Personajes > VISITAS FAMOSAS

Montevideo, la ciudad en la que las estrellas de la música son personas normales

Nick Cave comprando en la peatonal Sarandí, Paul McCartney bicicleteando en la rambla y Steven Tyler revolviendo la basura: estampas de algunas visitas ilustres

Tiempo de lectura: -'

08 de octubre de 2018 a las 14:29

Montevideo tiene un balance particular entre ciudad grande y pueblo chico. Por eso, cuando las estrellas internacionales de la música llegan a la capital uruguaya para tocar, encuentran un lugar en el que pueden salir por la calle y tener actividades normales, sin ser acosados ni atosigados por los fanáticos. Entre el respeto y el anonimato, los músicos que en cualquier otra ciudad del mundo no podrían actuar igual, van a comer, pasean en bicicleta o hacen compras sin problema. Imagine lo mismo, por ejemplo, en Buenos Aires. Sería una locura. 

El ejemplo más reciente es el de Nick Cave. El australiano tocará este lunes en el Teatro de Verano, en el marco del festival Primavera 0. Es su primera visita a Montevideo, y el compositor salió a recorrer la peatonal Sarandí, deteniéndose a mirar algunas de las artesanías que se venden en puestos callejeros en esa calle. En esa actividad se lo mostró durante el domingo en las redes sociales, probándose anillos en un puesto. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by meetzoobeeshe (@meetzoobeeshe) on

 

Si bien el nombre de Nick Cave es uno de los más respetados en el ambiente del rock, puede decirse que quizás no es una figura que sea universalmente célebre. Pero incluso cuando llegan los íconos máximos de la música, pueden recorrer la ciudad. Por ejemplo, Paul McCartney, que en su primera vez en Uruguay recorrió la rambla montevideana en bicicleta sin que nadie se diera cuenta, salvo un solitario fanático que lo fotografío y luego le pidió una foto. 

O Mick Jagger, que cuando vino con los Rolling Stones en febrero de 2016 fue a cenar al restaurante Tandory, ubicado en Massini y Libertad, en Pocitos, lo que generó una pequeña aglomeración en la puerta del local. Luego, Jagger fue llevado al cumpleaños del músico Fernando "Lobo" Núñez, en el barrio Sur, donde conoció el candombe de primera mano, se fotografío con Ruben Rada, cantó, tocó el tambor y bebió un recordado vaso de agua de la canilla. 

Los integrantes de Aerosmith, en 2013, fueron un poco más llamativos en sus actividades, pero igualmente recorrieron la ciudad en paz. Por un lado, el vocalista Steven Tyler se puso a revolver la basura a la salida del restaurante El Palenque, en la Ciudad Vieja. Es que había notado entre los desperdicios un cuadro que le llamó la atención, y lo rescató para llevárselo a su casa. En tanto, su compañero, el guitarrista Joe Perry, caminó por el Centro y la Ciudad Vieja, y también fue el eje de algunas fotos, aunque sin generar locuras entre los transeúntes. También realizaron la maniobra mediática por excelencia de los últimos tiempos: visitar al por entonces presidente José Mujica.

Estos casos ocurrieron en los últimos años, en los que los teléfonos inteligentes hacen más fácil fotografiar a las celebridades en sus recorridas. Años en que también las visitas internacionales son más frecuentes. Pero la tranquilidad para los artistas en Montevideo no es novedosa. A esta altura es difícil distinguir entre leyenda urbana y realidad, pero se cuenta que en 1991 Bob Dylan caminó las últimas cuadras que lo separaban del Cilindro Municipal antes de su concierto. 

Los ejemplos no terminan allí: los integrantes de la banda inglesa Gorillaz, que visitaron Montevideo por primera vez en diciembre de 2017, se fueron a comer al bar Santa Catalina, en la esquina de Canelones y Ciudadela. David Byrne, este año, realizó su actividad favorita en la ciudad sin problemas: andar en bicicleta como un residente más. Solo una foto, tomada por un periodista de Radio El Espectador, lo muestra recorriendo la ciudad, con una mochila pequeña a la espalda. 

Algo similar pasa en Punta del Este, donde por ejemplo, es frecuente ver a James Hetfield, el vocalista y guitarrista de Metallica, que visita el balneario junto a su esposa argentina, y se lo puede ver tomando mate. 

Desde Hollywood también llegan

Si bien estos son ejemplos musicales, también hubo cinematográficos. El actor Keanu Reeves, célebre por la saga Matrix, pasó por Montevideo para asistir al casamiento de un amigo, y recorrió a pie el barrio de Carrasco. La actriz Alicia Vikander y su pareja, el actor Michael Fassbender, visitaron Cabo Polonio, y el irlandés Colin Farrell tuvo que ser internado por una sobredosis luego de una noche de fiesta en Montevido, cuando rodaba Vicio en Miami. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.