Economía y Empresas > IMAGEN CORPORATIVA

UTE contratará asesoría para cortar con el “mito” de que su tarifa es cara

La empresa divulgó un llamado para contar con un servicio de comunicación institucional externo; pretende mejorar el vínculo con sus clientes y optimizar la inversión de su pauta publicitaria, entre otros objetivos

Tiempo de lectura: -'

17 de enero de 2019 a las 14:29

UTE divulgó un llamado para la contratación de un servicio en comunicación institucional, que entre otras tareas, tendrá como objetivo terminar con el mito que la tarifa del ente energético es cara.

Según se detalle en el pliego de condiciones de la licitación abreviada que publicó el ente energético en el portal de llamados de compras estatales, la convocatoria está dirigido a una empresa nacional e integral en el área de comunicación empresarial, que proponga e implemente los planes de comunicación. Agrega que la planificación y desarrollo de los planes que sean oportunamente propuestos estarán “en sintonía con la política de comunicación definida por el Directorio y su implementación y gestión se realizará en coordinación con los servicios específicos responsables de la comunicación en la administración y bajo su supervisión”.

En tanto, dentro de los objetivos específicos que pide UTE, aparece uno vinculado al costo de la energía. En ese sentido, el asesor externo tendrá que “desmitificar el arraigado concepto de que la electricidad tiene un costo elevado. Para ello, entre los objetivos de la comunicación se incluirá la información que se considere adecuada para revertir tal percepción. Asimismo, se reforzarán los atributos implícitos de la energía eléctrica, bien valorados por la población, apelando para ello a méritos propios y sin acudir al empleo de la publicidad comparativa con otras fuentes de energía. Promover las opciones tarifarias adecuadas para cada segmento de clientes”,dice el pliego.

El costo de la tarifa eléctrica ha estado en el centro de la polémica mediática y política durante el último quinquenio. Esto porque se entiende que la fuerte baja que tuvo el costo de abastecimiento de la demanda por la incorporación masiva de fuentes renovables (eólica, biomasa y solar) no se vio reflejado en su totalidad en el bolsillo que pagan los contribuyentes, en particular para el sector residencial.

De acuerdo a los datos que divulgó la consultora SEG Ingeniería de diciembre, Uruguay tenía la energía residencial más cara de la región con un costo de US$ 265 por MegaWatt/hora (MWh), seguido por Brasil (US$ 200), Chile (US$ 177), Argentina (US$ 98) y Paraguay (US$ 69). En el caso de la energía industrial media tensión, UTE está bastante alineado a la región. Uruguay y Brasil comparten la primera oposición con un costo de US$ 123 por MWh, seguido de cerca por Chile con US$ 117 por MWh, y un poco más lejos siguen Argentina (US$ 82) y Paraguay (US$ 48).

Las tarifas de UTE subieron 5,7% en promedio en enero, por debajo de la evolución de la inflación de 2018 (7,96%) y se mantuvieron beneficios de rebajas para los sectores productivos como la lechería e industrias que incrementen su consumo.

Las autoridades de UTE y el Ministerio de Industria han reconocido que las tarifas de la energía no bajaron en la proporción que lo hicieron los costos de generación en los últimos años. “Reconozco que la tarifa residencial de UTE debe bajar”, dijo a los medios hace un tiempo la ministra de Industria, Carolina Cosse.

La aspiración de reducir las tarifas ha chocado en esta administración de gobierno con las restricciones fiscales que tiene el país. La empresa estatal ha liderado los aportes a Rentas Generales, con transferencias que anualmente superan los US$ 200 millones.

"Las empresas públicas hemos evitado que subiera el déficit fiscal, y el 80% de ese déficit evitado fue por el aporte de UTE, que es la que ha hecho la mayor contribución. Hemos cumplido por encima de lo que era la meta. Si uno hace la cuenta de los años 2015, 2016 y 2017, hay como US$ 600 millones excedentarios con respecto a la meta. Fíjese que si hubiéramos tenido US$ 650 millones para distribuir en estos tres años en la tarifa residencial, hubiésemos tenido un detalle interesante, estaríamos en otro discurso, en otra situación", dijo el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, en una entrevista con Brecha.

No obstante, el jerarca reconoció que las empresas públicas operan en un "ecosistema" en el cual el Ejecutivo "fija las reglas de juego".

"No hay que sentirse mal porque no podemos bajar las tarifas, en la medida que esa plata genuinamente ganada en esta actividad la podemos volcar en alguna actividad productiva del país", acotó el presidente.

Nuevos desafíos

El llamado de UTE comprende una abarcativo plan de tareas para la asesoría externa que van desde la planificación y evaluación de la pauta publicitaria, el asesoramiento externo, o el vínculo de voceros de la empresa con medios de prensa.

“En la actualidad, en una coyuntura de competencia y globalización, es prácticamente imposible que una empresa sobreviva aislada del contexto, sin una adecuada comunicación corporativa, cualquiera sea el ámbito en que desarrolla sus actividades (monopolio, competencia, etc.)”, dice el pliego.

Agrega que “optar por el silencio puede resultar en algunos casos contraproducente, en el sentido de que cuando no se informa, o bien, se lo hace parcialmente o a través de medios no adecuados el resultado, como se indicó anteriormente, es manifiestamente negativo y perjudicial para la empresa”.

Para UTE, resulta necesario comunicar, entre otros temas, los vinculados al quehacer de la empresa y particularmente todo lo relacionado con su política comercial, destacándose entre otros el propender, a partir de una adecuada información, al uso eficiente, racional y seguro de la energía eléctrica y a la incorporación de las denominadas tecnologías de interés para UTE.

“En términos generales la empresa debe mostrarse siempre proactiva, abierta y eficiente, transparente, comunicativa y no burocrática”, explica.

En el llamado, el ente energético informa dentro de los objetivos generales y específicos de la comunicación institucional se hace necesario “implementar una planificación adecuada de la misma contemplando las actuales necesidades de UTE”.

Añade que ello “plantea un verdadero desafío a la hora de tomar decisiones en materia de comunicación, exigiendo un manejo planificado inteligente y responsable de todos recursos, ya que cualquier desfasaje en ese sentido se traduce inexorablemente en una inversión inconveniente”.

“Se deberá, pues, encarar la realización de acciones concretas de comunicación, tanto informativas como publicitarias, siguiendo una planificación acorde a necesidades reales y que se instrumente a través de un adecuado plan de medios que permita lograr en el

menor plazo posible la mayor cobertura del público objetivo al cual se pretenda alcanzar”, acota otro pasaje del llamado.

Finaliza argumentando que, “en un entorno globalizado y competitivo, una empresa de las características y dimensiones de UTE debe mantener una comunicación planificada, oportuna, fluida y constante con sus clientes y con la sociedad en general”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...