Economía y Empresas > Coyuntura regional

Las cuatro medidas del gobierno para protegerse de las turbulencias regionales

El Poder Ejecutivo mantiene optimismo sobre proyecciones económicas, aunque ya tomó medidas para amortiguar el shock

Tiempo de lectura: -'

11 de septiembre de 2018 a las 05:04

Las dificultades que atraviesa la región habían sido hasta ahora un dato de la realidad que el gobierno mayormente se limitó a monitorear.  

Pero en las últimas semanas el escenario cambió para peor y con ello el Poder Ejecutivo parece ensayar las primeras reacciones con medidas que buscan paliar posibles efectos negativos sobre la economía uruguaya.

De todas formas, el discurso sigue alineado a trasmitir confianza. Este lunes el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori expresó que por el momento no se prevé modificar las proyecciones económicas con las que se elaboró la última Rendición de Cuentas.

 “No es bueno modificar metas en medio de la turbulencia.  (...) No es momento de modificar proyecciones sobre el futuro. Hay que esperar un poco más, ver cómo van evolucionando los acontecimientos que son muy dinámicos y en función de eso decidir si se modifican o no”, afirmó el ministro.

El gobierno mantiene su proyección de crecimiento de 2,5 % para 2018 y 3,3% en 2019, a diferencia de la mayoría de los analistas privados que tienen pronósticos menos optimistas, dada la desaceleración de  Argentina y Brasil.

Tras la reunión de gabinete el jerarca habló sobre la situación del comercio fronterizo y también sobre competitividad, al tiempo que repasó algunas medidas que se están implementando

1 Compras controladas

La Dirección General de Aduanas definió que cada persona pueda ingresar hasta 5 kilos de alimentos desde Argentina. 

En los últimos días se incrementó el cruce de uruguayos desde Fray Bentos, Paysandú y Salto para hacer compras y cargar combustible en localidades del vecino país, como Gualeguaychú, Colón y Concordia.

Con esta medida se busca evitar que los comercios uruguayos vean afectadas sus ventas. Una disminución significativa de la actividad puede impactar, por ejemplo, en el empleo.

2 Naftas

Además, desde este miércoles 12 de setiembre el precio de venta de la nafta tendrá una rebaja de 24% de Imesi (hoy es de 8%) en las estaciones de servicio ubicadas en un radio máximo de 20 kilómetros de los pasos de frontera con Argentina.

La medida regirá inicialmente por un mes cuando se volverá a analizar la situación por parte del gobierno.

La brecha de precios a un lado y otro de la frontera se amplió en los últimos días tras la fuerte devaluación del peso argentino.

La misma bonificación de 24% está vigente desde julio en Chuy, Río Branco, Aceguá, Rivera, Artigas y Bella Unión desde julio.

3 Descuento de IVA

La devaluación argentina llevó a que el gobierno decidiera reimplantar la rebaja de 22 puntos de IVA a los turistas que lleguen al país desde el exterior, con el objetivo de captar en especial a turistas de la vecina orilla.

Lea también:Gobierno intenta trasmitir confianza, pero cae en el error de negar la realidad

Entre los operadores privados se coincide en que será necesario realizar más esfuerzos, para que los visitantes efectivamente gasten una vez estén en el país. La exportación de servicios a través del turismo aparece a priori como el principal canal de contagio de la crisis argentina para la economía uruguaya.

4 Tipo de cambio

En el frente cambiario el Banco Central (BCU) anunció el miércoles pasado una operación de recompra de Letras de Regulación Monetaria (LRM) en pesos por un valor nominal de hasta $ 30.000 millones (unos US$ 900 millones).

Los agentes que participen tendrán la posibilidad de cobrar los  títulos vendidos al BCU en dólares. Con ello se busca evitar que los inversores pasen por el mercado de cambio. La medida que equivale a una intervención cambiaria (venta de dólares) busca suavizar la suba del tipo de cambio tras la fuerte volatilidad observada en los últimos días.

Un aumento brusco del dólar se trasladaría a los precios y empujaría la inflación muy por encima del rango meta de entre 3% y7%. El último dato fue de 8,3% en los 12 meses cerrados a agosto. Ese escenario no favorecería a las negociaciones salariales que se desarrollan bajo un esquema de aumentos nominales decrecientes.

Tanto Astori como el presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara ratificaron la política cambiaria en los últimos días.

Pero hay otro frente abierto que es el de la competitividad. Desde los sectores exportadores se pide que se deje subir libremente el dólar para no seguir perdiendo posiciones con otros competidores.

“Hay un concepto muy antiguo de competitividad que aconseja  procurar aumentarla con tipo de cambio alto y salarios bajos. No compartimos ese criterio. Y preferimos concentrarnos en los factores durables como innovación, incorporación de conocimiento, eficiencia y productividad que es lo que realmente mejorar la competitividad del país”, dijo Astori el lunes.

Los free shops bajo la lupa

Por otro lado el gobierno sigue negociando con su par brasileño  un protocolo en común sobre compras en free shops a uno y otro lado de la frontera.

La nueva normativa brasileña -que habilita a abrir free shop en ese país- estipula que sus ciudadanos podrán gastar como máximo US$ 150 en los free shops extranjeros. En cambio, en los comercios libres de impuestos de Brasil tendrán permitido gastar hasta US$ 300.

Actualmente los brasileños pueden comprar por US$ 300 en los free shops uruguayos sin tener que pagar impuestos, por lo que el recorte  tendrá efectos negativos  en las tiendas locales.

En ese contexto el gobierno busca ampliar la franquicia de productos que los uruguayos pueden ingresar desde Brasil hasta un máximo de US$ 300 (hoy es de US$ 150) a cambio que el gigante norteño no baje el tope de gasto que los brasileños puede hacer en Uruguay.

Otra de las asimetrías que se estudia ajustar es el hecho de que los uruguayos también puedan comprar en las tiendas de frontera, cosa que la legislación nacional hoy no permite. Eso los deja en desventaja a los comerciantes locales porque los uruguayos también estarán habilitados a gastar en los nuevos free shops brasileños.

En tercer lugar se  busca ampliar en 30 ítems la lista de productos que se pueden vender del lado uruguayo y también actualizar lo que se puede comercializar por este régimen. Esto para equiparar criterios porque Uruguay se maneja con una lista positiva (solo puede vender lo que está en la lista) y Brasil lo hace con listas negativas (se puede vender todo menos lo que está en la lista).

También se quiere cambiar la modalidad con la que los comerciantes tienen que pagarle un canon al Estado por lo que venden. Actualmente, se paga antes de que se venda la mercadería, es decir cuando sale del depósito fiscal. El gobierno apunta a negociar con Brasil para que se pueda pagar después de que se vende. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...