Cargando...

Fútbol > CLÁSICO

Por qué Nacional tiene todo para seguir de largo y ganar el Uruguayo

El tricolor le sacó seis meses de ventaja al aurinegro con su plan de austeridad, Gutiérrez sorprendió a López y los jugadores se sacaron un peso de encima para pasárselos a sus rivales

Tiempo de lectura: -'

02 de septiembre de 2019 a las 05:02

Pronosticar un resultado futbolero es una lotería. Mucho más en un clásico donde los aspectos tácticos o técnicos suelen quedar relegados a un segundo plano porque las emociones tienen un peso específico determinante. Sin embargo, había razones para creer en este Nacional. Y sobre todo, razones de sobra para ya no creer en este Peñarol.   

Desde el proyecto institucional trazado por la directiva que asumió en diciembre hasta la estrategia montada por el entrenador, Nacional logró un triunfo con sabor a quiebre. 

Se sacó un peso de encima de 10 toneladas clásicas sin victorias. Le infligió a la mayoría de sus rivales su primera derrota clásica. Superó al aurinegro en la Tabla Anual en un duelo mano a mano tras correrlo hasta nueve puntos por detrás. Y logró uno de esos triunfos que marcan a fuego. Por las formas. Por el momento. Por la época.  

Este triunfo le pinta a Nacional un panorama muy alentador de cara al Clausura. Si lo gana se quedará con la Tabla Anual y llegará con una ventaja determinante para definir el Campeonato Uruguayo. 

Esta auténtica paliza clásica le dice a Nacional que puede convertir a Peñarol en un equipo tibio e inofensivo. Que sabe cómo maniatarlo –ya lo había hecho en el Campeón del Siglo jugando 45’ con un hombre de menos– y ahora también cómo hacerle daño. Profundo daño. 

Pero este triunfo va a dejar huellas. A los jugadores de Nacional que nunca habían ganado un clásico (Guillermo Cotugno, Guzmán Corujo, Felipe Carvalho, Matías Viña, Gabriel Neves, Gonzalo Bergessio, Thiago Vecino) y a los de Peñarol que venían invictos ya que la Supercopa 2019 la perdieron por penales, lo que para la estadística computa como un empate (Giovanni González, Walter Gargano, Agustín Canobbio, Lucas Viatri e Ignacio Lores).    

Nacional montó un plan dirigencial de austeridad para disputar esta temporada. Dejó libres a todos los jugadores que vencieron contrato el 31 de diciembre de 2018 y solo renovó a Gonzalo Bergessio. 

Parecía un plan suicida ante un Peñarol armado y bicampeón, pero el aurinegro se tuvo que subir a ese tren también apretado por las cuentas. Cuando lo hizo a mitad de año, Nacional ya le llevaba seis meses de ventaja en el arte de vivir con lo justo. 

Sin Cristian Lema, Lucas Hernández, Brian Rodríguez, Gabriel Fernández y ni siquiera con Darwin Núñez, Peñarol no puede ser ni por asomo el que fue en la primera mitad del año. 

A eso se le suma un Cristian Rodríguez fuera de forma física –ayer volvió para jugar solo 30 minutos tras un mes de inactividad– y futbolística: entró pero no aportó nada.

Lo que Peñarol sembró en el primer semestre del año lo perdió en el período de pases. En cambio, Nacional se potenció desde todo punto de vista. 

Para este clásico, el más importante del año porque estaba en juego la Tabla Anual, Nacional exhibió todo su repertorio de fortalezas: la capacidad estratégica de su entrenador (el cambio de Felipe Carballo le hizo ganar mediocampo y neutralizar a Walter Gargano), la solidez defensiva de la última línea, la presión asfixiante del medio, la agresividad física para pelear y ganar las segundas pelotas. La efectividad para capitalizar las acciones en ataque. Todo con el sello del trabajo de su preparador físico Marcelo Giarrusso. 

El resultado no pudo ser más aplanador. 

Atrás quedaron los 10 clásicos sin perder desde aquel cuadrangular amistoso llamado Copa de Campeones Uruguayos (14 de agosto de 2017), decidido con un golazo de Sebastián Rodríguez. 

Atrás quedaron los cuatro años sin ganar clásicos oficiales desde que el 14 de junio de 2015, el tricolor le ganara la final del Uruguayo 3-2 a Peñarol dirigido por Gutiérrez (el del Uruguayo Especial 2016 se lo quedó por 3-0 pero el partido no se disputó por incidentes). 

Nacional quebró un ciclo adverso. Y con este viento en la camiseta el Uruguayo pinta bárbaro. 


 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...