16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
7 de junio 2021 - 5:00hs

El sector turístico viene aguantando los embates de la pandemia desde marzo del 2020. Es de los más afectados; el coronavirus le cambió los esquemas. En general, prevaleció la necesidad de seguir operando –aunque fuera a pérdida– para llegar más o menos en pie cuando se pueda hablar del final de la pandemia.

Las vacunas aparece como una de las últimas batallas y es la esperanza para que la economía se reactive. Sin embargo, el número de muertes y casos diarios que no deja de aumentar ha hecho que la el final del túnel se vea un poco demorado.

En este sentido, la pregunta que tienen muchos actores turísticos es qué pasará de cara a los próximos meses que serán trascendentales para la temporada de verano 2022.

En algunos balnearios uruguayos, es notoria la presencia de argentinos que llegaron para quedarse unos meses o incluso a vivir un tiempo indeterminado. 

En tanto, hay otros que están esperando que las fronteras se reabran para obtener la residencia e instalarse en Uruguay. Esto, a nivel gubernamental, trae un poco de esperanza y comienza a hablarse de un turismo residencial. 

Según explicó el subsecretario de Turismo, Remo Monzeglio, son personas que llegan y generan inversiones en las ciudades donde se instalan. Esto hace que se aumente el empleo y los servicios en la zona, además de que los propios extranjeros gastan día a día y fortalecen la reactivación del consumo. 

“Son personas que tienen una estabilidad económica bastante grande, por eso no escatiman en algunos gastos y sienten la necesidad de volcar dinero porque están bien en Uruguay”, acotó.

Al Ministerio de Turismo suelen llegar inquietudes acerca de la fecha en que se reabrirán las fronteras, sobre todo de argentinos que están tramitando la residencia. 
Esto hace pensar que en los próximos meses el turismo residencial irá en ascenso, siempre y cuando los planes salgan según lo previsto.

Otro de los aspectos positivos de este fenómeno es que en las temporadas bajas también se generan ingresos. “Basta con hacer un relevamiento en los colegios y los comercios para ver que efectivamente se está consolidando la tendencia”, afirmó Monzeglio.

De igual modo, esto arrojará resultados de cara a los próximos meses, cuando muchas de esas inversiones comiencen a materializarse. Para las autoridades, las perspectivas en este aspecto “no podrían ser mejores” y perciben que este tipo de turismo puede ser sustitutivo del clásico. 

Sin colapso

“El turismo, aquel de que había gente que salía por la ventana, no va a existir en el corto plazo”, enfatizó Monzeglio, en referencia a la actividad prepandemia.

Esto no quiere decir que el turismo no pueda recuperarse, incluso en el Ministerio de Turismo especificaron que el 60% de las personas que normalmente viajaban están dispuestas a volver a hacerlo en un plazo de 60 días.

Pedro Tristant Muchos están esperando a que se reabran las fronteras para instalarse en Uruguay

Monzeglio comentó que, si estas personas comienzan a viajar al mismo tiempo, muchos de los servicios colapsarían pero no por falta de oferta, sino porque el control sanitario sería un caos. “Ahí es cuando comenzamos a hablar del famoso pasaporte verde, que da seguridad y organiza”, dijo el jerarca.

Las autoridades están esperanzadas, porque proyectan que en los próximos meses las fronteras se abrirán de manera paulatina y parte de estos potenciales viajeros  llegarán a tierras uruguayas.

Los actores del sector no perciben que haya un riesgo de colapso de los servicios, porque entienden que los cierres no han sido suficientes para que la oferta se vea resentida. 
Si bien hay trabajadores en seguro de paro parcial, en caso de necesitarlos se puede retomarlos y la actividad de las empresas tendría que funcionar de forma casi normal.

Monzeglio fue claro: “No hay ningún riesgo de colapso. Creo que va a venir menos gente que antes, pero de un poder adquisitivo mucho más favorable para los intereses del país”.

Inseguridad

Al margen de que las perspectivas del Ministerio de Turismo son mejores que las del año pasado, la inseguridad dentro del sector sigue latente. No solo en lo que puede pasar a nivel económico, sino que en materia sanitaria los países de la región no han levantado cabeza y eso puede contribuir a que se frene la llegada de extranjeros.

“El sector todavía está muy expectante y con mucha incertidumbre hacia delante. Es el sentimiento que la pandemia ha ido dejando a nivel general”, explicó la presidenta de la Cámara Uruguaya de Turismo (Camtur), Marina Cantera.

En cuanto al turismo residencial, Cantera dijo que sí lo vienen percibiendo pero consideró que no es tan significativo como se lo presenta. Aclaró que “todo suma” en medio de esta situación, pero todavía no existe una consolidación suficiente como para hablar de un cambio que mueva la aguja del sector.

De cara a los próximos meses, se esperan pequeños pasos que permitan un incremento de la demanda turística.  Hasta ahora, se ha permitido que los uruguayos inmunizados con las dos dosis puedan salir del país, y regresar sin la necesidad de hacer cuarentena preventiva.

