21 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,05 Venta 39,45
30 de enero 2023 - 5:00hs

Ante la proximidad de la próxima ronda salarial, la Cámara de Industrias (CIU) comienza a delinear las principales propuestas que pretende llevar a las mesas de negociación. La gremial mantiene su postura firme de que el diálogo debería ser bipartito para contemplar las características de empresas que no tienen el mismo porte o poderío que otras.

En ese contexto, entiende que tiene que estar sobre la mesa la posibilidad de descuelgues fáciles para pequeñas empresas que no pueden cumplir con las condiciones salariales acordadas a nivel de rama de actividad. La gremial también apunta a las partidas por antigüedad.

“No se le puede exigir a una fábrica de 6 o 12 empleados que pague lo mismo que una con 700 trabajadores porque está en el mismo rubro. Así fundimos a las pymes”, dijo a El Observador el presidente de la CIU, Fernando Pache.

Para el empresario no es justo que compañías fuertes dentro de un sector acuerden con el sindicato determinada condición salarial y de beneficios para los trabajadores y que esa tendencia se traslade hacia otras. “No nos damos cuenta que estamos matando la mano de obra del más chico”, sostuvo.

Actualmente, los ajustes salariales y las condiciones de trabajo se acuerdan en los grupos de actividad de los Consejos de Salarios.

En más de una oportunidad, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) le ha marcado a Uruguay que los Consejos de Salarios (órganos tripartitos) solo tienen competencia para fijar salarios mínimos, y que el resto de las condiciones de trabajo –por ejemplo las actualizaciones de los salarios superiores a los mínimos por categoría- deberían definirse a través de la negociación colectiva bipartita.

Cámara de Industrias

Esa recomendación había surgido luego de una queja empresarial ante el organismo internacional presentada hace más de una década.

Desde la visión industrial, la negociación bipartita (entre empleadores y sindicato de la empresa, sin la intervención del Poder Ejecutivo) terminaría con esa inequidad planteada para pequeñas empresas. Y para la próxima ronda salarial, también piensan en otras alternativas. “No solo queremos que haya una negociación bipartita, queremos también que exista el descuelgue fácil, normal, por sentido común”, dijo Pache.

La manera de acceder al descuelgue salarial sería presentando la nómina con la cantidad de trabajadores que la empresa tiene registrada en el Banco de Previsión Social. Por ejemplo, si contara con pocos empleados (y menor volumen de producción que otras más poderosas) podría justificar la imposibilidad de acceder a determinados ajustes salariales o beneficios laborales acordados a nivel de la rama de actividad.

Partidas por antigüedad

Otro de los temas que la gremial industrial mira con atención son los beneficios por la cantidad de años trabajados.

“La antigüedad está generando en muchas empresas antiguas, que por suerte existen todavía, un pago y un sobrecosto que encarece el costo final de la empresa de manera importantísima”, afirmó Pache.

Comentó que ese sobrecosto ha llevado a empresas a pensar si no es más conveniente mantener el producto con su marca pero fabricado en el exterior. “Debería haber un sinceramiento con los sindicatos de rama. Decirles: dado lo que tengo que pagar por antigüedad, si esto lo importo con marca propia te vas a quedar sin trabajo”, afirmó.

Foto: Leonardo Carreño. Fernando Pache

“Ahí la empresa hará un plan de pagos, de despidos, y de a poco se irán yendo dos, cuatro, seis trabajadores, la cantidad que se pueda pagar en el semestre. Un día voy a tener 15 o 60 empleados menos que no retornan más”, sostuvo.

El tema plantea otra complejidad según la visión del presidente de la CIU. Ese personal con antigüedad que podría ser despedido tendría una edad entre 50 y 55 años y por tanto sin derecho aún a una jubilación. Con esa edad sería difícil el reintegro a la misma actividad por no contar con los requerimientos que actualmente demandan los empleadores.

“Deberíamos llegar a un acuerdo sensato, buscando la manera de no tener ese sobrecosto por antigüedad y sí el costo normal de ese funcionario con la tranquilidad de que va a permanecer en su puesto de trabajo. Cobrando el sueldo que tiene, pero sacando la parte de la antigüedad”, indicó.

Los dos planteos serán consensuados en una próxima reunión de la mesa directiva de la CIU, que seguramente se realizará en febrero. Después, cada uno de los directivos lo trasladará a la interna de sus gremiales para la evaluación.

Temas:

Cámara de Industrias negociación bipartita Consejos de salarios Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar