Nacional > Homicidio

Lo que hizo el asesino del hincha de Nacional antes y después de disparar

El hombre denunció que recibió la orden de parte de Erwin Parentini Flores, conocido como el Coco, uno de los líderes de la barra brava de Peñarol

Tiempo de lectura: -'

22 de diciembre de 2019 a las 05:01

El asesino de Lucas Langhain caminaba por 8 de Octubre en la noche del domingo 15. A su lado estaba la mujer que fue detenida con él este viernes en Cerro Norte, la misma joven a quien se ve huir con el homicida por la calle Presidente Berro, según dos videos registrados por cámaras de seguridad, luego de los disparos.

Pero el asesino no se animaba a tirar, y por su celular recibía videollamadas de Erwin Parentini Flores, conocido como el Coco, uno de los líderes de la barra brava de Peñarol, quien lo amenazaba a que cumpliera con el plan, contaron a El Observador fuentes de la investigación. Parentini −con antecedentes por homicidio, narcotráfico, y extorsión, entre otros delitos− le decía desde el penal de Libertad −en donde está preso actualmente− que si no disparaba "lo iba a mandar matar", según declaró el confeso homicida ante el fiscal del caso, Juan Gómez.

El día anterior, había recibido órdenes contradictorias por parte de Parentini. El hombre habló con el Coco usando el celular de una persona allegada al preso − y buscada por las autoridades actualmente−, y entonces le dio la primera indicación: que al otro día iba a tener que "tirar unos tiros a la hinchada (de Nacional) al montón".

Pero luego le dio dos órdenes distintas: primero, que el ataque debía ser cuando la hinchada tricolor comenzara a entrar al Estadio Centenario, donde iba a disputarse la semifinal entre Nacional y Peñarol. Después cambió de idea, y le ordenó que disparara a la salida, cuando la hinchada se retirara.

El testimonio de este hombre de 27 años −quien antes de confesar dijo que iba a contar "la verdad" sobre lo ocurrido−, y el de la mujer que lo acompañó, coinciden en los detalles más importantes, agregaron los informantes.

Los dos declararon que cuando terminó el partido −que ganó Nacional−, sobre las 19  horas, se tomaron un taxi en Carlos María Ramírez y Bogotá −en el Cerro−, que se bajaron del auto en los alrededores de la sede de Nacional, y que luego comenzaron a caminar por 8 de Octubre en dirección al estadio. La mujer dijo en su defensa que el joven le había propuesto que "la acompañara a hacer un mandado", pero los investigadores sospechan que sabía a qué iba, y el fiscal Gómez planea imputarla como coautora o al menos cómplice del asesinato, según informó El País. La recompensa por el asesinato eran "tres tizas de pasta base".

De un momento a otro, el homicida decidió darse la vuelta, y ambos comenzaron a marchar en la misma dirección en que iba la multitud de Nacional, hacia el centro. Lo hicieron desde la acera de enfrente, sin mezclarse con los parciales, que se desplazaban cortando el tránsito por la vía que va en dirección a 18 de Julio.

Ninguno de los dos recordaba la esquina en donde Lucas Langhain murió, pero ambos mencionaron que en determinado momento doblaron por una "calle oscura". Tomaron por Presidente Berro, tal como puede verse en varias imágenes que se hicieron virales durante la semana.

Eran casi las 21 horas cuando la pareja se detuvo a media cuadra. La mujer declaró que en ese momento vio que su compañero se "estaba tocando entre las ropas" y que entonces pensó que era "droga para fumar". Pero no sacó pasta base −la droga de la que ambos son adictos, según las fuentes−, sino una pistola de nueve milímetros, con la que disparó seis veces segundos después. Ella, de acuerdo a su versión, preguntó qué estaba haciendo. Cuando volvió a preguntar, el hombre ya estaba tirando hacia la avenida, escondido detrás de un árbol.

El ataque quedó registrado en varios videos de cámaras de seguridad de la zona y por quienes lo filmaron con su celular.

Como había sido ordenado, las balas fueron hacia la muchedumbre, e impactaron en Lucas Langhain, que caminó unos pasos antes de caer al suelo.

La novia, Yamila, que estaba con él en una moto en la que se desplazaban a paso peatón, se salvó de milagro, porque una de las balas le perforó la campera. También fue herido otro hincha en su brazo derecho.

La huida y el arrepentimiento 

La pareja comenzó a correr en dirección a avenida Italia, aunque las imágenes muestran que la mujer había empezado a trotar antes de los disparos. Él declaró que dobló a la derecha, y casi enseguida se tomó un ómnibus de la línea 370, con destino al Palacio Legislativo. Pero antes, en un contenedor, dejó parte de su ropa.

Ella dijo haber hecho lo mismo. Que primero se deshizo de algunas de sus prendas, y que se escapó en un ómnibus.

El asesino aseguró que recién se enteró que había matado a alguien al día siguiente. "Declaró que se sintió mal", señalaron los informantes.

Ambos fueron llevados a la Justicia este domingo en donde la Justicia dictaminó 180 días de prisión preventiva para los dos involucrados. El fiscal Gómez pidió que se los formalice como autor y cómplice de un delito de homicidio muy especialmente agravado.

De la barra
El homicida tiene 27 años. El primer delito que registra el Ministerio del Interior, de acuerdo a la ficha a la que accedió El Observador, es de 2011. Ese año fue procesado con prisión por un delito de suministro de estupefacientes en grado de acto preparatorio.
Cinco años después, en 2016, fue imputado del mismo delito, y enviado de nuevo a prisión.
Y en 2018, fue procesado con prisión otra vez por un hurto especialmente agravado en grado de tentativa.
Por su parte, la mujer −de 21 años− tiene un antecedente penal del 7 de febrero de este año. Fue imputada sin prisión de un delito de tráfico interno de armas de fuego y municiones, con otro delito de tenencia de armamento con los signos de identificación fraguados, y uso de arma de fuego en lugares públicos.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...