Economía y Empresas > Evaluación

Quince preguntas para saber si tiene madera de emprendedor

Una autoevaluación para que descubra si verdaderamente tiene las capacidades necesarias para emprender 

Tiempo de lectura: -'

11 de diciembre de 2018 a las 13:21

Quiere emprender pero no sabe si se adaptaría a esa nueva realidad? ¿Se pregunta si tiene capacidad para trabajar a veces un domingo, un martes a la medianoche?  
Una mente optimista y curiosa, así como un carácter perseverante y confiado, son solo algunas de las características que debe tener todo emprendedor. Por eso es necesario que antes de lanzarse al agua, el futuro emprendedor medite sobre ciertas cuestiones. A continuación le proponemos veinte preguntas para que descubra si tiene madera de emprendedor. 

1. ¿Se considera optimista?
Para empezar, un emprendedor siempre ve el vaso medio lleno. Si tiene un proyecto, el emprendedor está dispuesto a arriesgar el poco o mucho dinero del que disponga e, incluso, su entorno familiar. Son personas que se comprometen con un proyecto con un espíritu optimista.  

2. ¿Tiene espíritu curioso?
Los emprendedores son personas curiosas. Se interesan por todo. Tienen las antenas puestas. La curiosidad les impulsa a estar atentos las 24 horas del día. No se trata de dejar que las cosas les sorprendan, sino que van a buscarlas. Esa iniciativa caracteriza al emprendedor.  

3. ¿Su carácter es perseverante?
Si un emprendedor no está motivado, por mucho que se asocie con otras personas que estén motivadas, si algo sale mal, terminará tirando la toalla. 

4. ¿Confía en sus posibilidades?
El emprendedor tiene que tener confianza absoluta en su proyecto y en que está preparado para sacarlo adelante. Va a tomar decisiones y lo tiene que hacer de manera decidida, sin miedo y confiando en sí mismo, aunque puedan ser erróneas o el resultado no sea el esperado.  

5. ¿Es líder?
Es importante tener capacidad y disposición para asumir la guía, la dirección y la responsabilidad del trabajo de un grupo de personas. La mayor parte de los emprendedores experimentan un liderazgo precoz.

6. ¿Tiene una idea que es capaz de desarrollar?
Hay un atributo común del que difícilmente se puede prescindir para emprender: la visión, entendida como una imagen, una proyección en el futuro, del lugar que ocuparán sus productos, así como de la imagen del tipo de organización necesaria para conseguirlo. Ver más allá. Esta capacidad para visualizar la futura empresa y su éxito debe transmitirla el empresario emprendedor a todas las personas de su entorno.

7. ¿Le sobra capacidad de iniciativa?
Richard Branson, fundador del grupo Virgin montó un periódico en su colegio a los 17 años, a los 20 decidió dar a luz un sello discográfico para el que fichó nada más y nada menos que a los Sex Pistols, y hasta la fecha se ha implicado en todos y cada uno los 350 negocios que componen su grupo, desde el alquiler de limusinas hasta las tiendas para futuras novias. Un emprendedor tiene creatividad o, al menos, capacidad para dar soluciones nuevas a problemas viejos, o, incluso, para plantear nuevos problemas. Se trata de romper con lo establecido para buscar nuevas maneras de hacer las cosas. 

8. ¿Mira al mediano y largo plazo?
Una prueba de fuego para saber si su cabeza funciona como la de un emprendedor está en su capacidad para proyectar un negocio más allá del corto plazo. Resulta básico que el emprendedor tenga un proyecto, y que sea bueno pero, sobre todo, que lo visualice. 

9. ¿Tiene miedo de perder dinero?
El miedo a arriesgar una inversión suele ser un freno a la hora de animarse a emprender. Hay que tener una disposición a afrontar riesgos calculados, recordando al mismo tiempo que los riesgos deben diversificarse. Hay que asumir que va a tener que ser capaz de subsistir durante una temporada con unos beneficios bajos o sin ellos. 

10. ¿Sabe controlar su frustración?
Al margen de la suerte que pueda tener un emprendedor, ninguna historia de éxito ha tenido siempre el viento de su lado. Esta es una cualidad fundamental en la persona emprendedora, porque va a tener que enfrentarse a retrasos, dificultades o imprevistos que le pueden llevar al desengaño y al fracaso. 

11. ¿Cómo se adapta a los cambios?
El emprendedor se caracteriza por la capacidad para adaptarse a condiciones muy diversas, encontrarse a gusto en ambientes muy diferentes y tratar con personas de características distintas a las suyas propias, así como por tolerar los cambios frecuentes en su entorno y una dosis elevada de estrés.

12. ¿Tiene dotes de comunicación?
El emprendedor distinguen cómo tratar y comportarse con personas distintas, y son muy perceptivos en distinguir 
cuándo es el momento oportuno para entablar una negociación.

13. ¿Defiende sus posturas?
La capacidad de comunicación, señalan los expertos, tiene que ver con la confianza en tu proyecto y en tu postura a la hora de defender tu idea de negocio. 
El emprendedor tiene que estar dispuesto a defender sus 
opiniones, sus posiciones, sus intereses. 

14. ¿Sabe delegar?
Además de saber seleccionar a sus colaboradores, la habilidad del emprendedor reside en saber cuándo reclutar.

15. ¿Es hábil para negociar?
Un emprendedor se enfrenta constantemente a la necesidad de negociar. Y lo hace tanto externamente, como clientes, proveedores o socios potenciales, como con personas de la 
propia organización. 

 

Fuente: Gestión - RIPE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...