Fútbol > EL APERTURA Y LA COPA

Peñarol recuperó su identidad local pero ahora debe encontrar la internacional

Tras golear a Boston River prepara el tan temido cambio de chip para retomar la Copa Libertadores 

Tiempo de lectura: -'

31 de marzo de 2019 a las 05:02

Volvió Peñarol. El vertical y profundo. El que genera más de 10 situaciones de gol por partido. El que lastima de pelota quieta. El que es letal con espacios.

Lo pagó caro Boston River que tiró por la borda la muy buena imagen que dejó hace dos semanas empatándole a Nacional en el Parque Central. 

Y se recuperó el aurinegro que no solo volvió a sumar de a tres puntos –tras perder 2-0 con Wanderers y empatar 1-1 con Racing– sino que también goleó, 4-0, y recuperó los signos que identifican al estilo que pregona el entrenador Diego López. 

El aurinegro lució nuevamente ese aire maquinal que tiene para llevarse por delante a sus rivales. 

Y lo hizo con varios engranajes nuevos. Giovanni González, quien retornó de la selección, fue al banco y por la derecha de la defensa jugó Ezequiel Busquets. Fabricio Formiliano volvió a la zaga manteniéndose Enzo Martínez, Rodrigo Rojo entró por Lucas Hernández. 

Guzmán Pereira y el Cebolla Rodríguez se mantuvieron en el doble 5. 

Pero por afuera hubo novedades. Brian Rodríguez –quien volvió de España tras jugar con la sub 20– e Ignacio Lores, en su primer partido de titular en el año tras quedar afuera del plantel con tra Liverpool, San José de Oruro y Wanderers.  

Y en ataque el DT volvió a apostar por Luis Acevedo para acompañar a Lucas Viatri y no a Gastón Rodríguez que en los clásicos de verano pintaba para ser la primera alternativa al doble 9 de Viatri-Gabriel Fernández. 

A pesar de tantas variantes, cinco con respecto al equipo que venía de empatar 2-2 con Racing en la peor presentación del equipo en el año, Peñarol recobró identidad. 

Tuvo vértigo y manejo por afuera con Brian Rodríguez, el mejor del partido. 

Tuvo en Ignacio Lores a un jugador que siempre se mostró para el juego asociado. 

En Busquets y Rojo, dos laterales que ensancharon la cancha y llegaron al ataque con criterio y peligro. 

Los primeros 20 o 25 minutos fueron de manual. Guzmán Pereira dominó el eje y distribuyó juego, el Cebolla adelantó la presión y el equipo generó superioridad numérica llegando por afuera y desbordando al rival. 

En los 20’ finales del primer tiempo, el equipo mostró lagunas. Perdió conexión de juego y exhibió una alarmante zona abierta y desprotegida a espaldas de Pereira. 

Con dos extremos con neta vocación ofensiva, es muy importante para este equipo mantener el equilibrio en el mediocampo para no quedar expuesto al contragolpe. 

Pero Boston River, el sábado, fue un equipo inofensivo. Toda la personalidad que tuvo para presionar y plantarse en campo rival con triangulaciones y desbordes contra Nacional no la mostró en el Centenario contra Peñarol. Directamente faltó a la cita. 

Por su vulnerabilidad excesiva y sus carencias a la hora de generar juego, este equipo y el trámite de juego no puede ser medida para el próximo reto que va a tener Peñarol. El miércoles, a la hora 21.30, el rival será Flamengo y el contexto la Copa Libertadores. 

Peñarol, por lo tanto, no será su versión doméstica, voraz en ofensiva, sino que será otro equipo que en la arena internacional busca pero no encuentra la forma de ser competitivo. Ni sólido en defensa, ni eficaz para jugar de contragolpe ni mucho menos inteligente para manejar la pelota y regular el trámite de los partidos. 

El propio López ha sido protagonista de esta realidad. 

Con su abrumadora racha favorable en el plano local, los dos partidos que dirigió a nivel internacional los perdió: 2-0 contra Atlético Paranaense en la Copa Sudamericana 2018 y 2-0 contra Liga de Quinto en la presente Copa Libertadores. 

Cuando le toca ponerse el chip internacional, Peñarol sufre. Lo mismo pasó con Leonardo Ramos en las Libertadores 2017 y 2018, con grupos que en los papeles eran más accesibles que el actual. 

Y Peñarol, en esa arena, aún está por redescubrir su identidad. 

López dejó ver en la conferencia de prensa post Boston River que ya tiene el partido en mente.

Lo piensa con el retorno de Walter Gargano pero sin Gabriel Fernández ni el Lolo Estoyanoff. 

Lo piensa con Giovanni González, Cristian Lema y Lucas Hernández en defensa y con el Cebolla Rodríguez como un volante más adelantado que sea nexo con un único punta que será Viatri, a pesar de que salió lesionado contra Boston River.

El probable equipo saldrá a jugar con Kevin Dawson, Giovanni González, Fabricio Formiliano, Cristian Lema, Lucas Hernández; Brian Rodríguez, Guzmán Pereira, Walter Gargano, Agustín Canobbio; Cristian Rodríguez; Lucas Viatri.

Pero ahí Peñarol tendrá que encontrarse con su mejor versión. 

No puede tener desconcentraciones en pelotas quietas como tuvo contra The Strongest en la Libertadores de 2018 ni ante Liga este año donde tomó goles de córners que le hicieron perder en el debut ante rivales directos para pelear un lugar en octavos de final. 

No pueden existir espacios a espaldas de los volantes cuando el rival tiene la calidad de asistidores de jugadores como Diego o Giorgian De Arrascaeta. 

No puede dejar espacios para delanteros como Gabigol, goleador del último Brasileirao con Santos y que arrancó la Copa con dos tantos en dos juegos. 

Y no es el único crack porque también está el colombiano Fernando Uribe, Vitinho, Bruno Henrique o Lincoln, autor de tres goles en el último Sudamericano sub 20.  

Es decir, un equipo al que le sobra calidad de mitad de cancha en adelante y que llegará tras ganarle dos clásicos seguidos a Fluminense (3-2 y 2-1) y de jugar contra Vasco da Gama el domingo. 

Por todo esto, el parámetro local no es medida. Porque Peñarol no puede jugar a lo mismo en la Copa como visitante. Hay una identidad que está definida y con la que se reencontró en el plano local goleando a Boston River. La otra, la internacional, deberá ir encontrándola para evitar otra frustración a ese nivel. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...