Cargando...

Espectáculos y Cultura > 100 AÑOS DE LA RADIO EN URUGUAY

Las voces de la radio: anécdotas y 100 años de compañía en la voz de 10 conductores

Periodistas, locutoras, relatores y conductores de radio reflexionan sobre el medio en su centenario

Tiempo de lectura: -'

05 de noviembre de 2022 a las 05:00

Hace 100 años que la radio uruguaya llega a los oídos de los oyentes de todas las edades, en todos los rincones, con diferentes propuestas. Desde hace 100 años, cada vez que alguien aprieta un botón, una voz entra en su vida.

En el aniversario, Luces se acercó a aquellas voces que suenan en la radio local para consultarlas sobre su vínculo y su visión del medio.

Cristina Morán, Paula Scorza, Alberto Kesman, Patricia Madrid, Gonzalo Cammarota, Rosario Castellanos, Valeria Tanco, Gustavo Rey, Alejandra Volpi y Orlando Petinatti respondieron al cuestionario.

Las preguntas:

1. ¿Por qué los uruguayos tienen un vínculo tan estrecho con la radio?

2. ¿Cree que el medio tendrá que adaptarse para enfrentar los próximos años?

3. ¿Cuál es su recuerdo más querido vinculado a la escucha o al trabajo en el medio?

Cristina Morán

*Actriz, locutora y periodista uruguaya

1. Vivimos en una sociedad avejentada y somos muchos los mayores que tenemos la radio incorporada desde la niñez. Y la fuimos pasando, transmitiendo esa pasión a las nuevas generaciones; muchas la recibieron y son oyentes constantes, otros van a la música, van al ruido, otros van a la paz, van a la a la polémica, van a la información, porque por suerte hay de todo y hay a quienes no les llega la radio. Tenemos una radio que se adaptó, que se reinventó cuando la televisión la atacó a mansalva y estuvo gravemente herida, que sigue manteniendo ese misterio, esa magia que ningún otro medio tiene. Aún despierta mucha curiosidad. No estoy de acuerdo cuando hay cámaras en los estudios de radio, porque mata todo eso. La radio es la radio. Tiene su lenguaje y su idioma, su forma de ser. Amo la radio por sobre todo. Fue mi comienzo.

2. Se va a tener que adaptar como ya lo hizo en 1950 y 1960. Allí reflotó, se reinventó. Como los cines, aquellas salas como el Censa que albergaba dos mil personas y todas se transformaron en salas pequeñitas con el streaming y los medios tecnológicos comiéndose todo. 

3. Descubrí mi profesión, la comunicación —luego vino la actriz, la conductora, la periodista—, por la radio. En casa, al igual que en todas las casas, lo único que teníamos era radio para escuchar, y ahí sentí que era lo mío porque me gustaba no tanto la música, sino las voces. Me quedaba al lado de mamá cuando escuchaba el radioteatro de la una y media de Carve y ahí se despertó mi vocación. Cuando me presenté al concurso de Carve sabía lo que quería y que iba a ganar. Cuando vi el micrófono dije “Esto es lo mío”. Amo la radio. El otro día, saliendo del teatro, una señora de 58 o 59 años me dijo “Yo era niña y a usted la recuerdo cuando hablaba cinco minutos a las 6 menos 5 por Carve”. ¡Fíjate lo que me dice! Bueno, eso es la radio.

Paula Scorza

*Periodista y conductora de Paren todo (El Espectador)

1. No estoy segura de que sea algo de uruguayos. Siento a la radio como algo más universal, único en su formato. La radio siempre está. Y el vínculo que se genera entre conductores y audiencia es incomparable. Es una forma de cercanía en la que de a poco te vas conociendo con el que está del otro lado. Un día te das cuenta de que sabés mucho de la vida del que te está contando las noticias porque hace años que escuchás su voz, y alguna vez abrió una pequeña puerta a su privacidad. Lo mismo al revés; la voz de la radio empieza a conocer al que está del otro lado. Sus gustos, sus molestias, sus reclamos, sus chistes. Y todo eso sin verse la cara necesariamente. Magia pura.
 
