Cargando...
El gobierno tiene realizar anuncios para la tarifa eléctrica la próxima semana para los sectores golpeados por la pandemia.

Economía y Empresas > Estudio regional

Los hogares uruguayos son los que más presupuesto deben destinar al pago de energía

El gasto en Uruguay es 5,1% superior al promedio y es el mayor entre los países de América Latina y El Caribe, según un estudio 

Tiempo de lectura: -'

16 de abril de 2021 a las 18:11

El 21% del consumo final energético del mundo lo realiza el sector residencial, lo que lo constituye como uno de los tres grandes demandantes de energía ya que, junto con la industria, que acapara el 38%, y el transporte, que consume el 29%, totalizan el 88% del consumo global de energía, según la Agencia Internacional de Energía (IEA, por su sigla en inglés). 

Curiosamente, estos tres sectores también representan el 88% de la energía final consumida en Uruguay y el sector residencial es el tercero en relevancia, pero con el 18%, según datos de la Dirección Nacional de Energía (DNE) del MIEM.

"Es esperable que entre los efectos de la pandemia por la covid-19, en estos tiempos, el sector acapare aún más consumo", advierte el último informe de Indicadores Energéticos que mensualmente divulga y procesa la consultora SEG Ingeniería. 

Desde 1971, un aumento continuo de los ingresos ha motivado que el consumo energético de los hogares en América Latina y el Caribe (ALC) se haya cuadriplicado y el sector juega un rol crucial en la planificación energética de los países, 

En este entendido, en noviembre pasado, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó el informe ¿Cómo consumen energía los hogares? Evidencia de América Latina y el Caribe, un amplio trabajo donde los autores Raúl Jiménez Mori y Ariel Yépez-García recorren las características y tendencias del consumo energético del sector residencial.

En América Latina y El Caribe, la energía representa el 8% del gasto total de los hogares, siendo el segundo mayor desembolso del sector, superado únicamente por el realizado en alimentos, pero como se puede observar en el gráfico de la parte superior, el peso de la energía varía según el país. El gasto en energía para los hogares en Ecuador representa el 2,9% del gasto total, mientras que para los hogares en Paraguay es del 7,7% y en México del 10,3%. En Uruguay el expendio energético llega al 13,1% del gasto de los hogares, y es 5,1% superior al promedio y el mayor entre los países de ALC.

SEG

En cuanto a la composición del gasto, se observa el distinto peso relativo entre los países según el tipo de energético. La electricidad es el componente mayoritario, con una proporción promedio del 3,7% en el gasto, y el que más fluctúa entre países, con un mínimo de 1,7% para los hogares de Ecuador y un máximo de 7,3% para los de Uruguay, según el informe de SEG. 

El consumo de gas, por cañería y envasado, tiene un peso promedio de 1,9%, variando entre 0,4% en Costa Rica y 2,9% en México. El resto de los energéticos utilizados para las tareas en el hogar, como leña, queroseno, etc., se encuentran agrupados en la categoría “Otros”, la de menor peso promedio para hogares en ALC con el 0,2% y varía entre 0,02% en Bolivia y 2,8% en Guatemala. Por último, se encuentra el gasto en combustibles para el transporte privado, esto es, no se computa el gasto en transporte público.

En promedio, en ALC los hogares destinan 2,6% de su presupuesto a la compra de combustibles, entre los países de la muestra es en Perú donde el gasto alcanza el mínimo peso con el 0,6%, y en México donde llega a su valor más alto, con el 4,1%. Es importante remarcar que la proporción del gasto no necesariamente representa al consumo de energía.

Por otra parte, mirando según el nivel de ingreso, se observa que para los hogares de ALC la proporción del gasto energético decrece a medida que aumenta el ingreso, de 8,9% a 7,3%. Esto es especialmente cierto en Uruguay, que muestra la mayor diferencia entre el peso del gasto energético que realizan los hogares de menores ingresos, 16,7%, y los de mayores ingresos, 10,2%. La excepción a este esquema la constituyen Ecuador, Bolivia, Paraguay, República Dominicana y México, donde los hogares de mayores ingresos gastan relativamente más de su ingreso en energía que los de menores ingresos.

SEG

Este nuevo estudio del BID vuelve a poner de manifiesto la relevancia del presupuesto destinado por los hogares a satisfacer el consumo de energía. Se observa que Uruguay se ubica como el país en el cual los hogares deben destinar un mayor porcentaje de su presupuesto para adquirir la energía consumida comparado con los países de la región y El Caribe, consigna el informe de SEG. 

SEG

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...