Fútbol > ENTREVISTA

Rosario Martínez: “Eso de tenerla, tenerla y tenerla, es aburrir gente. Yo me levanto y me voy”

El técnico de Rampla dice que Sampaoli abusa del verso, que Bielsa no dirige equipos con presión, que los equipos de Guardiola lo siguen aburriendo y que la prensa se ensaña con él

Tiempo de lectura: -'

06 de marzo de 2019 a las 05:01

Rosario Martínez no anda con vueltas. Se define como “independiente, cristalino y frontal”. Dice no tener compromisos con nadie, que expresa lo que quiere y no lo que quieren que diga y por eso entiende que algunos sectores de la prensa lo censura. Considera al fútbol de posesión como un “verso” que tratan de vender buena parte de sus colegas y los periodistas. Se define como defensor de lo uruguayo, por eso afirma que jugar bien “es lo que hace la selección uruguaya”.

En un mano a mano con Referí, en su vuelta al fútbol como técnico de Rampla Juniors, en una charla donde paseó por varios temas y habló de sus colegas que están de moda: “Que Bielsa y Guardiola se animen a venir acá”.

¿Por qué tomar el desafío de Rampla?

Le contesto con una repregunta, ¿Por qué no? Es un equipo de los históricos del fútbol uruguayo, por acá pasaron grandes jugadores, grandes entrenadores, hoy están en un momento complicado pero se puede salir. Perfectamente se puede salir. Me tengo fe y le tengo fe al grupo de jugadores, por tanto no veo por qué no.

Está claro que usted no elige los momentos.

A nadie la ofrecen un equipo que va primero con varios puntos de ventaja. Normalmente te dan los equipos que están en una situación complicada. Se dio en este caso Rampla. Dimos el sí y ya nos pusimos a trabajar pensando en que la responsabilidad a partir de ahora es de Rosario Martínez y de su cuerpo de trabajo.

¿Y cuánto tiene de caricia al alma que piensen en usted para sacar a un equipo de un momento complicado?

Es importante eso, pero también tiene momentos amargos como que pasen los meses y no tenga ningún ofrecimiento. Es bastante ingrato el fútbol. Creo que he hecho méritos para ser un entrenador que esté tanto tiempo sin trabajar pero me tocó y ahora tengo la suerte de poder demostrar en Rampla lo que realmente podemos hacer.

¿Le dolió estar tanto tiempo afuera?

Sí, me molesta. Me molesta porque hay situaciones que son injustas, pero es la ley del fútbol. Es lo que elegimos nosotros, así que no me puedo hacer demasiados problemas.

¿Y por qué cree que pasó tanto tiempo sin que lo llamen?

Porque estoy fuera del circuito, porque no tengo representante, porque algunos colegas suyos se ensañan de alguna manera con este entrenador. Se dan una serie de factores, pero hoy estoy trabajando y espero que esto me permita sacar la cabeza adelante.

¿Por qué se ensañan con usted?

No es una pregunta para mí. Será porque soy muy simpático con algunos de ellos (sonríe).

¿En alguna oportunidad se sintió censurado?

Muchas veces, pero no creo que tengan la capacidad esos periodistas para marginarme de la Primera división del fútbol uruguayo, pero claro que sí, la intención la tienen.

¿Y por qué?

Por decir lo que siento. Muchas veces buena parte del periodismo espera que el entrevistado diga lo que ellos quieren escuchar y yo digo lo que creo que tengo que decir en ese momento y no me importa si les va a gustar o no, si va a ser afín o no a ese medio de prensa.

Usted en su Twitter se presenta diciendo “soy lo que saben que soy”. ¿Qué es?

La gente sabe lo que soy yo.

Pero para el que no lo conoce…

No… Sabe todo el mundo lo que soy.

Además se presenta como independiente.

Soy independiente, soy cristalino, soy frontal. No tengo compromiso con nadie. Digo lo que me parece que tengo que decir en su momento. Y en el fútbol uruguayo son situaciones que no son fáciles de llevar.

¿Ser frontal es complicado?

Sí. Claro. Estamos en el mundo de la hipocresía. Es muy complicado ser frontal.

¿Qué tipo de situaciones vivió por ser frontal?

En ese momento hechos concretos no recuerdo ninguno, pero seguramente me ha hecho más daños que favores.

¿Cómo siente o interpreta el fútbol Rosario Martínez?

Soy uruguayo, siento y respeto el fútbol uruguayo de toda la vida, como ganamos siempre. Corriendo, metiendo también, con buenos defensas y con delanteros rápidos que en todo momento pensaban en el arco de enfrente. Ese fútbol lateral y la suma de pases que se habla hoy en día no va con la historia del fútbol uruguayo.

¿Es un modismo ese juego de fútbol lateral y suma de pases que menciona?

Sí, obvio que sí. A partir de Barcelona es un modismo.

¿Hay mucho modismo en el fútbol?

