Cargando...
<div>El presidente catalán Carles Puigdemont canta el himno "Els Segadors" en el Parlamento en Barcelona <div><br></div></div>

Mundo > independencia catalana

Puigdemont se exilia en Bruselas junto a exconsejeros destituidos

Medios aseguran que su ida a Bélgica puede terminar en un pedido de asilo político ante las acusaciones del gobierno

Tiempo de lectura: -'

30 de octubre de 2017 a las 11:04

El presidente catalán destituido por el gobierno español, Carles Puigdemont, se encuentra este lunes en Bruselas, indicó a AFP una fuente gubernamental.

El diario catalán La Vanguardia informó de su lado que Puigdemont estaba acompañado por varios miembros del Ejecutivo catalán cesado el viernes, dentro de las medidas del gobierno español para tomar el control regional luego de que su Parlamento proclamara la independencia.

Medios españoles como eldiario.es aseguran que Puigdemont, quien viajó a Bruselas junto a varios exconsejeros, analiza junto a ellos pedir asilo político en ese país y presionar al entorno europeo para que monitoree las acusaciones que desde esta mañana el fiscal español presentó en su contra. Se lo señala como responsable de un delito de rebelión y otro de sedición. Ambos delitos están penados con hasta 30 y 15 años, respectivamente. Se le acusa de provocar "una crisis institucional que culminó con la declaración unilateral de independencia realizada con total desprecio a la Constitución", dijo el fiscal general José Manuel Maza, que ya presentó una querella por desobediencia tras el referéndum inconstitucional del 1 de octubre.

En un ambiente de incertidumbre, todas las miradas buscaban hoy lunes a Puigdemont para saber si se resistiría a abandonar su cargo.

Desde temprano, decenas de periodistas aguardaban la llegada del líder catalán a la sede del gobierno regional en la plaza Sant Jaume de Barcelona. Pero no apareció, como tampoco lo haría después en una reunión de la dirección de su partido.

¿Dónde está Puigdemont?, era la pregunta en boca de todos.

"Está en Bruselas", afirmó a la AFP una fuente gubernamental española. El diario catalán La Vanguardia señaló que iba acompañado por otros miembros de su gobierno cesados.

El domingo, un ministro belga, separatista flamenco, había insinuado que el país podría ofrecer asilo al gobierno independentista catalán, aunque el primer ministro Charles Michel lo desmintió después.

El exdiputado Lluis Llach ha ido más lejos aún y ha asegurado que Puigdemont es "un exiliado".


Embed

Que Puigdemont esté en Bélgica no es casualidad, asegura eldiario.es. "Bélgica es uno de los países europeos más garantistas en la concesión de extradiciones y permite (al igual que Reino Unido, Alemania u Holanda) que la defensa de los acusados puedan plantear un necesario análisis sobre los elementos indiciarios de la comisión de delitos, así como una serie de limitaciones y exigencias en materia de garantías en caso de entrega", dice un artículo publicado allí esta mañana.

También se añade que la historia de tensiones judiciales entre Bélgica y España "no es nueva" y se remonta a los tiempos de Aznar y los refugiados etarras, a finales de los años noventa. Esto quiere decir que Puigdemont y los exconsejeros posiblemente estén apostando a quedarse en el sitio que más posibilidades les ofrezca de quedarse en caso de una escalada por parte del gobierno de Mariano Rajoy.

A la espera de un gobierno en retirada

Los independentistas, que el viernes celebraron con júbilo el nacimiento de su república, aguardaban cada vez más desanimados.

"Estamos a la espera de qué hace el gobierno" de Puigdemont, explicaba el domingo por la noche a la AFP un responsable de una organización independentista.

"Si se creen ellos mismos que son el 'govern' de la República, entonces nosotros saldremos a protegerlos, pero si no hacen nada, tendremos que ver qué hacemos", agregó el responsable, que solicitó el anonimato.

Pero solo uno de sus integrantes había acudido a su despacho, según colgó en una fotografía de Twitter, aunque lo abandonó poco después. Y en todas las dependencias oficiales, seguían ondeando las banderas españolas.

De la decisión de los líderes independentistas también dependen los 200.000 funcionarios de la administración regional, ahora ya bajo órdenes de Madrid.

En las últimas semanas habían surgido llamamientos a desobedecer a sus nuevos superiores pero es incierto si lo harán tras la aparente desbandada de sus dirigentes.

"Creo que la gente seguirá trabajando normal en su día a día", dijo a la AFP Joan Escanilla, portavoz en Cataluña del sindicato de funcionarios CSIF.

Elecciones en la mira

La región se dirige ahora a una nueva contienda electoral para calibrar fuerzas entre los partidarios y los contrarios a la secesión, que se reparten casi a partes iguales entre los catalanes.

Entre las medidas adoptadas el viernes, Rajoy decretó la disolución del parlamento regional y la convocatoria de elecciones regionales el 21 de diciembre. Por el momento, la cámara, dominada por los separatistas, pareció aceptar la decisión y desconvocó una reunión prevista para el martes.

En un ambiente de precampaña, la asociación Sociedad Civil Catalana congregó el domingo a cientos de miles de personas en una manifestación por la unidad de España con el lema "Todos somos Cataluña" en el centro de Barcelona, donde resonaron insistentemente gritos de "Puigdemont a prisión".

Participaron los principales partidos favorables a la unidad española --Ciudadanos (liberal), socialistas y el Partido Popular de Rajoy--, que invitaron a sus seguidores a votar masivamente el 21 de diciembre.

También parecen dispuestos a concurrir a estos comicios convocados por Rajoy los partidos independentistas que hace apenas dos días proclamaron una república.

"El día 21 iremos a las urnas, iremos convencidos", explicó Marta Pascal, la coordinadora del partido de Partido Demócrata Catalán (PDeCAT) de Puigdemont.

Sus hasta ahora compañeros de coalición, Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), apuntaron en la misma dirección.

Son "unas elecciones ilegítimas", pero "el 21 de diciembre encontraremos la manera de participar", dijo Sergi Sabriá, portavoz de ERC, que lidera los sondeos electorales en la región.

Según las últimas escuestas publicadas, los independentistas podrían perder en estas elecciones la mayoría absoluta del parlamento regional obtenida en septiembre de 2015 por primera vez en su historia.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...