26 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
12 de enero 2024 - 14:09hs

Ya sea soñar con un amigo artificial disponible las 24 horas, levantar el vuelo en los atascos o librarse de los pájaros muertos que ha dejado su gato como "regalo", a los inventores participantes en la feria tecnológica CES no les falta imaginación.

He aquí lo más destacado del Consumer Electronics Show (CES), el mayor escaparate mundial de electrónica de consumo, que se celebra en Las Vegas (Estados Unidos) hasta este viernes:

"Apoyo, sin prejuicios"

"Estoy diseñado para ser una presencia de apoyo y sin prejuicios en tu vida", aseguró Wehead, una especie de criatura informática formada por un conjunto de pantallas montadas sobre una cabeza robótica, que proyecta un rostro humano y utiliza inteligencia artificial (IA).

La empresa emergente estadounidense del mismo nombre ha desarrollado este extraño objeto que puede colocarse en el escritorio como un pisapapeles o una pequeña escultura y entablar una charla similar a la humana.

BRENDAN SMIALOWSKI / AFP

"A veces solo necesitas a alguien con quien hablar y crear tus propias soluciones", afirmó el fundador de Wehead, Ilya Sedoshkin. "Puedes hacerlo con ChatGPT, pero no tendrás esa sensación natural de que alguien te está escuchando".

Wehead funciona con ChatGPT, tiene acceso a internet en tiempo real y más memoria que el famoso chatbot de OpenAI, que produce texto, sonido o imágenes a partir de una simple consulta en lenguaje cotidiano.

"Si hoy hablas de lo que harás en el CES... dentro de una semana, te preguntará: '¿Qué tal el CES?'", contó Sedoshkin.

Los entusiastas pueden adoptar una cabeza parlante mediante suscripción, por 200 dólares al mes.

"¿Se sintió real? No", dijo Alan Pierce, un profesor jubilado que asistió al CES y que calificó el dispositivo, sin embargo, como una "cabeza parlante" ingeniosamente diseñada.

Taxi aéreo

Un cruce entre helicóptero y avión, el vehículo S-A2 de propulsión eléctrica está llamado a convertirse en el transporte preferido en las ciudades paralizadas por los atascos.

Hyundai

Su verdadero nombre es eVTOL - Electric vertical take-off and landing vehicle (Vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical, en español)-. Lleva un piloto y hasta cuatro pasajeros a bordo.

"Es la movilidad aérea urbana", explicó a la AFP Jaiwon Shin, responsable de Supernal, filial del grupo surcoreano Hyundai. "El mayor mercado es Estados Unidos: ciudades como Las Vegas o Los Ángeles".

Un viaje de una hora en automóvil debido a los embotellamientos puede sustituirse por un vuelo de solo 10 minutos, con salida desde los llamados "vertipors" o puertos verticales que se repartirían por la ciudad.

El objetivo es que el vuelo en uno de estos aerotaxis sea más barato que un trayecto en helicóptero.

Tras el aterrizaje, un robot escanea para comprobar la integridad de la aeronave, cuyas hélices están unidas a una sola ala larga y giran para el despegue y el aterrizaje.

Jaiwon espera lanzarlo en 2028, pero los obstáculos normativos son considerables.

"Nunca se había hecho antes en la aviación... Es realmente una revolución y su batería es un reto tecnológico", dijo.

Sin "regalos"

Instalar una compuerta para que perros y gatos entren y salgan libremente de casa también deja el hogar abierto a la fauna.

Para Martin Diamond, residente en el desértico estado estadounidense de Arizona, los visitantes indeseados pueden ser coyotes, serpientes venenosas o mapaches.

Poco dispuesto a encontrarse con uno de ellos en su sala de estar, Diamond inventó Pawport, una puerta herméticamente cerrada que se abre con una placa que lleva la mascota.

Pawport puede instalarse en una escotilla ya existente, está disponible en varios tamaños y acabados, y puede alimentarse con una batería recargable, un panel solar o conectarse a la red eléctrica. Disponible a partir de mayo, costará un mínimo de 459 dólares.

Los gemelos suizos Oliver y Denis Widler se centraron en otras sorpresas desagradables: los "regalos" -pájaros y roedores en general- que algunos gatos llevan con orgullo a sus dueños.

Con su puerta de acceso Flappie, que costrará unos 350 dólares, cámaras con IA vigilan y bloquean el acceso si la boca del felino no está vacía.

La inteligencia artificial también detecta serpientes y peces, según la empresa, con una eficacia superior al 90%.

La compuerta solo se abre, además, a los que tienen un microchip. El dispositivo puede conectarse a una aplicación para que los amos puedan seguir las idas y venidas de sus mascotas en imágenes.

AFP

Temas:

CES 2024

Te Puede Interesar