Economía y Empresas > Valoraciones

Por qué los directivos estrella de EEUU tienen sueldos astronómicos

Los salarios multimillonarios tienen que ver con la valoración de los directivos y con lo que las empresas están dispuestas a pagar por ellos

Tiempo de lectura: -'

18 de septiembre de 2017 a las 08:51

Cien millones de dólares es el precio del apartamento más caro de Nueva York y también el sueldo anual que rozan los directivos mejor pagados de Estados Unidos. Las nóminas de los ejecutivos estrella apenas se han resentido con la crisis y subrayan las altas valoraciones en el mercado de los consejeros delegados más top. Casi una treintena de directivos percibió más de US$ 20 millones y diez cobraron por encima de los US$ 30 millones en 2016, un año caracterizado por la recuperación de los bonus.

Los sueldos astronómicos, en los que la retribución variable predomina sobre el salario fijo, suelen estar ligados a la capacidad de los CEO de fortalecer las ganancias de las empresas que dirigen. Thomas Rutledge, presidente de Charter Communications y el directivo que más cobró en 2016, logró para el accionista una rentabilidad del 42% el año pasado.

Los que repiten

Siete ejecutivos repiten en alguno de los rankings analizados sobre los 15 directivos mejor pagados, pero solo Robert Iger, máximo ejecutivo del gigante del ocio Walt Disney, está presente en los tres. Iger, de 66 años, asumió el puesto en 2005 tras tomar el relevo de Michael Eisner, otro de los consejeros delegados más reconocidos de Estados Unidos. A Iger se le atribuye el crecimiento y diversificación recientes de Disney, que ha multiplicado por cuatro su tamaño en Bolsa desde que el actual presidente tomó las riendas. Randall Stephenson, consejero delegado de la operadora de telecomunicaciones AT&T, protagoniza también las listas de los directivos estrella, con un sueldo que superó los US$ 28 millones el año pasado y los US$ 27 millones en 2010. Stephenson, que ha impulsado recientemente la compra de Time Warner, está al frente del grupo desde 2007. El máximo ejecutivo y fundador de la empresa de computación en la nube Salesforce figura en la clasificación de los mejor pagados tanto en 2016 como en 2015 al igual que Philippe Dauman, consejero delegado de Viacom, que fue el que más cobró en 2010 y el tercero del ranking en 2015. Los máximos responsables de Oracle, Mark Hurd y Safra Catz, cobran sueldos casi idénticos que les hacen formar parte de un listado en el que también repite David Zaslav, de Discovery Communications.

Empresas generosas

Los sueldos multimillonarios tienen mucho que ver con la valoración de los directivos en el mercado, pero, sobre todo, con lo que las empresas están dispuestas a pagar por ellos. Los primeros ejecutivos de las tecnológicas IBM y Oracle, y de la farmacéutica Johnson & Johnson cuentan con algunos de los CEO mejor pagados incluso aunque el puesto haya rotado. Samuel Palmisano fue el octavo directivo que más cobró en 2010, cuando estaba al frente de IBM. Ahora, es Virginia Rometty, consejera delegada desde 2012, la que le sustituye en la clasificación. En ambos casos, el sueldo supera los US$ 30 millones. Lawrence Ellison, fundador de Oracle, ocupó el tercer puesto de los mejor pagados en 2010. El directivo cedió las riendas en 2015 a dos consejeros delegados: Mark Hurd y Safra Catz. Por su parte, Johnson & Johnson, la mayor farmacéutica del mundo, paga casi US$ 27 millones a su presidente, Alex Gorsky, cifra similar a la que percibía su máximo ejecutivo en 2010, William Weldon.

Fuera del Top 15

El ranking de las compañías por tamaño no es equivalente al de los ejecutivos mejor pagados. Y ni siquiera los directivos más reputados, conocidos e influyentes tienen por qué ser también los que más cobran. Tim Cook, consejero delegado de Apple, dirige la mayor compañía del mundo, pero su sueldo apenas alcanzó los US$ 9 millones el año pasado. Por su parte, Jeff Immelt, máximo ejecutivo de General Electric hasta el pasado octubre, solo ocupa el puesto número veintiuno de la clasificación de los mejor pagados, con un salario de US$ 21,3 millones. Mientras, James Dimon, consejero delegado del gigante bancario JPMorgan, cobra algo más de US$ 18 millones. Los fundadores de las empresas que ejercen al mismo tiempo de primeros ejecutivos protagonizan, a su vez, situaciones curiosas. Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon, percibe un sueldo de menos de US$ 2 millones. Mark Zuckerberg, presidente y fundador de Facebook, recibió US$ 5,8 millones de dólares en 2016.

Sectores ganadores

El sector tecnológico y la industria de la televisión cuentan con los directivos mejor pagados. El segundo, por tradición; el primero, por su capacidad de convertir a 'start up' en gigantes empresariales en apenas unas décadas. Junto a ellos, apenas hay lugar para las excepciones como la que protagonizan el italiano Fabrizio Freda, consejero delegado del grupo neoyorquino de cosmética Estée Lauder, y Mark Parker, primer ejecutivo de la empresa de material deportivo Nike. Ambos fueron, respectivamente, el segundo y tercer consejero delegado mejor pagados el año pasado.

Industrias al margen

Las grandes empresas de Estados Unidos se mueven en torno a tres órbitas principales: la tecnología que emana de Silicon Valley, el petróleo que viene de Texas y la industria financiera de Wall Street. Mientras los primeros están bien representados en el ránking de directivos que más cobran, el resto apenas tiene presencia. Ningún consejero delegado de la gran banca figura en el ránking, Y solo Ray Irani, máximo ejecutivo de Occidental Petroleum hasta 2013, da cabida al sector energético. Ni el sector constructor ni los grandes conglomerados industriales forman parte de la clasificación (con la excepción de David Cote, consejero delegado de Honeywell). De la otrora poderosa industria del motor, hay que trasladarse a 2010 para encontrar a Alan Mullaly, CEO de Ford, en el decimocuarto puesto de los mejor pagados.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...