Cargando...
Manifestación de cincuentones en Montevideo durante el año 2017.

Economía y Empresas > Seguridad Social

Se cerró la ventana de cambio para los cincuentones: ¿cuántos dejaron las AFAP?

Durante tres años los trabajadores comprendidos por la ley tuvieron tiempo para asesorarse y tomar una decisión

Tiempo de lectura: -'

12 de agosto de 2021 a las 05:01

En marzo de este año venció el plazo de tres años que se había previsto en la ley 19.590 para que los llamados cincuentones dejaran el régimen mixto de seguridad social, en caso de considerarlo conveniente para sus ingresos futuros.

Las cifras finales indican que 31.345 personas eligieron salirse del sistema de AFAP y pasar a aportar solo al Banco de Previsión Social (BPS), para luego cobrar una jubilación única del organismo estatal. Esto según datos proporcionados a El Observador por la Asociación Nacional de AFAP de Uruguay (Anafap). Tomando que la cantidad total de afiliados que estaban incluidos en la ley era de 144.202, el porcentaje de desafiliados fue de 21,7%.

El presidente de Anafap y gerente general de Afap Sura, Sebastián Peaguda, dijo a El Observador que los resultados “verifican” que a la mayor parte de las personas que tenían la posibilidad de desafiliarse les convenía seguir en el sistema mixto.

El ejecutivo dijo que hubo efectos diferenciados para cada una de las tres fases, y con datos que evidencian que a las personas que más les servía desafiliarse eran las que tenían una “trayectoria laboral avanzada y de ingresos alta”. “No eran las poblaciones de menores recursos, eran las poblaciones que tenían trayectorias laborales con ingresos medios o medios altos. Eso habla de una reforma (por la reforma de seguridad social de 1996) que terminó afectando a personas que ya tenían determinados componentes positivos”, afirmó.

Por otro lado, Peaguda recordó que en la etapa previa de discusión parlamentaria de la ley sancionada en 2017, se había advertido que con los modelos como originalmente se pensaban el volumen potencial de personas que se podían desafiliar podría ser muy superior. “Finalmente el modelo se ajustó y no se reconoció al 100% las contribuciones al BPS, sino al 90%. Eso seguramente fue una de las cosas que hizo un ajuste grande en la conveniencia de muchas personas”, dijo el ejecutivo.

La llamada ley de cincuentones entró en vigencia en abril de 2018, y estableció tres etapas en las que se podía solicitar asesoramiento en el BPS, según la edad de las personas. Con esa información luego los trabajadores podían decidir si continuaban en el régimen de AFAP o si se desafiliaban.

En la etapa 1 que se extendió desde el 1º de abril de 2018 al 31 de marzo de 2019 estaban comprendidos los trabajadores que tenían 56 años o más al 1° de abril de 2016. La etapa 2 tuvo lugar entre abril de 2019 y marzo de 2020 cuando pudieron asesorarse los afiliados que a abril de 2016 tenían entre 53 y 55 años (hoy mayores de 56 años). Y la etapa 3 comenzó en abril de 2020 y se extendió hasta el 31 de marzo de 2021. En este caso podían optar por desafiliarse quienes tenían entre 50 y 52 años de edad en abril de 2016 (hoy mayores de 54 años).

“Los cincuentones fue un punto que injustamente se les atribuyó a las AFAP cuando siempre se supo que fue un desconocimiento de las historias laborales antes que aparecieran las AFAP, porque todo lo que se hace es recalcular lo anterior al año 96 para poder reconocérselo a las personas. Es el ejemplo de cómo una cosa que no tiene que ver con la capitalización individual se tomó como ejemplo para tratar de retroceder en los beneficios que tiene el sistema. (…) Algo había de beneficios y lo dijeron las personas que se quedaron y no se movieron”, añadió Peaguda.

En relación al total del sistema, que tenía  1.469.916 afiliados a las AFAP a junio de 2021, según últimos datos del BCU, los desafiliados representan alrededor del 2%. Peaguda añadió que si bien en tres años 31 mil  personas salieron de las AFAP haciendo uso de la opción que se habilito por ley, el sistema “siguió creciendo”.

A las cifras manejadas se deben sumar algunos jubilados que eligieron renunciar a la renta que recibían del Banco de Seguros del Estado (BSE), para cobrar una única prestación por el sistema solidario. Según los últimos datos publicados por la Corporación Nacional para el Desarrollo (administrador del fideicomiso), esa cifra era de 3.209 personas.

El fideicomiso

Los ahorros  de los trabajadores desafiliados se transfieren desde las administradoras de fondos previsionales al Fideicomiso de Seguridad Social (FSS), que tiene como objetivo preservar el capital y rentabilizar los fondos.
Este fideicomiso administrado por la CND  tenía en su portafolio al cierre del primer trimestre de este año activos por unos $ 82.330 millones, según el último informe publicado por ese organismo.
Un  90% estaba nominado en moneda nacional y el resto en dólares. Casi la totalidad (95%) estaba invertido en títulos del sector público, en Unidades Indexadas, Unidades Previsionales y pesos uruguayos. Además, el 56 % de los activos estaba colocado a un plazo superior a los 5 años.
El FSS comenzará a transferir al BPS los activos y la rentabilidad acumulada en forma gradual a partir del sexto año de constituido, y durante un período de 20 años, para financiar en parte las prestaciones que se deberán pagar a este colectivo.
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...