Cargando...
Entrevista a Federica Cash

Estilo de vida > BLOG MAMÁS REALES

Raquel Sánchez: “La expresión forma parte de la salud integral, que el alumno debe desarrollar y nosotros facilitar”

Entrevista a Raquel Sánchez parra el blog Mamás Reales, ciclo de entrevistas para Infantozzi

Tiempo de lectura: -'

06 de mayo de 2022 a las 15:21

Por Federica Cash

Ella es docente y artista; lleva más de 40 años acompañando niños y jóvenes en sus exploraciones artísticas, tanto en su taller como en los diferentes liceos por los que ha pasado. Hoy es coordinadora y directora del Taller para las Artes del Instituto Crandon.

Su vida está atravesada por el arte desde su Tacuarembó natal y cree que todos venimos a este mundo con una carga artística en los genes, que se expresan o no, acorde a nuestras búsquedas y oportunidades que la vida nos da.

Aquí tienen parte de una charla en la que hablamos de todo con Raquel Sánchez. Junto a ella y de la mano de Infantozzi en el año de su 40 aniversario, les acercamos una experiencia de vida llena de arte, pasión y educación.  

¿Cómo surgió tu interés por el arte?

En mi familia de origen no había artistas profesionales, pero sí gente con una cierta inclinación hacia el dibujo. Fundamentalmente mi tía, profesora de dibujo, bastante autodidacta porque en aquella época el IPA no existía. Era una gran motivadora. La veía bonita, siempre arreglada, su casa con buen gusto y ese amor por la enseñanza, me cautivó.

Ya a los 12 o 13 años sabía que quería ser profesora de dibujo, aún no me veía artista. Mi trayecto estuvo influenciado por esa tía y por grandes maestros que tuve en Tacuarembó. Washington Benavides, fue mi profesor de literatura, Gustavo Alamón, mi profe de dibujo. Tuve compañeros de clase como el músico Eduardo Larbanois; desde chica me vinculé con gente que vivía el arte de alguna manera. Los profesores muchas veces iban al liceo los sábados de tarde, donde nos juntábamos a tocar la guitarra, a pintar, a pasarla bien.

Después me vine a la capital donde estudié en el IPA y finalmente me formé como profesora de dibujo. También por ahí empezó mi carrera como mamá. Cuando terminó la dictadura quise estudiar Bellas Artes pero por ese tiempo tuve a mi tercera hija y después a la cuarta, y se me complicó. Sin embargo la experiencia me regaló todo.

¿Cómo convivió la maternidad con tu trabajo?

Con mis hijas chicas aún se me dieron muchas posibilidades, siempre me aparecía alguien que me invitaba a un nuevo desafío. Por los años 90’ trabajaba en el Colegio Varela y su director, Ángel Luna, trabajaba en canal 10. Él me presentó a Rosario Castillo, quien me invitó a hacer un espacio de arte en “La Revista Estelar”. Mis espacios en televisión se grababan en el taller de arte que yo llevaba adelante, lo que representó un salto enorme; el taller se llenó de niños. Yo siempre digo que los contactos en mi vida fueron mágicos. Lógicamente, todo lo que logré también se debe a la pasión que siento por enseñar. Abro mucho mis puertas y dejo que la gente se exprese, que tome el camino que quiera y yo simplemente la ayudo a explorar.

¿En qué enriqueció la maternidad, tu vida profesional?

Fui una mamá joven, mi primera hija la tuve a los 24 años y la última a los 36. Tuve dos niñas primero, y otras dos siendo ya más grande. Me quedé viuda a los 39 años y eso hizo que nos ayudemos entre todas. Formamos una tribu espectacular donde estamos muy atentas a cómo está cada una. La maternidad me enseñó que todo es posible, que no hay límites. Me quedé sola con las niñas llevando el taller adelante, y seguimos igual. Ellas venían conmigo; creo que eso las influyó. Hoy son mujeres destacadas en sus áreas, que utilizan la creatividad para sus elecciones de vida. Yo no sé si soy yo, o ellas, o el huevo o la gallina, solo sé que todo esto fue una especie de nido compartido. Ser creativos es eso, poder enfrentar situaciones difíciles y tener herramientas para dar repuestas diversas. Es un ejercicio para cualquier área de la vida.

