Cargando...
Como Señor Faraón, Ismael Varela acaba de publicar su tercer álbum, Piel de culebra.

Espectáculos y Cultura > MÚSICA

Vayan prendiendo el fuego

Como parte del Cuarteto del Amor, una década en Hablan por la Espalda y al frente de Señor Faraón, Ismael Varela construye una flamante carrera musical

Tiempo de lectura: -'

10 de diciembre de 2015 a las 05:00

Atahualpa Yupanqui, Keith Richards y David Lynch. Esas son algunas figuras que el cantante de la banda Hablan Por La Espalda, Fermín Solana, utiliza en su libro Paracetamol 500 para describir a su compañero Ismael Varela. Conocido en la escena musical capitalina bajo su alias solista, Señor Faraón, Varela ha construido una carrera musical prolífica y autosuficiente, una que lo tiene como paladín del blues uruguayo de esta década.

El apodo de rey egipcio del cantante y multiinstrumentista se origina en su infancia en el complejo habitacional Bulevar Artigas de La Blanqueada. Solana presenta a Varela en su obra como parte de "una generación de chiquilines posiblemente motivados por una combinación letal de rock, fútbol, cumbia, punk, sustancias y un sentido del humor incisivo resultado de horas comunitarias enteras en cualquier ala del patio, alrededor del parrillero o sobre el cemento polideportivo".

Y aunque Varela, recuerda haber visto esa presentación antes, no ha leído el libro todavía. Está, afortunadamente, según aclara a El Observador, muy ocupado.

En el último año abandonó dos de las bandas que integraba: Hablan Por La Espalda (a la que ingresó en 2005 primero como baterista y luego como percusionista) y Revólver, banda que fundó en 2004 y con la que publicó dos discos, el último en 2013. Pero más allá de esas retiradas, Varela trabaja como uno de los tantos integrantes de El Cuarteto del Amor, realizando música para películas, dando clases de guitarra y en Señor Faraón, proyecto por el que recientemente publicó su tercer disco, Piel de culebra.

Piel solitaria

Embed

El instrumento insignia de Varela es la guitarra pero de joven llegó a ser violinista en la Orquesta Juvenil del Sodre, tras solo un año estudiando el cordófono. Según cuenta, los tiempos de preparación de la música académica lo impacientaban y su participación simultánea en múltiples bandas de rock lo llevaron a alejarse rápidamente de la orquesta.

Años después, y con un currículum de material fonográfico envidiable, la decisión de tomar una senda más solitaria como músico también se vincula a su impaciencia. Dice que entre grabaciones, giras y ensayos de grupos, pasó demasiado tiempo sin proveer su propio material.

Para grabar Piel de culebra (disponible a través de los sellos Feel de Agua y Módulo Records) Varela ocupó todos los lunes, martes y miércoles de octubre de 2014 para viajar a Laguna del Sauce. En una obra más ambiciosa que sus dos discos anteriores (Siguiendo el rayo y Las últimas en inglés), Piel de Culebra se construye, según su compositor, en sonidos ambientes, juegos de estereofonía, timbres improbables y arreglos que van más allá de las canciones. Detrás de las letras –que suelen aludir a rituales fraternales o amorosos– hay paisajes, fogatas y misterios, generados muchas veces por sonidos y resonancias que no se detectan de primera mano pero que Varela buscó intencionalmente.

"La mayoría de los instrumentos son acústicos y se generó un sonido peculiar. No suena como la mayoría de los discos con instrumentación orgánica", dice con orgullo.

Cierto afán de percusionista melómano también lo ha llevado a coleccionar varios instrumentos. Su última adquisición a un cofre de "cachivaches" en su habitación es un par de castañuelas metálicas que golpea con un palo buscando un sonido "a lo Tom Waits". Varios de esos elementos están en Piel de culebra y en la banda sonora de Clever, la película uruguaya ópera prima de los directores Federico Borgia y Guillermo Madeiro. Para el filme, protagonizado por Hugo Piccinini como un instructor de artes marciales en una búsqueda obsesiva en un pueblo de personajes excéntricos, Varela creó piezas instrumentales y canciones de ritmos variados que van desde un bolero hasta un tema bailable con ecos de Daft Punk.

Sin apuro por presentar estos dos últimos álbumes, Varela ya trabaja en canciones nuevas para mantenerse creativamente activo. Algunas las tocará hoy en Paullier y Guaná en una presentación con los músicos Franny Glass y Pau O'Bianchi. "Quiero ser más fiel con la velocidad con la que hago música", afirma. "Acortar esa distancia".



Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...