciosa muestra de fineza y rescate de autores olvidados

Tiempo de lectura: -'

08 de septiembre de 2019 a las 05:00

Es extraña la belleza de Los restos del naufragio, una antología de poesía uruguaya que realizó el crítico literario Francisco Álvez Francese y acaba de publicar Pez en el Hielo en una muy cuidada edición, acompañada de imágenes de Gastón Haro. Se trata de un conjunto de 19 poetas (¿cifra casual?), en un amplio arco histórico que va desde el siglo XVIII hasta Marosa di Giorgio. En el medio, hay autores y poemas para todos los gustos, en desorden: Francisco Acuña de Figueroa, Enrique Casaravilla Lemos, Susana Soca, Amanda Berenguer, Esther de Cáceres, Jules Supervielle, María Eugenia Vaz Ferreira, Julio Herrera, Álvaro Figueredo, Emilio Oribe, Blanca Luz Brum, Delmira Agustini, Sara de Ibañéz, Jorge Medina Vidal, Fernán Silva Valdés y otros más. 

Son todos autores soberbios, tan notorios en su calidad como en muchos casos dejados de lado, ignorados, vaya a saber por qué, en esta lejana orilla del mundo. ¿Náufragos? El antólogo confiesa que le agrada recoger objetos que llegan a la costa, piedras, fósiles, caparazones. Lo ha hecho varios veranos seguidos en las costas de Rocha. “Si todo se disolvió, algo queda –dice Álvez Francese–, y es en ese momento, en ese lugar inventado, que me posiciono y desde ahí armé los textos: con fragmentos de cosas que fui recolectando durante los años”. 

Arguye que si hay poetas poco leídos hoy o poco valorados por la crítica de su tiempo se debe sólo al azar, aunque no niega que lo sedujo la idea de restablecer con el pasado un diálogo muy rico que se interrumpió, “a menudo por motivos mezquinos”. Al repasar la lista de autores, cada uno con su particular carrera, se corre el riesgo de agruparlos, una vez más, bajo el rótulo de “raros”. Para una respuesta precisa, Álvez Francese recordó un diálogo con la profesora y crítica literaria Alma Bolón, sobre esta especie de fascinación nacional por la rareza. Decía que lo raro, en realidad, es la propia literatura. “Es decir: la verdadera literatura siempre es rara y ‘lo normal’ es otra cosa”, afirmó. 

Existen líneas tan escondidas como notorias en la antología, una estructura invisible que envuelve todo el libro en climas. Bordea el nativismo, la fuerza telúrica y matrera de la palabra, el modernismo sonámbulo, la poesía más concreta de las décadas siguientes, las naturalezas muertas de la experimentación. También está la presencia de la noche, lo oscuro y escondido, por lo tanto, secreto. Otra veta interesante es la religiosa de algunos autores y los poemas seleccionados (De Cáceres, Acuña, Oribe, Figueredo, Medina Vidal, entre otros), una literatura que según el antólogo se revela a menudo como muy apta para la experimentación formal más arriesgada, de hombres y mujeres que ponían en juego una dimensión de la experiencia que a los otros no les interesaba: la dimensión del espíritu, de la trascendencia. “Todo eso fue dejado de lado por el positivismo, por el batllismo”, afirma el antólogo, “y pareció haber una especie de conjura silenciosa que lo que hizo fue tapar esas voces. Sin embargo, esas voces están ahí, si uno mira con atención y lo que dicen resuena muy hondo”.

Hay un doble mérito creativo de Álvez Francese –que estuvo en Montevideo un par de semanas para presentar el libro y participar en un coloquio de autores emergentes, y regresó a París, donde cursa una maestría en filosofía–. Por un lado, la minuciosa construcción de breves “párrafos” introductorios a cada autor, sutiles y con rumbos apenas sugeridos (deudores confesos de Roberto Appratto). Por otro, el gran acierto está en el conjunto global: en 108 páginas se puede entender una parte fundamental de la lírica nacional de los últimos tres siglos. ¿Y las ausencias? Pueden dialogar de forma silente con los que están. Los poemas de estos uruguayos esparcidos por la playa del tiempo y el olvido regresan con el libro a los renovados ojos de los lectores de una patria en contradicción. Por eso merecen leerse. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...