¿Cómo ingresaron los materiales Infantozzi a tu vida?

Me crucé con los Infantozzi en mis primeras etapas. Buceamos juntos, me preguntaban sobre los materiales, sobre cómo me resultaban en el taller, y yo les sugería cambios, aclarar, pigmentar más, etc. Así se fue dando una confianza impresionante que hasta el día de hoy mantenemos. Sus materiales son obras de arte en sí mismas. Hay un trabajo serio detrás, de no estafar, de ir con la verdad, de investigar e innovar.

¿Cómo has visto la evolución de los materiales después de tantos años en carrera?

Los materiales Infantozzi siguen siendo maravillosos porque han acompasado los tiempos de los niños, que cambiaron. Antes, tenías a los niños en un taller de dos horas y media y no pasaba nada. Ahora, a la hora y media se entran a revolver en el banco. Entonces hay que pensar en hacer otras cosas; o un juego, o una adivinanza, o usar las pantallas para mostrarles algo; nos hemos convertido en una especie de Youtubers intentando captar la atención de los chicos. Entonces los materiales con los que trabajamos tienen que estar alineados a este contexto. Todo lo que provoque largas horas de espera, no sirve. Hay que buscar pegamentos que peguen enseguida, pinturas que sequen rápido, todo es muy vertiginoso hoy. Es así.

Los niños están sobre estimulados, entonces cualquier cosa que no tenga la velocidad de las pantallas, ni la luz ni el sonido, o el rápido poder de resolución, no llama su atención. Los docentes debemos compensarlo con algo, y ese algo puede ser: la forma de vincularnos con ellos, el juego o algo que los deje sorprendidos, que digan “¡upa! Esto no lo sé y me gustaría aprenderlo”. Es muy desafiante ser maestros hoy, competimos con muchas cosas.

¿Y qué sugerencia les das a los docentes para que logren motivar?

Sin llegar a ser un Youtuber, porque también va a desaparecer tarde o temprano como figura atractiva, el docente debe construir una experiencia creativa y atractiva dentro del aula. Salir de su zona confortable, buscar maneras donde el juego tenga un lugar preponderante. El consejo es que hagan una prueba de una clase totalmente distinta. Que se animen a crear. Que se junten con profesores de otras asignaturas que les permitan ver las cosas desde varios ángulos. La transversalidad del conocimiento aún está en pañales pero es muy necesaria.

¿Por qué consideras que vale la pena aprender arte?

A nivel macro, el arte es ese cuento que atraviesa la historia. Y a nivel micro, es un canal de expresión. Nos da la posibilidad de contar algo de forma creativa. La expresión forma parte de la salud integral, que el alumno debe desarrollar y nosotros facilitar. Cada uno tiene una forma distinta de manifestarse. Y eso es lo maravilloso del arte. La bailarina Isadora Duncan le decía a su madre: “si yo pudiera expresarte lo que siento, te lo diría, pero no encuentro una forma mejor que bailártelo”. El arte es esa manera de mostrar tu interior a través de formas diversas. Algo muy necesario para el sano desarrollo emocional de cualquier persona.

¿Seguís sintiendo el mismo amor por enseñar?

Claro que sí. Hoy ya no tengo docencia directa, tengo 68 años. Pero disfruto acompañar desde este lugar. A mí me importan las personas, no tanto lo que hacen con respecto al arte, intento atender sus frustraciones, sus deseos, acompaño sus habilidades en desarrollo y la felicidad que se logra a través de eso. Siento pasión por lo que hago. Realmente me pagan por hacer lo que amo profundamente.

Podés leer más sobre estos temas en el blog Mamás Reales. Seguinos en nuestra cuenta de Instagram

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...