Mundo > Controversia

Primer triunfo de Trump: media sanción para derogar Obamacare

Enfermedades preexistentes están en el eje del debate

Tiempo de lectura: -'

04 de mayo de 2017 a las 22:29

En la primera victoria legislativa del presidente estadounidense Donald Trump, a poco más de cien días del inicio de su gestión, la mayoría republicana en la Cámara de Representantes aprobó ayer jueves el proyecto de ley con el que pretende derogar y sustituir la ley sanitaria impulsada por su antecesor, el demócrata Barack Obama, luego de largas semanas de negociación con su propia bancada.
Los conservadores, con 217 votos a favor y 212 en contra, se pusieron de acuerdo sobre el texto legislativo para modificar el actual sistema sanitario –una promesa preelectoral de Trump–, que todavía debe ser aprobado por el Senado, donde la probabilidad de que sea apoyado es menor.
Veinte legisladores del propio Partido Republicano votaron en contra del proyecto, junto a la esperada resistencia del bloque del Partido Demócrata.
La mayoría republicana en la cámara alta es más estrecha, y además los senadores conservadores más moderados se oponen al nuevo plan aprobado por la cámara baja, por lo que este triunfo circunstancial de Trump para cumplir su promesa de acabar con Obamacare –como se conoce popularmente a la ley de Obama– no garantiza su éxito.
Menos ayuda
El proyecto de ley, conocido como Ley Estadounidense de Cuidado de Salud (AHCA, en inglés por el Affordable Healt Care Act), deroga disposiciones básicas del Obamacare.

Eso incluye los subsidios para ayudar a las personas a obtener cobertura, la expansión de Medicaid –un programa para ciudadanos con bajos recursos– y las obligaciones para expandir los seguros médicos.

En su lugar, el proyecto de ley proporciona un nuevo crédito fiscal destinado a ayudar a las personas a comprar seguros, aunque proporcionaría menos ayuda que Obamacare a las personas de bajos ingresos.

La oficina de Presupuesto del Congreso estimó que unos 24 millones de estadounidenses se quedarán sin seguro durante la próxima década bajo la versión previa a la propuesta aprobada ayer, y que no fue sometida a un nuevo análisis tras los cambios.

Los ultraconservadores del Caucus de la Libertad se negaron a aceptar esa primera versión, lo que en marzo generó un estrepitoso fracaso para Trump, después de tener que posponer hasta en dos ocasiones un voto sobre la medida, ya que a su juicio no contenía suficientes cambios respecto a lo estipulado por la ley de Obama.

Enfermedades preexistentes

Entre otros aspectos, los ultraconservadores consiguieron retirar la obligatoriedad que tienen las aseguradoras en el marco del Obamacare de suministrar seguros y no incrementar los costos a quienes hayan sufrido enfermedades preexistentes, un asunto sumamente controvertido.

Es que precisamente el Obamacare ampara a las personas con condiciones de salud preexistentes. Ese aspecto de la ley de Obama fue recientemente reivindicado por el presentador de televisión Jimmy Kimmel, quien había revelado en la noche del lunes que su hijo recién nacido padece un problema cardíaco congénito.

La opinión de Kimmel –apoyado públicamente por Obama en su cuenta de Twitter– reabrió un debate instalado en el país sobre las denominadas condiciones preexistentes, uno de los puntos clave al que se oponen muchos republicanos, quienes además opinan que no se puede obligar a los contribuyentes a financiar los tratamientos de otros usuarios.

Otra característica popular de la ley es que permite a los jóvenes permanecer en el plan de sus padres hasta cumplir los 26 años.

Cambios en el Senado

Se espera que el proyecto de ley de la cámara baja reciba importantes modificaciones en el Senado, donde estará sujeto a enmiendas ilimitadas y podría ser presentado de una forma diferente a la adoptada en la cámara baja.

Sin embargo, Trump quiso presentar la votación de ayer jueves como uno de sus grandes triunfos, al punto tal que invitó a los congresistas a dar una rueda de prensa posterior a la sesión en los jardines de la Casa Blanca.

Victoria

Tras el fracaso de marzo, Donald Trump obtuvo su primer triunfo legislativo.

Polémica

El nuevo proyecto no contempla a las personas con condiciones de salud preexistentes, lo que generó un debate en EEUU.

Recorte

La demócrata Nancy Pelosi dijo que se quita impuestos a los ricos “en detrimento de los pobres”.

Agregan partida de US$ 8 mil millones

En las negociaciones previas, el presidente Donald Trump se comprometió a apoyar una enmienda que agrega un suplemento de US$ 8 mil millones para ayudar a financiar las pólizas de los denominados “grupos de alto riesgo”, que absorberán los costos de personas de algunas enfermedades caras.

Eso hizo cambiar el voto, por ejemplo, a los influyentes representantes republicanos Fred Upton (Michigan) y Billy Long (Missouri), luego de una intensa presión de Trump.

Comentarios