Cargando...
Mario Draghi, primer ministro de Italia, el 15 de julio

Mundo > Italia

Piden que Mario Draghi siga al frente del Gobierno

Los alcaldes de Roma, Milán, Turín, Florencia y Venecia, entre otros, reclamaron la continuidad del primer ministro, tras la crisis desatada por la salida del Movimiento Cinco Estrellas de la coalición gobernante.

Tiempo de lectura: -'

17 de julio de 2022 a las 05:01

Los alcaldes de las principales ciudades italianas, entre ellas Roma, Milán, Turín, Florencia y Venecia, pidieron al primer ministro del país, Mario Draghi, que siga en el cargo a pesar de la crisis política por el alejamiento de uno de los partidos que conforman la coalición gobernante

"Los alcaldes, llamados cada día a la difícil gestión y resolución de los problemas que aquejan a nuestros ciudadanos, pedimos a Draghi que siga adelante y explique al Parlamento los buenos motivos por los que hace falta la continuidad de la acción de Gobierno", expresaron en una carta abierta difundida por la agencia de noticias Europa Press.

Tras encabezar durante 17 meses una amplia coalición con casi todos los partidos con representación parlamentaria, Draghi renunció tras comprobar que "la mayoría de unidad nacional que ha apoyado a este Gobierno desde su creación ya no existe" a causa de la negativa de uno de los miembros del Ejecutivo, el Movimiento Cinco Estrellas (M5E), a acompañar un voto de confianza al premier en disconformidad con un paquete económico.

Luego que la semana pasada el presidente de la República, Sergio Matarella, se negara a aceptar la renuncia, los alcaldes pidieron "encarecidamente a todas las fuerzas políticas presentes en el Parlamento que dieron vida a la mayoría de este último año y medio que piensen en el bien común y antepongan los intereses del país a sus propios problemas internos".

Los alcaldes que reclaman la continuidad de Draghi señalan en el texto que "hasta ahora ha representado" a Italia "con autoridad en los foros internacionales y demostró siempre dignidad y altura tanto política como institucional". La misiva, firmada entre otros por los alcaldes de Roma, Roberto Gualtieri; de Venecia, Luigi Brugnaro; de Génova, Marco Bucci; y de  Milán, Beppe Sala; afirma que “ahora más que nunca necesitamos estabilidad".

Draghi, un economista de 74 años con una larga y prestigiosa como presidente del Banco Central Europeo desde 2011 hasta 2019, se presentará el miércoles ante el Parlamento para dar una comunicación sobre su renuncia al Ejecutivo, que en la práctica se convertirá en una verificación de cuánto respaldo conserva para continuar al frente del Gobierno, con o sin el apoyo de Cinco Estrellas dentro de la coalición.

Antes, según la confirmación oficial, participará lunes y martes de una misión comercial a Argelia para firmar nuevos contratos para la provisión de gas a Italia. Los partidos políticos, por su parte, tienen hasta el miércoles para debatir y tratar de llegar a un acuerdo para determinar si aún hay margen para que Draghi continúe al frente del Poder Ejecutivo hasta marzo próximo, cuando termina el mandato de la actual Legislatura y deben convocarse nuevas elecciones, o si la experiencia del economista debe darse por terminada y se llaman a nuevos comicios.

Desde la centroizquierda, el Partido Democrático (PD) e Italia Viva (IV) se manifestaron a favor de la continuidad de Draghi. Sin embargo, entre el PD e IV, el principal punto de desencuentro es si el Cinco Estrellas debería o no seguir formando parte de la coalición, luego de haber desencadenado la crisis política por sus desacuerdos con Draghi. Por otro lado, los dos partidos ultraconservadores que integran la coalición, Liga y Fuerza Italia, quieren adelantar las elecciones.

El Cinco Estrellas, mientras tanto, busca instalar que su negativa a otorgarle un voto de confianza a Draghi no implicó una quita de apoyo al actual premier, sino un rechazo al proyecto de ayuda económica que consideran insuficiente desde el punto de vista de los fondos sociales comprometidos y en el que se incluyó la construcción de un incinerador de basura en Roma, al que se oponen.

Mientras las negociaciones entre los integrantes de la fracturada coalición gobernante continúan, los analistas locales señalan la posibilidad que Draghi acepte un segundo mandato con una mayoría distinta, es decir sin M5E, lo que tendría consecuencias políticas, ya que el espacio venció en las elecciones legislativas del 2018 con el 32% de los votos.

Por ahora nada se ha filtrado sobre la posición final que adoptará el M5E, que ha dejado la puerta abierta al diálogo para recomponer el gobierno de unidad, pero al mismo tiempo deslizado su intención de abandonar el Ejecutivo. "Discutimos, tomamos nota de la renuncia del Draghi y seguiremos discutiendo", adelantó su líder, Giuseppe Conte.

Por su parte, el PD se comprometió a trabajar por una salida rápida. "Nos quedan cinco días para que el Parlamento confirme la confianza al ejecutivo de Draghi y para que Italia salga de este dramático momento", escribió su líder Enrico Letta, en Twitter. Según un sondeo de Demopolis divulgado este viernes, el 65% de los italianos desean que Draghi permanezca como jefe de gobierno hasta el término de la legislatura en el 2023.

¿Anticipar las elecciones?

El mayor temor para los partidos de izquierda y centro es que se adelanten seis meses las elecciones legislativas, ya que casi todos los sondeos dan como favoritos a la derecha y a la extrema derecha. "Varios líderes creen que anticipar las elecciones sería un resultado deseable porque el gobierno prácticamente ha perdido su capacidad para adoptar nuevas reformas y tomar decisiones difíciles", comentó con la agencia de noticias AFP Lorenzo Codogno, economista y profesor invitado de la London School of Economics.

En tanto, los partidos Forza Italia, de Silvio Berlusconi, y la Liga, de Matteo Salvini, ambos miembros de la coalición de gobierno, tienen dificultades para explicar las razones para retirar su apoyo a Draghi en un momento delicado para el país debido al aumento de la inflación, la nueva ola de Covid-19 y las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Por lo pronto, según los sondeos, la gran beneficiada de un llamado anticipado a elecciones sería la líder de extrema derecha Georgia Meloni, de Fratelli d'Italia (Hermanos de Italia), quien se ha mantenido siempre en la oposición, conquistando así un histórico 25% de las simpatías del electorado. Aunque el ultraderechista Salvini reclama el adelantamiento, Berlusconi se ha limitado hasta el momento a manifestar su preocupación por la situación económica y social del país.

La crisis política de la tercera economía de la Unión Europea genera también muchos interrogantes en todo el viejo continente. "Si el Gobierno liderado por Draghi cae, Italia será el tercer país, después de Francia y Gran Bretaña, con dificultades profundas", advirtió Letta. "En Moscú están brindando, le han servido en bandeja a Putin la cabeza de Draghi", comentó en radio el ministro de la Relaciones Exteriores italiano, Luigi Di Maio, quien abandonó hace un mes a los antisistema, llevándose unos 50 parlamentarios a un nuevo partido.

AFP / Europa Press

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...