Opinión > BIENESTAR FINANCIERO

Lo impensable se vuelve realidad: pagar por prestar dinero

Parecería que lo que antes era una anomalía pasó a ser, desde la crisis financiera, moneda común

Tiempo de lectura: -'

07 de noviembre de 2019 a las 05:02

Casi un tercio de la deuda de países desarrollados tiene una tasa de retorno negativa. Son aproximadamente 17 billones de dólares (300 veces más de lo que produce Uruguay en un año) de bonos de países y empresas en los que si usted invierte 100, luego de recibir los pagos de intereses y amortizaciones, recuperará menos de 100. Está pagando por prestar dinero.

Los ahorristas que depositan dinero en bancos de Alemania, Suiza, Japón o Dinamarca se enfrentan, en general, a tasas negativas. Es decir, a medida que pasa el tiempo tienen menos dinero en términos nominales.

Y por el privilegio de comprar uno bono de Suiza a 50 años o un bono alemán a 30 años, tendrá un rendimiento negativo. Un elevado porcentaje de bonos de Francia, Suecia, Bélgica, Dinamarca y Holanda ofrecen retornos negativos. Pero también lo hacen los hasta hace pocos años tristemente conocidos como Piigs (cerdos, por su significado en inglés) por sus problemas macroeconómicos y de endeudamiento: Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España. Son particularmente notables los casos de Italia – con un sistema bancario altamente endeudado- y Grecia, hace poco en una crisis de deuda y un endeudamiento que es prácticamente el doble que su producto.

En Octubre de 2016 escribí una columna en El País denominada Desafíos a la ¨Ley de Gravedad de las Finanzas. En esa oportunidad comentaba que: ¨Estamos en terreno desconocido. En ocasiones, bonos de corto plazo han tenido tasas negativas. Esto aconteció, por ejemplo, durante la gran depresión en los años ´30. Pero jamás a estos plazos y para tantos países simultáneamente…Se puede decir que es como un experimento de política monetaria sin precedentes, algo que se veía como virtualmente imposible….Son países donde la ley de gravedad en finanzas se invierte¨.

Pasaron más de tres años y esta situación se profundizó. Parecería que lo que antes era una anomalía pasó a ser, desde la crisis financiera, moneda común.

Razones

Políticas monetarias aplicadas por varios de los bancos centrales son responsables de estas tasas extremadamente bajas.

Las instituciones bancocentralistas no solo bajaron las tasas de referencia a niveles de, en ocasiones, bajo cero, sino que han aplicado medidas de quantitative easing, política monetaria llevada adelante cuando las políticas tradicionales no tienen el impacto esperado; consiste mayormente en comprar bonos soberanos y, en algunos casos, también corporativos de mediano y largo plazo, aumentando su precio y bajando su rendimiento.

Las razones que llevaron a estas medidas difieren. En el caso de Dinamarca y Suiza, fue para frenar el ingreso de capitales y la presión alcista sobre sus monedas. En otros casos respondió a evitar una posible deflación, fomentar los préstamos y el crecimiento económico.

Baja inflación, elevadas tasas de ahorro, bajo crecimiento, aversión al riesgo derivado de riesgos geopolíticos y de mercado y factores demográficos también contribuyen a esta situación.

Aproximadamente 90% de la deuda de países desarrollados tiene tasas de retorno menores a 2%. El bloque dólar es el único "oasis" con tasas nominales positivas. Pero Estados Unidos está bajando las tasas y algunos auguran que este país pronto se unirá a las filas de los que cobran por pedir prestado.

En busca de rendimiento

Nunca antes la deuda en su conjunto ha tenido retornos tan bajos. Los inversores, en busca de rentabilidad, se han volcado a mercados y activos con mayor rentabilidad– y, como contracara, son más riesgo- lo que ha llevado a que sus precios también suban.

Países como Uruguay se ven beneficiados. Nuestro país ha logrado fondearse a tasas que representaron mínimos históricos, extender la duración de su deuda y diversificar la base de inversores.

Un futuro con menores rendimientos

El precio de los bonos se mueve en forma inversa a las tasas de interés. La baja de tasas –que, con algunas interrupciones, comenzó en la década de 1980- derivó en retornos extraordinarios para los inversores. Son retornos que, en promedio, no se repetirán.

Tendremos que acostumbrarnos por un tiempo largo a convivir con tasas bajas y volatilidad. Esto tendrá profundas implicancias en la administración de portafolios y, en particular, para los sistemas de pensiones.

Por otro lado, el daño potencial de dinero barato y tasas negativas no es menor: inversores pueden preferir mantener el efectivo por fuera del sistema. O, en busca de rentabilidad, generar burbujas en los precios de los activos.  

Inversores deben tener cautela. Reconocer que estamos en entorno de tasas muy bajas. Si una inversión ofrece una rentabilidad atractiva, seguramente es porque es más riesgosa.

Las tasas algún día subirán y, cuando lo hagan, los precios de los bonos caerán. Por otro lado, inversiones y negocios que parecen aceptables en un entorno de tasas bajas pueden sufrir cuando las tasas suban o el escenario internacional cambie.

¿Como funcionan los bonos a tasa negativa?
La tasa bajo cero deriva del hecho de que los inversores paga más por un bono que el resultante del pago de intereses y capital. Por ejemplo, recientemente el gobierno alemán emitió un bono a dos años con un cupón de 0% y un precio de emisión de 101.33 euros. Es decir, el inversor pagó 101.33 para dos años después rescatar a 100 euros. El deriva en un retorno anual de -0,65%.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...