Personajes > Tensiones

Mirtha Legrand y Jimena Barón se cruzaron por el aborto

Ambas mujeres discutieron y elevaron la tensión de la "mesaza" con dos posturas bien contradictorias sobre el aborto

Tiempo de lectura: -'

03 de septiembre de 2018 a las 18:07

La reacción de la conductora argentina, Mirtha Legrand, fue casi inmediata al abrir su programa de almuerzos este domingo y ver el pañuelo verde atado de la muñeca de una de sus invitadas, la artista Jimena Barón.

"Yo soy celeste. Yo te respeto. Respetame vos a mí". Así arrancó, con una bomba de tensión arrojada por Legrand, la última edición del programa Almorzando con Mirtha Legrand. Es que Barón, al igual que el resto de los activistas en favor de la despenalización del aborto llevan el trozo de tela verde en todos lados. Y a Mirtha eso no le gustó nada.

"No puedo respetar una posición que está en contra del respeto por las mujeres", contestó la invitada, cortés pero contundente, al tiempo que alimentó la tensión palpable en el aire. Mirtha le dijo que no quería discutir. Sin embargo, el cruce con Barón –que próximamente estará en la pantalla grande en El Potro, la película sobre la vida del cantante de cuarteto Rodrigo– se prolongó durante varios minutos. "No me vas a hacer cambiar de idea. Yo soy católica", dijo entonces la diva, a lo que Barón le contestó que ella también.

"Pero la Iglesia Católica está en contra". "Pero la Iglesia es un desastre. Todo lo que está pasando con las violaciones y los obispos", le retrucó Barón, que estuvo presente junto al resto de los activistas las dos noches que la ley del aborto estuvo debatiéndose en Diputados y en el Senado argentino. "Eso ha pasado siempre". "¿Y entonces lo vamos a naturalizar?". 

Así siguieron hasta que al final ocurrió la conclusión de las tensiones cuando Barón explicó por qué se había puesto a defender la despenalización del aborto. "La solución es mirar a la persona de al lado. Esto no es por mí, yo tengo otra realidad, otra vida, probablemente no lo haría, no lo necesito, a pesar de que puede haber accidentes. Pero hay mujeres que sí", dijo la artista.

Y así, entre alegatos de Mirtha Legrand diciendo que no quería discutir y que tenían que respetarse ambas se dieron la mano por encima de la mesa y concluyeron las hostilidades.

 

 

Comentarios