Economía y Empresas > Comercio Internacional

Uruguay es más vulnerable que sus competidores, según informe

El CED elaboró un informe sobre la vulnerabilidad comercial del país en comparación a otros países agroexportadores

Tiempo de lectura: -'

24 de julio de 2018 a las 05:00

"En los últimos 11 años Chile, Australia y Nueva Zelanda tomaron una actitud muy activa en la concreción de tratados comerciales con mercados relevantes. Uruguay y Argentina concretaron muy pocos acuerdos y su principal acuerdo comercial sigue siendo el Mercosur. Esto tiene como consecuencia una reducción significativa de la vulnerabilidad comercial de los primeros tres países y un estancamiento de los otros dos".

La conclusión pertenece al Índice de Vulnerabilidad Comercial elaborado por el Centro de Estudios del Desarrollo (CED), que busca cuantificar la forma en que se integran ciertos países con el exterior, al comparar las estrategias comerciales –también se estiman sus vulnerabilidades- de esos cinco países con similares características agroexportadoras.

Según concluye el estudio que será presentado este martes en la Universidad ORT a la hora 19 (Bulevar España 2633), un acceso a mejores condiciones de mercado de exportación permite más estabilidad en el acceso a mercados -que dejan de depender de pequeñas variaciones de precios-, mayores ganancias para las empresas exportadoras, posibles exportaciones de productos con mejores ventajas comparativas y la integración de cadenas globales de valor.

De los 20 principales socios comerciales de Uruguay, solamente con ocho se mantienen acuerdos, apunta el Índice de Vulnerabilidad Comercial. Del total de las exportaciones el 59% tuvo como destino países con los que no se tiene preferencia comercial, mientras que el 41% restante fue a destinos en los que se tiene algún tipo de acuerdo comercial.

En ese caso, Uruguay muestra una tendencia similar a la de Argentina, "sin una estrategia de inserción comercial a nuevos mercados clara". Según se establece en el estudio, el país logró concretar muy pocos acuerdos a mercado de destinos en los últimos diez años, que a su vez, resultaron poco significativos para las exportaciones.

Lea también: El Mercosur, una "jaula" que está cerrada al mundo

Se expresa que entre 2006 y 2017, Uruguay ha perdido peso en los mercados regionales, lo que deteriora el valor del índice dado que son los países con los que ya existen acuerdos comerciales. Sumado a este factor, la irrupción de China ha tenido un peso relativo considerable, pero no existe ningún acuerdo comercial con el mercado asiático, lo que deteriora la vulnerabilidad del país en términos comerciales.

Se menciona que aquellas economías emergentes beneficiadas con los precios internacionales en la última década que realizaron acuerdos con mercados como el chino, redujeron considerablemente su vulnerabilidad comercial, aunque se aclara que "el factor decisivo para reducirla no es la cantidad de acuerdos logrados, sino el hacerlo con mercados estratégicos".

Sin embargo, el 50% del comercio internacional del presente se maneja bajo normas preferenciales, por lo que la competitividad de un país puede pasar en gran medida por no estar fuera de esos acuerdos, dice el informe.

Se afirma que para Uruguay ese aspecto resulta determinante, dado la composición de su canasta exportadora, concentrada mayormente en productos agrícolas, que a diferencia de las manufacturas, todavía tienen aranceles altos, con acceso preferenciales solo a partir de acuerdos bilaterales o regionales y no multilaterales.

El Índice de Vulnerabilidad Comercial (IVC) apunta que si se toma los años 2006 y 2017, el grado de vulnerabilidad de Uruguay tuvo una leve variación al pasar de 57% a 59%, respectivamente.

En este sentido y en contraste a lo que se analiza sobre las políticas de comercio exterior llevadas adelante por Uruguay, se cita el caso de Chile como uno de los más emblemáticos en apertura comercial. "En 2006 el país trasandino había iniciado una política comercial de apertura agresiva y contaba con TLC con EEUU y China, pero en el período analizado (2006-2017), refuerza la estrategia alcanzando acuerdos con la Unión Europea e India", señala el estudio.

Lea también: ¿Qué tan bien le fue a la economía uruguaya tras la recuperación democrática?

Por su parte, se destacaron como logros los acuerdos logrados por el Mercosur con India e Israel y el peso adquirido en los últimos años por México, "fruto del Tratado de Libre Comercio que se firmó en 2003".

Finalmente, el informe concluye que es preocupante la desventaja que enfrentan las empresas nacionales a la hora de exportar a los grandes mercados asiáticos emergentes.

"La lana y la carne neozelandesa ingresan a China con arancel 0%, mientras que productos de origen uruguayo pagas tasas que oscilan del 20%. El Ministerio de Economía y Finanzas estimó el costo arancelario total pago por los exportadores uruguayos en US$ 250 millones en 2016", lo que implica un alto costo adicional en comparación con competidores como Australia y Nueva Zelanda.

Uruguay y Argentina rezagados

Según el informe realizado por varios economistas, Australia pasó de tener un IVC de 83 en 2006 a 39 en 2017, Nueva Zelanda lo bajó de 77 a 44 y en el caso de Chile fue de 55 a 17. En estos países, se destaca, se realizaron varios acuerdos importantes durante ese período con el mercado asiático.

En tanto, más rezagados se ubicaron Uruguay y Argentina. En el caso del país vecino su IVC pasó de 66 a 65, mientras que Uruguay apenas se movió de 57 a 59, lo que implica, según el informe, un estancamiento al no lograr acuerdos relevantes con mercados significativos en sus exportaciones.

La referencia tomada por el índice es que un país que hace todas sus exportaciones sin ninguna preferencia arancelaria tendría un IVC igual a 100, mientras que en caso contrario sería de valor 0.

Comentarios