“Creemos que, de a poco, se puede ir haciendo cosas similares para los extranjeros”, comentó Cantera. Monzeglio coincidió en que este fue un paso muy importante, pero rescató que para seguir hacia adelante hay que actuar con mucha cautela. 

Lo que ha primado durante los meses de pandemia ha sido el cambio y la incertidumbre, por eso en el gobierno prefieren dar pasos seguros pero lentos “sin arriesgar la salud de la gente”.

Por otro lado, Cantera explicó que no solo es importante que vengan turistas, sino que los propios ciudadanos locales hagan turismo fuera del país.  Actualmente, el Aeropuerto Internacional de Carrasco tiene una actividad de apenas 5%, por eso generar conectividad con otros países es una prioridad en estos meses.

Ganadores y perdedores

El turismo residencial genera una brecha entre quienes salen ganando y los que no resultan tan favorecidos. Los operadores inmobiliarios se encuentran en el grupo de los ganadores, aunque sea de manera parcial. 

Argentinos y brasileños suelen llegar a ellos para consultarles sobre las opciones de compra de una propiedad y eso ha reactivado de forma parcial la demanda. Javier Sena, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este - Maldonado, comentó que este fenómeno viene siendo de gran ayuda. 

Los operadores incentivan que esto se consolide como tendencia, porque entienden que es uno de los salvatajes que puede tener el sector de cara a fin de año.

Sena enfatizó que, más allá de las proyecciones, está claro que este tipo de turismo no alcanza para seguir sobreviviendo. “Es como el año pasado, cuando se hablaba del turismo interno, de pique nosotros sabíamos que no iba a dar para mucho”, rememoró.

De igual modo, todos entienden que no son muchas las alternativas para sacar cabeza, dado que todo está en las manos de las autoridades y de la reapertura de fronteras. “Es como cuando te dicen ‘conformate con lo que hay’”, dijo por su parte Cantera.

En el otro extremo están los que no ganan mucho con la llegada de turistas que se quedan un tiempo extendido. Entre los actores que aparecen en ese listado están las agencias de viaje.

Carlos Pera, presidente de la Asociación Uruguaya de Agencias de Viaje (Audavi), explicó que sin duda la recuperación para el segmento está más cerca, pero aún faltan unos meses “para seguir aguantando”. Entiende que este fenómeno ayuda al sector en general, pero en cuanto al negocio de las agencias de viaje no es algo que les mueva la aguja.

La mayoría de las agencias siguen con las puertas cerradas y con la mayoría del personal en seguro de paro, pero entienden que estos últimos meses de resistencia serán vitales para llegar “a las luces que han ido apareciendo en el último tiempo”.

Por su parte, Monzeglio dijo que es vital que aquellos que salgan del país, recurran a estos profesionales. No solo por el hecho de reactivar el sector, sino para prevenir posibles contratiempos a nivel sanitario.

“La situación es muy cambiante, capaz que te vas al Caribe, la cosa se complica allá y ¿a quién le reclamas?”, puso como ejemplo el subsecretario. En Audavi también están percibiendo un aumento de la conectividad, gracias al incremento en los vuelos de algunas aerolíneas. 

Pera comentó que habrá que ver si esto se prolonga en el tiempo, pero que por ahora ven con buenos ojos los próximos meses. “No está tan oscuro el horizonte, aunque por el momento sigue todo igual”.

Todavía más difícil

Dentro del sector, aquellos que aparentemente la tienen aún más difícil son los hoteles. Una vez que se abran las fronteras, estas empresas deberán esperar alrededor de tres meses para ver una reactivación cabal a nivel económico. El turismo residencial claramente no entra dentro de su rango de demanda.

El presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay (AHRU), Francisco Rodríguez, afirmó que están tratando de solucionar otros temas, como extender los beneficios que han dado el gobierno y las intendencias municipales.

“Éramos muy optimistas en diciembre de 2020, pensando que para setiembre de este año iríamos camino hacia una reactivación total, pero actualmente los plazos se han dilatado bastante”, explicó Rodríguez. Esto significó que muchos actores se hayan retirado del mercado, lo que a su vez provoca una necesidad imperiosa de mantener a los que siguen con las puertas abiertas. 

Joaquín Silva El turismo de residencia deja a ganadores y perdedores dentro del sector

El presidente de la AHRU explicó que si se siguen dando cierres de hoteles o despidos de personal, será muy difícil que el sector levante cabeza cuando todo se reactive. “Hoy en día el colapso no es una opción, pero si todo se prolonga puede aparecer como algo factible”, agregó. Todos los consultados coincidieron que la situación actual no es muy diferente a la del año pasado, aunque hay mejores perspectivas para lo que viene.

“Está claro que los actores del sector quieren trabajar y tienen la mejor disposición, en ese sentido estamos todos en la misma sintonía. Pero la pandemia es como algo del más allá que puede truncar todos los planes. Estamos quemados con leche”, dijo el subsecretario de Turismo, Remo Monzeglio. 

Temas:

Turismo pandemia Café y Negocios Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar