Mundo > DIPLOMACIA

Trump le abrió la puerta de la Casa Blanca a Kim Jong-un

El presidente de Estados Unidos dijo que apuesta a la normalización de la relación entre ambos estados

Tiempo de lectura: -'

07 de junio de 2018 a las 16:39

El presidente Donald Trump dijo este jueves que invitará al líder norcoreano Kim Jong-un a Estados Unidos si la cumbre que celebrarán este 12 de junio en Singapur resulta bien e hizo votos por normalizar la relación entre las dos naciones.

"La respuesta es sí (...), seguramente si resulta bien", respondió Trump cuando un periodista le preguntó si invitaría a Kim a Estados Unidos. "Nos gustaría ver una normalización (de las relaciones), sí", agregó en una conferencia junto al primer ministro de Japón, Shinzo Abe, de visita en Washington.

Trump dijo este que "está todo listo" para la cumbre de la semana que viene. "Todo ha estado saliendo muy bien. Espero que siga por ese camino", dijo.

La cita será "mucho más que una fotografía" ante la prensa y "pienso que estoy bien preparado" para el encuentro, agregó.

En tanto, el primer ministro de Japón dijo que está dispuesto a hablar directamente con Corea del Norte en un intento por resolver el espinoso tema del secuestro de ciudadanos japoneses y fomentar mejores lazos con Pyongyang.

Lea también: Ocho respuestas para entender el acercamiento entre las coreas

"Deseo encarar directamente a Corea del Norte y hablar con ellos para que el problema de los secuestros pueda resolverse rápidamente", dijo Abe en la conferencia de prensa conjunta con Trump.

Por su parte, el líder estadounidense prometió plantear la muy delicada cuestión de los ciudadanos japoneses secuestrados por Pyongyang en las décadas de 1970 y 1980 en la cumbre con Kim.

El objetivo de la visita de Abe a Washington es coordinar de "cerca" el enfoque para abordar el tema de Corea del Norte con Trump.

Abe agregó que no había cambios en la política de Japón para buscar "la paz real en el noreste de Asia" y que si Corea del Norte "está dispuesta a tomar medidas" en la dirección correcta, tendrá un "futuro brillante".

Los dos gobernantes, que participarán el viernes y sábado en la cumbre del G7 en Canadá, son aliados y tienen intereses en común respecto a Corea del Norte.

Rodman no juega

Según el diario New York Post, Dennis Rodman estará en Singapur durante el histórico encuentro entre los dos líderes el próximo martes.

Sin embargo, la Casa Blanca afirmó este jueves que Rodman, ex basquetbolista de la NBA y amigo personal de Kim, no tendrá ningún papel en la cumbre.

"No sé qué rol podría tener el mejor reboteador de la historia del básquet en este asunto", dijo Hogan Gidley, vocero de Trump, en Fox News.

"Él es grande en la cancha, pero las negociaciones deben ser conducidas por quienes saben hacerlo", agregó. "El presidente Trump es el mejor, así que esperamos una gran conversación entre él y Kim Jong Un, sin Dennis Rodman".

Luego de que esta cumbre se anunciara a mediados de marzo, Rodman expresó vía Twitter tener "un gran respeto" por ambos líderes, resaltando que él ya había vaticinado en 2014 avances en las relaciones entre los dos países.

Rodman visitó Corea del Norte por primera vez en 2013 con el equipo de los Harlem Globetrotters, y en 2014 reunió un equipo de jugadores de Corea del Norte para un partido de exhibición para celebrar el cumpleaños de Kim. Incluso fue filmado cantándole "feliz cumpleaños" al líder norcoreano.

Su último viaje a Corea del Norte tuvo lugar en junio de 2017, cuando le dio a Kim una copia del libro de Trump "El arte de negociar".


Comentarios