Fútbol > EL CANDIDATO

Larriera, trabajador, ofensivo, pero con números rojos

Mauricio Larriera es el gran candidato a convertirse en nuevo entrenador de Peñarol tuvo un gran 2014 con Racing pero luego no repitió a nivel local ni internacional

Tiempo de lectura: -'

24 de diciembre de 2020 a las 05:04

Mauricio Larriera es el gran candidato para convertirse en el nuevo entrenador de Peñarol. A pesar de que todavía hay otros nombres del plano local e internacional en carpeta de la estructura deportiva que ahora comanda Pablo Bengoechea, el exentrenador de Wanderers corre con la ventaja de no estar radicado en el exterior y tiene el perfil pretendido puertas adentro de los aurinegros.  

¿Cómo entrena? ¿Qué trato tiene con el jugador? ¿Cómo juegan sus equipos?

Referí consultó a Agustín Gutiérrez, delantero que fue dirigido en la mejor expresión futbolística que mostró Larriera como DT: Racing 2014. 

Allá llegó en enero como sucesor de Rosario Martínez que había sumado 15 puntos en el Apertura 2013. En el Clausura 2014, el Cervecero totalizó 24 unidades y se salvó del descenso al que quedaron condenados Bella Vista, Progreso y Central Español. 

"Es un entrenador muy ofensivo con una idea de juego bien clara que siempre trata de buscar el arco rival. Siempre nos decía: 'Si vamos a morir, vamos a morir yendo para adelante'. Estaba bien definido en sus ideas", comentó Gutiérrez, actual jugador de Rampla Juniors.

"La defensa la paraba lo más adelante posible, cuando se podía salir jugando se salía, pero siempre adaptándose al fútbol uruguayo. En Chile lo tuve en O'Higgins y pedía salir más jugando que pegar pelotazos. Siempre fue de la idea de jugar por abajo, rápido, con mucho juego por fuera con paredes falsas al estilo Carrasco. Obviamente yo fui un privilegiado de tenerlo", agregó.

"Era imposible salvarnos del descenso y nos salvó y en la siguiente temporada (2014-2015), hicimos 32 puntos y salimos vicecampeones", recordó Gutiérrez. 

"Entiende mucho al jugador como persona, eso es muy importante hoy, se terminó eso de no entender al jugador en lo personal ni tener ese tacto que hay que tener; es moderno en ese sentido", agregó. 

"Hace unos meses sonó en Nacional y ahora suena en Peñarol; eso ya te dice mucho del valor que tiene el trabajo de Mauricio", concluyó Gutiérrez. 

Los números fríos

Larriera, de 50 años, comenzó su carrera como entrenador en Paraguay, donde había llegado como ayudante de Gerardo Pelusso, tanto en Olimpia como en la selección guaraní. 

Debutó en setiembre de 2013 donde perdió sus cuatro primeros partidos y fue inmediatamente cesado: 3-0 con Libertad, 1-0 ante Capiatá, 2-1 frente a Nacional y 3-0 contra Guaraní.

En Racing tuvo intérpretes jóvenes, ágiles y de buena técnica, algo que potenció su propuesta: Jesús Tridande, Christian Tabó, Carlos Acosta y Diego Zabala, entre otros.

A comienzos de 2015, pasó a Defensor Sporting donde mejoró lo hecho en el semestre anterior por Fernando Curutchet (sexto con 21 puntos). Terminó cuarto con 27 unidades y el equipo se ubicó quinto en la Tabla Anual clasificando a la Copa Sudamericana.

De ahí emigró a Al Wakra de Catar donde dirigió la temporada 2015-2016, se salvó del descenso y arrancó la siguiente pero fue cesado con el equipo en zona de descenso, hecho que se terminó consumando pese al cambio de timón.

En el segundo semestre del año 2017 estuvo en Godoy Cruz donde duró 15 partidos llegando a cuartos de final de la Copa Argentina y dejando al equipo en zona de clasificación a Copa Sudamericana. Dirigió la revancha de octavos de final contra Gremio, perdió 2-1 de visitante y quedó eliminado. Gremio terminó campeón. 

“Hay una frase a la que me adhiero siempre que dice: ‘A veces tenemos éxito y otras veces aprendemos’. Eso significa que en este caso en algunas cositas he tenido éxito. Ojalá haya dejado una huella en algunos rubros. Y en otros rubros tendré que aprender, porque yo no fracaso nunca. Fracasar es no intentarlo, y yo intenté”, dijo el día de su partida del equipo mendocino. 

Si bien no fue mala la campaña en la Copa Argentina, el equipo quedó dolorosamente eliminado: le ganaba 2-1 a Rosario Central con un hombre de más pero perdió 3-2. ). "Fue un quiebre en la confianza y la motivación entre el plantel y cuerpo técnico. Nunca nos levantamos de esa caída", admitió. 

Menos próspero fue su pasaje por O'Higgins de Chile. Sucedió a Gabriel Milito. Ganó en el debut y luego acumuló siete partidos sin triunfos con un solo empate. 

Eso marcó su retorno al fútbol uruguayo. El año pasado sucedió a Marcelo Méndez en Danubio para dirigir el Clausura. El equipo terminó 13º en una mala campaña. 

Este año, en Wanderers, arrancó a todo tren pero tras ganarle a Peñarol, quedar puntero y generar la salida de Diego Forlán el equipo se derrumbó y no volvió a ganar. El bohemio terminó séptimo. 

Contra los grandes

Racing 0-2 Nacional, Clausura 2014
Racing 1-1 Peñarol, Clausura 2014
Nacional 2-0 Racing, Apertura 2014
Peñarol 2-3 Racing, Apertura 2014 (Peñarol, que le ganaba 2-0, era dirigido por Paolo Montero)
Defensor Sporting 0-0 Nacional, Clausura 2015
Peñarol 2-0 Defensor Sporting, Clausura 2015
Nacional 0-1 Danubio, Clausura 2019
Peñarol 2-0 Danubio, Clausura 2019
Wanderers 2-2 Nacional, Apertura 2020 (levantó un 0-2)
Peñarol 0-2 Wanderers, Apertura 2020

Los números finos 

Sol de América 2013: Cuatro partidos perdidos. 

Racing 2014: 17 partidos ganados, cinco empates, ocho derrotas, 51 goles a favor, 44 en contra. Ganó el 61,15% de los puntos disputados. El equipo fue séptimo y vicecampeón. 

Defensor Sporting 2015: 7 partidos ganados, 6 empatados y 2 perdidos. 20 goles a favor y 16 en contra. Ganó el 60% de los puntos disputados. El violeta terminó cuarto. 

Al Wakra 2015-2016: 9 partidos ganados, 5 empatados y 20 perdidos. 41 goles a favor, 59 en contra. Ganó el 31,3% de los puntos disputados. El equipo fue 11º en la primera temporada, pasó una sola fase de la Copa del Príncipe y estaba en zona de descenso cuando lo cesaron en la temporada 2016-2017. 

Godoy Cruz 2017: 7 partidos ganados, dos empatados y seis perdidos. 24 goles a favor y 22 en contra. Ganó el 51,1% de los puntos. 

O'Higgins 2018: Un partido ganado, uno empatado y seis perdidos. Ganó el 16,6% de los puntos. 

Danubio 2019: 3 partidos ganados, 4 empatados y 8 perdidos. 14 goles a favor y 21 en contra. Terminó 13º. Ganó el 28,8% de los puntos. 

Wanderers 2020: 5 partidos ganados, 5 empatados y 5 perdidos. 16 goles a favor y 16 en contra. Terminó séptimo. Ganó el 44,4% de los puntos disputados. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...