2. Creo que la radio ya está adaptada en muchos casos. Algunas lo hacen con todos sus contenidos, otras aún no pero seguro lo terminarán haciendo porque hacia eso vamos desde hace tiempo. De a poco el formato fue creciendo en las plataformas y sus contenidos están online de distintas formas. Las columnas, los espacios de debate, los programas enteros. El oyente puede elegir cómo y cuándo escuchar lo que le interesa si no pudo hacerlo en vivo y ahí está la clave de que la radio siga teniendo su peso y su arraigo.
 
3. El recuerdo más querido es el de todos los días desde, por lo menos, la adolescencia. Con la radio empecé a vivir la música, a grabar las primeras canciones, a elegir los primeros programas para escuchar. La radio es lo primero que aparece cuando me levanto, mientras voy a trabajar, es el lugar en el que me refugio, en el que me informo y en el que tengo la grandísima suerte de trabajar cada día.

Alberto Kesman

*Periodista deportivo y relator (Radio Universal)

1. La radio es la compañera ideal; cuando una persona está sola o no, la radio siempre está. Además, en materia informativa no hay nada más espontáneo, ni la televisión ni los diarios. Hoy las redes sociales quizá tengan esa espontaneidad, pero cuando vas en un auto manejando, por ejemplo, o en cualquier lugar donde estés imposibilitado, vas a ir pegado a la radio para saber qué está sucediendo.

2. Hoy todo es digital, satelital, todo es Internet. Ese tipo de desafíos son los que la radio tiene por delante: los aspectos tecnológicos. Más allá de eso, no hay nada para inventar: información, música, acompañar. El invento está. ¿Qué otra cosa puede hacer que no sea musicalizar su programación, ser un programa periodístico, de entrevistas, informativo, ser una radio deportiva que transmita fútbol, básquetbol o se dedique a esas actividades? Otra cosa no hay. Hoy la tecnología te permite, sin tener un transmisor con potencia, llegar a cualquier parte del mundo. En eso ya más o menos la radio se está adaptando. 

3. Soy relator de fútbol. El 1º de octubre pasado cumplí 50 años en Universal y en octubre cumplí 55 años en la radio. Mis recuerdos están asociados a los grandes triunfos que pude transmitir del fútbol uruguayo, fuera Copa América o de los equipos grandes en copas internacionales. También he transmitido unas cuantas copas Américas ganadas por Uruguay a nivel de mayores y de juveniles. Desde el año 1972, esas conquistas las he transmitido todas. Esos son los recuerdos imborrables que esta carrera va dejando con los años.

Patricia Madrid

*Periodista y co-conductora de Así nos va (Radio Carve)

1. La radio como medio lleva a que se produzca ese tipo de vínculo. La radio y sus contenidos te pueden acompañar a lo largo de toda la jornada. No precisás “instalarte” para escuchar —como ocurre con la televisión o con un libro—, es accesible (más hoy con la diversidad de dispositivos) y no tenés que pagar para informarte o entretenerte. Estos aspectos, entre otros, generan a lo largo del tiempo un vínculo de fidelidad entre una emisora y sus oyentes.
 
2. ¡Sin dudas! Todos los medios de comunicación tienen que estar en alerta y dispuestos a transformarse para alcanzar a sus audiencias. En el caso de la radio, creo que esas transformaciones que vendrán no podrán olvidarse de la esencia misma del medio, que es la de "acompañar" a los oyentes.

3. La primera vez que un oyente (sin vínculo de parentesco, ¡ja!) me dijo: “Te escuché en la radio”. Hacer Así nos va todos los días es un precioso privilegio.

Gonzalo Cammarota

*Co-conductor de Justicia Infinita (M24)

1. No tengo elementos para decir que sea algo particular de los uruguayos, en Argentina pasa algo bastante parecido, aunque no sé en el resto del mundo. Lo que siento es que la radio es un acompañamiento. Te conecta mucho con la realidad en la que estás, te exige o te pide lo que vos quieras entregar, porque tenés desde propuestas musicales donde solo tenés que estar escuchando música, hasta propuestas que van de a poco teniendo una mayor intervención de conductores, hasta programas como los que yo hago que son básicamente hablados, con muy poquita música y que exigen más atención, pero de alguna forma también acompañan. Otro elemento importante es que te conecta con la comunidad.

