Cargando...

Economía y Empresas > Relaciones comerciales

Cuáles son las reformas que Uruguay debería encarar para atraer inversiones

Según director ejecutivo de Ceres, el país ya tiene el consenso político suficiente como para avanzar en políticas que permitan al país "jugar en la A" y que los inversores "no choquen con números que no dan" 

Tiempo de lectura: -'

08 de abril de 2022 a las 05:01

El Uruguay tiene un gran potencial para negociar con el mundo árabe y atraer inversiones pero necesita mejorar sus condiciones de productividad interna. Con estos deberes hechos, el gobierno debe avanzar en su agenda de apertura al mundo para potenciar el desarrollo del país.

Para el director ejecutivo del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), el economista Ignacio Munyo, Uruguay puede vincularse con el mundo árabe de buena forma porque “tiene capacidad pero debe prepararse e invertir para jugar en la A”.

En ese sentido, Munyo dijo en entrevista con El Observador que “en la medida de que no hay aranceles y no es necesario avanzar con un TLC, la pelota la tiene el sector privado y tiene que hacer el gol”.

No obstante, el director ejecutivo de Ceres sostuvo que el Uruguay “debe ser consciente que competir implica estar en condiciones de competir, ser competitivo” y que en ese sentido el país “genera mochilas pesadas para producir y ser productivo”. Ahí hay que trabajar, hay una agenda pendiente que tiene que ayudar al interés internacional a venir al país con la productividad interna del Uruguay para que ese interés se termine de concretar”, apuntó. 

Con las condiciones actuales, Munyo entiende que muchas inversiones “van a venir” a Uruguay, “van a explorar, hacer números, consultar con los locales y se van a dar cuenta que no les va a cerrar lamentablemente”.

Para el economista, “mejorar los niveles de competitividad” significa “tener mejores o más eficientes servicios públicos, sistemas de transporte interno, sistemas de infraestructura, niveles de capital humano para poder contratar en distintos sectores con niveles de sofisticación elevados y mejores relaciones laborales que se adapten a las necesidades actuales” descartando “una regulación laboral que ha quedado un poco añeja en algunos aspectos”. Y agregó: “Si tuviéramos todo ese paquete, seguramente se concretarían muchas más inversiones que las que se van a concretar de todas formas”.

En la misma línea también se había manifestado la secretaria general de la Unión de Exportadores del Uruguay (UEU), Teresa Aishemberg, quien luego de su visita a Dubái, en diálogo con El Observador, insistió en la necesidad de que Uruguay baje los costos del país para “mantenerse y hacer sustentable en el tiempo la exportación” ya que lo importante no es “hacer récord de exportaciones una vez sí y otro año no, sino que hacerlo todos los años”. “Parar eso que dependemos de precios internacionales. Cuando están altos ok pero, cuando no están altos, tenemos que poder exportar con precios adecuados a la demanda, entonces hay que hacer un trabajo en el país para bajarlo”, sostuvo.

Hay consenso, ahora se debe avanzar

Según Munyo, hay alineación entre los programas de los cinco partidos políticos que integran la coalición multicolor en lo que refiere a avanzar en reformas que permitan al país volverse más competitivo. “Es cuestión de ejecutarlos. Eso es lo que se necesita desde el lado interno para que aquellas inversiones que cada vez miran más a Uruguay como atractivo en el mundo no choquen con números que no dan”, expresó.

Al ser consultado sobre si es necesario buscar un consenso amplio con los partidos de oposición en el Parlamento, el director ejecutivo de Ceres expresó que “hoy hay una mayoría parlamentaria amplia de 60%” por lo tanto “más allá de buscar un pacto con la otra parte, dentro de la mayoría del gobierno ya están dadas las condiciones para avanzar”. De todas formas indicó que si se alcanza un pacto nacional, mejor.

Uruguay está entre la inercia y el despegue, una inercia que nos lleva lentamente o mirar la pista y finalmente terminar de despegar y transitar una nueva senda de crecimiento y desarrollo sostenible. Están dadas las condiciones para ello pero dependen en gran parte de nosotros, que podamos internamente estar a la altura del desafío que nos da hoy el mundo, mirándonos como un país en el cual invertir, en el cual confiar y entonces hay una gran oportunidad con EAU y el mundo árabe en general que es un mercado que hay que estudiar, trabajar y ahí hay un foco porque ese mercado va a seguir creciendo en los próximos años y se complementa mucho con nosotros”, señaló.

Munyo volvió a insistir en la necesidad de ir hacia el mundo árabe con prioridad por sobre otras opciones ya que “no hay que pedirle nada a nadie ya que lo bueno del Medio Oriente –que es mejor incluso que China– es que no tenemos que hacer un TLC, tenemos que ir y generar relaciones comerciales, sin pedirle permiso absolutamente a nadie”.

“Está bien China, ojalá tengamos el TLC, es el camino. También es muy importante que Uruguay pueda pedir la solicitud como miembro del Comprehensive and Progressive Agreement for Trans-Pacific Partnership (CPTPP) que está abierta la puerta para hacerlo”, dijo el economista pero agregó: “insistimos permanentemente en que los empresarios uruguayos miren al mundo árabe como un destino futuro que va a crecer y que va a complementar nuestra producciones y nuestras necesidades”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...