The Sótano > The Sótano / Eduardo Espina

Un premio devaluado

José Mujica, Donald Trump y Barack Obama, ¿qué tienen en común estos primeros mandatarios?

Tiempo de lectura: -'

04 de mayo de 2018 a las 05:00

Barack Obama y José Mujica tuvieron dos cosas en común cuando fueron presidentes: buena labia para improvisar sobre cualquier tema, y gran ineficacia para resolver problemas reales.

Mujica, entre otras cosas, aceleró el certificado de defunción de PLUNA, y Obama, entre otras cosas, dejó a los inmigrantes indocumentados más en el aire de lo que ya estaban, no en vano, durante su gobierno se batió el récord de deportaciones. Eso, la historia de los sentimientos jamás podrá perdonárselo al parlanchín presidente; eso, ni con los mejores discursos seudo humanistas logrará algún día reparar.

En verdad, Obama y Mujica también tuvieron tres cosas en común: ambos además fueron nominados al Premio Nobel de la Paz, y al primero, insólitamente, se lo entregaron. ¿Por qué? Hasta el día de hoy, nadie, ni siquiera los encargados de premiarlo, lo saben, tal vez porque a los tan blancos nórdicos les pareció exótico que un afroamericano fuera elegido presidente del país donde miles de africanos murieron durante los tiempos de la esclavitud. ¿Hay más paz y estabilidad en el mundo después de la presidencia de Obama? No, para nada.

Donald Trump no tiene la labia de su predecesor –como orador es más bien un desastre entretenido–, pero es poseedor de un dedo índice de extraña capacidad operadora, el cual puede trabajar a la velocidad de la luz, permitiéndole enviar decenas de tuits a diario, como si el tiempo le sobrara. Y como vivimos en un mundo de colmos y el Comité del Nobel de la Paz no parece ser muy riguroso a la hora de premiar, tal vez por eso y por otras cosas más, es que un grupo de 18 legisladores republicanos nominó el miércoles pasado al actual presidente estadounidense a dicho premio, por su trabajo en las relaciones con Corea del Norte.

La carta de nominación termina diciendo: "No podemos pensar en nadie más merecedor del reconocimiento del Comité en 2019 que el presidente Trump por su incansable trabajo para traer la paz a nuestro mundo". Increíble, vergonzoso. Durante su corta pero conflictiva presidencia, Trump ha traído muchas cosas al mundo, pero no paz. Si no, que le pregunten a las miles de familias que Trump ha separado con su brutal, inhumano, plan de deportaciones.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...