2. El vínculo entre un emisor y un receptor de un mensaje va a existir siempre. Hay muchas visiones apocalípticas del futuro del medio como tal, pero creo que siempre va a existir ese vínculo de alguien contando algo y otro escuchándolo. Ese acompañamiento es necesario y quizás cada vez más. Sí creo que ha ido mutando, porque a medida que las herramientas tecnológicas se desarrollan, y las plataformas permiten otras cosas, se ha democratizado mucho. Y sí, la radio mágica, con esa voz que no tiene cara, se ha ido perdiendo. Como todo en la vida, las cosas van cambiando. Este año, por ejemplo, empecé a experimentar con la plataforma Twitch, y siento que es muy parecido a hacer un programa de radio. De hecho, tiene un montón de ventajas. Cuando lo hago solo hay un acompañamiento mutuo, como una retroalimentación con el que te está viendo y escuchando. Muchas veces la gente no te está viendo, solo te está escuchando , y cuando compartís alguna imagen o estás haciendo algo que la gente quiere ver, prende la cámara. Me parece que son herramientas que no vienen a matar la radio en absoluto, vienen a brindarte otras herramientas que la hacen mejor.

3. Tengo la suerte desde hace 20 años de trabajar con personas que respeto muchísimo y que además son amigos y amigas. Por lo tanto, todos los años voy acumulando hermosos recuerdos. Me siento muy afortunado por lo que hago y por mi trabajo en radio. Los viajes, las bajadas, salidas a hacer el programa en distintas partes de la ciudad, del país, del mundo, son todas experiencias muy disfrutables. Como oyente, me marcó muchísimo Daniel Figares, sobre todo en su etapa de Rompkbzas, cuando estaba con Daina Rodríguez. También El subterráneo. Algunos rankings de música, ese momento que tenías que estar atento escuchando para oír la canción que querías. Así que lo tengo bastante repartido. Disfruto mucho de la oportunidad que me ha dado la radio de desarrollarme como profesional. Y poder trabajar con los grupos humanos y las personas con las que he trabajado.

Rosario Castellanos

*Movilera de En perspectiva (Radiomundo)

1. La relación con la radio se da porque te puede acompañar donde estés o vayas. 

2. Siempre hay que adaptarse, porque el medio cambia y los oyentes también.

3. Mis más queridos recuerdos tienen que ver con los móviles y los viajes al interior y el extranjero. Eso me permitió el contacto con personas y realidades que no hubiera conocido sentada en el estudio. Nunca tuve un lugar físico en la radio, mi medio siempre fue la calle y el celular, obviamente.

Valeria Tanco

*Conductora de A ritmo de Tanco (Radio Carve)

1. La radio nos refleja, es nuestra. No hay enlatados ni productos extranjeros, estamos nosotros exclusivamente ahí. Lo que pasa en el mundo, a nivel local en las ciudades, en los pueblos y donde sea está en la radio con nuestra propia mirada y voz. Y desde que están las radios portátiles, llega a donde esté el oyente. La radio crea comunidad, es un medio de ida y vuelta. Los oyentes son parte fundamental en su construcción. No creo que haya otro medio que permita ese diálogo fluido y ese sentido de pertenencia y protagonismo. Y, por último, algo que tomo de la historiadora Mónica Maronna, y es que en el comienzo de la radio en Uruguay se dedicó a lo que ya era popular para ganar adhesión. Entonces están el fútbol, el carnaval, la música nacional, el teatro y la política desde un inicio.

2. Creo que ya está transformándose. La radio se transmite por streaming con cámaras y por redes sociales también. Soy muy vieja guardia en eso, me gusta la magia del sonido y como oyente no me gusta ver los programas de radio. Considero que el camino más claro de adaptación, que también se está transitando, es poder tener los contenidos segmentados para consumir a demanda, en webs amigables con el usuario, en fragmentos para las redes sociales, etcétera.

3. El trabajo en la radio es un privilegio para mí. No puedo elegir un recuerdo en particular, a riesgo de sonar a lugar común, me ha enriquecido cada espacio, cada intercambio, cada momento. Mi recuerdo más querido en la escucha es que, siendo niña, cuando iba a dormir a la casa de mi tía Laura Hopenhaym, gran oyente de radio, me daba el gusto de dejarme dormir con ella en su cama. Y ella dejaba la radio prendida toda la noche. Nos dormíamos escuchando radio, y recuerdo esas voces de programas nocturnos y me llevan a uno de los mejores y más amorosos lugares de mi infancia. Y mi tía fue la responsable de mi amor a la radio, por lo que le voy a estar eternamente agradecida.

Gustavo Rey

*Periodista y conductor de Espíritu Libre (Radio Cultura) 

1. El vínculo tan estrecho es porque, primero, son 100 años, pero la radio acompañó gran parte de la vida social, política y deportiva uruguaya. No hay que olvidarse de los mundiales, de que Uruguay tiene una tradición, una identidad en el relato deportivo que se ha estudiado acá y en el exterior, ha sido una escuela de relatores. Una vez, estando en Colombia, me llamó la atención que varios periodistas, hace muchos años, hablaban de las transmisiones de fútbol uruguayas y de sus relatores. Pero si salimos del fútbol y vamos a la política, nuestra tradición de la política vinculada a los medios ha sido muy grande en acompañar las identidades partidarias, pero también acompañando hechos sociales claves: plebiscitos, elecciones, debates. Uno de los primeros debates, saliendo de la dictadura, en los 80, se hizo en radio, en Emisora del Palacio, y después se llevó a la televisión. Entonces, la radio es un medio que fue muy inmediato y acompañó la vida de las personas y tuvo una gran cercanía. Por eso es el vínculo. La palabra es la compañía, a partir del humor, la música y de los hechos políticos.

2. El tema es si adaptarse es hacer lo que todos hacen, porque lo tenemos que hacer por la tecnología que hoy es necesaria y por el que se accede a los medios, entonces una radio tiene que tener página web, videos, algunas tienen cámaras para mostrar lo que está pasando en el estudio, muchas tienen distintas redes sociales, algunas ya son multimedia, pero también lo eran antes. Muchas radios tienen sus podcasts. Eso es parte de la adaptación, aunque quizás no es suficiente. Si es tan importante que la radio te acompañe y todo pasa a ser contenidos grabados, no es lo mismo. Un podcast te acompaña, sí, pero el sentido del vivo es la gran compañía. ¿Qué es una radio hoy, que es un canal hoy? Ahora en Argentina surgieron nuevas propuestas que llegan a la franja joven y adolescente, como Luzu TV. Y no importa tanto la discusión de si es radio o es televisión, son programas que gustan. Esa es otra distinción para la que estar preparado. Un diario ya no es solo el papel, que sigue existiendo, también te permite informarte por otros canales. El fenómeno del podcast, que empieza de forma particular, que es porque los medios de transporte que se movían por túneles no permitían captar las radios, es también un fenómeno que toma la edición y el lenguaje sonoro de la radio y acompaña, te entretiene y te informa, con la distinción de la escucha a demanda.

3. Mi recuerdo más querido es haber entrevistado a mucha gente. Hace poco me acordé, por el centenario de su nacimiento, de China Zorrilla. O de haber conversado con los Redonditos de Ricota cuando anunciaron que el Indio Solari dejaba de tocar. O haber entrevistado a Eduardo Mateo. A los presidentes. Pero el más querido, aunque parece un lugar común, es haber conocido a miles de oyentes cara a cara. La radio no es un medio visible, pero es un medio cargado de afectos.

Alejandra Volpi

*Operadora locutora en FM Like 91.9

1. Los uruguayos siguen siendo conservadores en el consumo de contenidos en radio y, es más, en general el uruguayo tiene su radio favorita de AM y de FM, y la deja clavada ahí en el dial. La radio es costumbre y tiempo. Es decir, el oyente se habitúa a una voz, a un estilo, a un espacio en determinado horario. Y a vos, que estás al aire, te lleva tiempo que las personas te reconozcan, adhieran a tu propuesta y estén allí todos los días. En la radio, a diferencia de la televisión, descubrirte lleva constancia y tiempo. Juega un papel importante también la imaginación, aunque hoy los locutores estamos en las redes sociales de la radio. Al uruguayo lo sigue atrayendo la comunicación en vivo, que le hablen, y ser parte.