Obvio que hay. Ahora existen los técnicos modernos, los equipos intensos y un montón de palabrerías más que antes no se manejaban y ahora están de moda.

Hace un tiempo usted le dijo a Referí que le aburrían los equipos de Guardiola.

Me siguen aburriendo.

¿Por qué?

Porque yo creo que el fútbol tiene dos arcos y hubo una época, ahora no tanto, que se hablaba de extraer cosas del básquetbol para el fútbol. ¿Imagina usted un partido de básquetbol en el que se pongan a pasar la pelota lateralmente? Por su puesto que el reglamento lo impide, que lo debería impedir el fútbol también pero se iría toda la gente de la cancha. Y en el fútbol quieren que la gente se divierta con algo que no es ni siquiera iniciativa de pensar en el arco de enfrente.

¿Pero del básquetbol no se sacan aspectos del juego como cortinas en las acciones de pelota quieta?

Se sacan muchas situaciones del básquetbol, como los ataques rápidos permanentes en décimas de segundo. Se sacan algunas cosas.

¿Mira básquetbol?

No me atrae como deporte pero miro para sacar conclusiones y extraer algo que pueda ser de utilidad para lo nuestro.

¿Quién fue su modelo o su reflejo como entrenador?

Trabajé con Roberto Fleitas, trabajé con Gregorio Pérez, soy muy amigo de Gerardo Pelusso y he leído muchísimo de entrenadores que andan por el mundo. No creo que los grandes cráneos estén fuera del país, perfectamente pueden estar acá.

Siguiendo su cuenta de Twitter y leyendo sus comentarios se percibe que usted defiende lo uruguayo.

Soy uruguayo. Aparte tenemos antecedentes. Si fuera peruano, boliviano, venezolano no tendía argumentos para defenderlo, pero como soy uruguayo considero que tenemos más que antecedentes para eso, y creo que hago bien.

¿Usted entiende que hay una forma de jugar a la uruguaya?

Hubo, hubo durante muchos años una forma de jugar que ahora se está desvirtuando. Ahora nos quieren meter otra y los que no juegan a esa forma son antiguos. Y los que juegan a esa forma que se impuso ahora son técnicos modernos.

Usted habló en más de una oportunidad de la “argentinitis”.

Existe. Ojo que existe en toda Sudamérica. En parte es una gran virtud de los argentinos que se venden muy bien, de manera espectacular, pero también compramos muy fácilmente. Lo hacen muy bien, tienen un marketing que nosotros no manejamos pero también acá somos permeables a lo que nos viene de afuera.

En los últimos años vinieron muchos técnicos de Argentina a Uruguay.

Creo que tenemos que buscar y rascar mucho para encontrar entre los entrenadores extranjeros que hayan hecho una gran campaña en el fútbol uruguayo. Este es un fútbol difícil, igual que para los jugadores, es difícil venir y jugar acá. Usted lo mira el fútbol de acá y es lento, se agarra a los contrarios, las canchas son feas, pero hay que venir y jugar después. No es fácil. El técnico uruguayo está muy capacitado. Además de ser muy trabajador, tiene capacidad.

Entre las frases que usted citó en Twitter hay una en la que dice: “El verso siempre se niega a la realidad. Niegan la pelota quieta y el centro”.

Y después ganan de pelota quieta y de centro (se ríe), pero eso es de todos los días.

También menciona que en la “primera fecha y ya se nota la tendencia, ‘en defensa jugar hacia atrás’, no importa que sea gol del rival, después escuchamos o leemos que el equipo siempre propone. Basta”.

Dicen lo importante es salir jugando y no importa que nos hagan un gol, no importa, seguimos saliendo y si nos hacen otro tampoco importa. Yo creo que lo más importante en el fútbol es ganar, hacer las cosas para ganar y si por esa vía estamos complicando y arriesgando demasiado, vamos a buscar por otra. Cuando se puede jugar, se juega.

Y cuando hay que pegarle de punta y para la tribuna también.

Eso es jugar bien. Cuando un equipo juega como puede jugar y la revienta cuando la tiene que reventar es porque tiene las cosas claras, y es un buen equipo.

A la selección uruguaya se la cuestiona por su juego. ¿Qué es jugar bien?

Lo que hace la selección. Un equipo muy uruguayo, dirigido por un técnico uruguayo que quizás no haya conseguido todos los resultados que debería haber obtenido pero igual estamos concurriendo a todos los mundiales, a nivel juvenil se están consiguiendo logros, ganamos una Copa América. Se rotó permanentemente de jugadores cosa que no era fácil de conseguir. Entonces es un equipo uruguayo que hace las cosas bien y está bien dirigido.

¿Y por qué considera que lo critican al técnico?

Quizás haya otro tipo de intereses, porque tampoco no es simpático, les da entrevistas cuando quiere, dice lo que él quiere, no declara para la tribuna sino para lo que piensa realmente y eso es discutido.

¿Defender es jugar bien?

Defender bien es jugar bien, claro que sí. Uruguay siempre defendió bien.

¿Desde su punto de vista cómo explica lo que pasa? ¿Lo podría definir como una gran confusión a la hora de hablar sobre lo que es jugar bien?

Están tratando de generarla. Van a llegar a lograr una gran conclusión porque no sabemos a qué jugamos, andamos entre el fútbol uruguayo de toda la vida y ese supuesto fútbol moderno que es partir de Barcelona y que varios equipos en el mundo están tratando de aplicar. Ahora, yo pienso, pienso en voz alta: si fuera tan fácil jugar como el Barcelona, el Espanyol de Barcelona que está a 10 cuadras, ¿no podría jugar cómo el Barcelona? Sin embargo no puede. Hay que tener los jugadores para jugar como juegan ellos. Entonces creo que estamos bastante a la deriva en cuanto a ideología.

¿De quién es la responsabilidad?

Hay culpas compartidas, pero creo que los fundamentales son mis colegas que con el discurso de que juegan lindo, proponen y juegan a otra cosa, a un fútbol moderno, consiguen equipos permanentemente y la prensa que también agarró para ese lado.

¿Cuál es su pensamiento sobre Marcelo Bielsa porque usted habla permanentemente de Guardiola?

Hablo de Guardiola porque me preguntan. Bielsa es un muy buen entrenador, como tantos que tienen en el fútbol argentino pero no inventó el agua caliente, tiene el mayor fracaso de la historia del fútbol argentino en los mundiales. Se fue en la primera vuelta y con resultados lamentables. Clasificó jugando muy bien, clasificó con Chile al Mundial y en el torneo solo compitió dignamente. Los grandes logros de Bielsa a nivel de clubes tampoco están, ¡tampoco están! Y es un entrenador que creo que elude permanentemente los equipos que le generan presión. Está dirigiendo en la segunda división. Eso habla por sí solo.

Pero hay quienes dicen que busca clubes donde pueda llevar adelante sus proyecto.

Quitarse presión. Si viene a dirigir a Peñarol acá tiene que ganar todos los domingos. Si viene a dirigir a Nacional tiene que ganar todos los domingos. Estar en un equipo de segunda división que gane cuatro y pierda no tiene gran trascendencia en el mundo.

¿Usted considera que vende "verso"?

Generalmente sí y lo vende muy bien. Pero más que lo que vende el propio Bielsa es lo que venden los pro-bielsistas en la cual voy a incluir a buena parte de la prensa mundial. Los trata pésimamente, los maltrata permanentemente y sin embargo hablan muy bien de Bielsa.

¿Asistiría a una charla de Bielsa?

He ido. He pagado para ir a una charla de Bielsa. Los escucho a todos y después saco mis propias conclusiones.

¿Y aprendió?

Siempre se sacan cosas positivas así sea para no hacer esto que dijo Fulano. No descarto jamás escuchar a nadie.

¿Guardiola y Bielsa triunfarían en Uruguay?

Que se animen a venir acá. Seguramente no tomarían un reto como estos. Tanto uno como el otro agarran equipos que en el primer período de pases gastan US$ 100 millones; US$ 600 millones gastó Guardiola en dos períodos de pases para armar un Manchester City que hoy es sensación pero es sensación en base a una buena billetera.

¿Cómo define a Sampaoli? ¿Está dentro de la misma línea que los anteriores?

Usa y abusa del verso como muchos de sus colegas, fundamentalmente de ese país y yo creo que tuvo buenos rendimientos con la Universidad de Chile y la selección chilena y de ahí para acá no pudo repetir. Dirigió a una gran selección argentina que queda feo, pero lo que se comenta es que le quedó grande y cuando se comenta eso de un entrenador deja mucho que desear.

Si usted tuviera como tuvo Sampaoli a Messi, ¿dónde lo utilizaría?

Demasiados problemas tengo yo con los jugadores de Rampla para pensar cómo hacer para rescatar medio punto contra Cerro Largo el fin de semana como para andar pensando en Messi.

¿Qué es el juego de posesión?

Es el que pregonan muchos de mis colegas y de sus colegas. Eso de tenerla, tenerla y tenerla, es aburrir gente. Esperan que yo me vaya de la cancha, que me voy a los 20 o 25 minutos, y siguen tocando.

¿Y usted que propone?

Yo creo que en el fútbol… han cambiado muchas cosas, pero el que mete la pelota en un arco es un gol. Se trata de defender la mejor manera posible un arco y atacar de la mejor manera el otro. No hay dudas, esto es por puntos. No dan premios por jugar bien, por sumar pases, la posesión de la pelota dicen y ahora se descubren estadística que hay equipo que tiene la posesión de más del 70% la pelota y pierden.

¿A usted lo etiquetan?

Obvio que sí. Equivocadamente. Me etiquetan de defensivos y todos mis equipos, todos, han jugado siempre con tres puntas y un enganche. Ahora hay que marcar, el fútbol de ahora hay que marcar, todos tienen que sacrificarse.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...