2. Las radios se han adaptado porque hoy las podés escuchar online desde cualquier parte del mundo, no solamente por aire, lo cual determina que haya mayor competencia pero también un alcance infinito. Hoy al oyente tenés que ofrecerles más, un plus, tenés que tener presencia en redes y ofrecerles información de sus artistas, entrevistas con ellos, regalos, interacción, preguntarles cosas. Por otra parte, hoy se buscan voces y estilos más frescos para FM, ya aquello de impostar la voz de forma acartonada y de estar guionado y cronometrado no corre más. Creo que aunque la evolución tecnológica lleve a cambios en ese terreno, el factor que seguirá siendo determinante en las radios será el humano, porque justamente eso es lo que no encontrás en Spotify. 

3. Tengo varios recuerdos que me marcaron profundamente. Uno de ellos, fundacional para mi carrera, cuando tenía 16 años estaba en la puerta del hotel donde se hospedaba Ricky Martin y lo que quería era conocerlo para agradecerle la gran inspiración que había sido en mi vida. Entonces vi que los que entraban a hablar con él eran periodistas y me dije: “Tengo que hacer eso”. Cuando tenía 15 años había pisado por primera vez una radio con quien era la presidenta del fans club, yo no tenía ni idea de que estar en una radio me marcaría para siempre. Se trataba de Musicalísimo, de Abel Duarte. No sabía ni que existía ese programa, y fue la primera vez que hablé al aire leyendo un poema sobre mi ídolo. Lo cierto es que a los 17 ya estaba trabajando en medios. Y fue 17 años después de aquel momento del hotel que pude entrevistar a Ricky Martin por teléfono para el diario El País y contarle cómo fue todo este proceso. Él se conmovió tanto que me invitó a darnos un abrazo en Punta del Este, donde hizo un concierto en el año 2014. Cumplí mi sueño 17 años después de la mejor manera posible.

Orlando Petinatti

*Conductor de Malos Pensamientos (Azul FM)

1. El vínculo con la radio es —más allá de la nacionalidad— con la gente que siente que la radio es una compañía, que además informa, entretiene y llena de música, palabras y alegría, en cada lugar que estés, en el auto, en el ómnibus, en el trabajo, en casa, y por eso la radio es insustituible. Tenés a la persona que te cuenta cosas, tenés las noticias, tenés la música y tenés al tipo que te cambia el estado de ánimo con solo encender el aparato o, como si fuera poco, también en el teléfono. Y es un vínculo tan estrecho porque, como todo en la vida, se aprende de chico, y en casa siempre hubo una radio encendida.

2. Desde siempre y hoy más que nunca, el valor de la radio lo dan sus contenidos. Cuanto más originales, genuinos y cercanos sean, la audiencia siempre estará. Más allá de eso, siempre hay que estar adaptándose sobretodo a los cambios tecnológicos. Cuando arranqué con Malos Pensamientos hacíamos el contenido en cassettes, cinteros y cartuchos, luego en mini CDs, DATs, y así acompañamos los avances, no solo en tecnología, sino también en contenidos. De hecho, cuando nadie utilizaba frases y palabras como efectos de sonido, creamos ese estilo o impusimos a Hércules como un personaje. Hoy los avances tecnológicos no solo refieren a los contenidos sino también al medio en sí. Hay que adaptarse pero sin perder la esencia. La radio debe seguir siendo radio, para imaginar, para soñaar y no para ser mostrada, al menos en determinados momentos.

3. Como escucha, agradezco a mis padres despertarme y acostarme siendo niño siempre con una radio prendida en casa. Música e información a toda hora. Luego, la radio debajo de la almohada para escuchar mientras descansás. Recuerdo incluso que gané un premio con un móvil de Montecarlo que recorría los barrios, y recuerdo querer grabar cada canción desde el comienzo con la radio y el grabador al costado sin que hablara el locutor pisando el tema. Luego, de adolescente, la radio me atrapó para siempre, tanto, que me pusieron un estudio de radio frente a casa y nunca más me separé.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...