Nacional > Nuevo CPP

Vázquez dispuesto a destinar más recursos a la Fiscalía

El presidente trasladó su posición en la última reunión por seguridad en la que participó al fiscal de Corte

Tiempo de lectura: -'

25 de mayo de 2018 a las 05:00

Un día sí y otro también, escuchamos o leemos las quejas que fiscales realizan al nuevo Código del Proceso Penal (CPP): dicen que tienen más de mil expedientes, alguno sostiene que elige los más graves, otros que escoge los más fáciles de resolver y están los que afirman que se encargan de la flagrancia, lo que está pasando aquí y ahora, y los que se acumulan, que se acumulen.

Desde las autoridades no ha habido un señalamiento de causas precisas, afirman que es cuestión de tiempo adaptarse, que nadie dijo que sería fácil. Pero aunque a veces no pongan énfasis en justificar por qué está pasando esto con los delitos y el código, tienen algunas explicaciones de por qué las cosas se complicaron a un punto en el que, según dijera el director nacional de Policía, Mario Layera, a El Observador, el gobierno, por acción del CPP, no podrá cumplir con su promesa de bajar las rapiñas un 30%.

La crisis tomó tal dimensión que el presidente Tabaré Vázquez se inclina por destinar recursos para contratar más fiscales, según supo El Observador.

¿Cuál es la explicación que se da desde el oficialismo en este embudo en que cayó el CPP? Los requerimientos de recursos humanos para el nuevo CPP fueron definidos en 2015 en base a la información disponible en ese entonces. Policía y Fiscalía parecieron estar de acuerdo en estimar que habría unas 224.165 denuncias al año, 18.680 por mes.

Pero las cosas no resultaron así. Entre noviembre de 2017 y marzo de 2018 se registró un promedio de 29.772 noticias criminales al mes. Si los promedios se mantienen -y hay grandes posibilidades de que aumente- habría 357.264 noticias criminales al año. Esto es casi un 60% más que la previsión inicial realizada en 2015.


Los 330 fiscales de todo el país están superados. El fiscal de Corte, Jorge Díaz, ya ha dicho publicamente que con 120 fiscales más la situación mejoraría. Ahora la palabra y el dinero lo tienen Vázquez y fuentes oficiales dijeron que el mandatario le da a esto una atención central.

¿A qué pudo deberse ese aumento en la cantidad de delitos por sobre lo estimado y que saturó a las fiscalías? Un elemento que seguro pesó fue el programa de mejora de gestión implementado por el Ministerio del Interior. Los policías se esforzaban más para resolver casos ya que eso era más sueldo. A eso se sumó la instalación de tabletas en los patrulleros, lo que contribuyó al aumento de las denuncias porque el ciudadano ya no tenía que ir a la comisaría, podía hacerla en el propio patrullero.

Por último, el trabajo de los fiscales aumentó porque hay que diferenciar entre delitos y noticias criminales.La noticia criminal incluye accidentes con lesionados, suicidios, abortos, muertes y otros hechos que requieren investigación fiscal.

Todos estos elementos mencionados acerca de las trabas en el CPP no parece que vayan a desaparecer. La Fiscalía está jugada a que el gobierno le tire una cuerda con la contratación de más fiscales. Sino, seguirán los cuestionamientos según los cuales el CPP genera espacios de impunidad.

Presos


Con la aplicación del Nuevo Código del Proceso Penal (CPP) se envía a prisión la misma cantidad de gente que con el código anterior, según un informe realizado por la Fiscalía. En los primeros tres meses de su implementación (noviembre, diciembre y enero) el número de personas enviadas a prisión cayó significativamente pero, una vez superadas las dificultades iniciales, los números se equipararon con el código anterior.

Entre enero y octubre fueron encarceladas, en promedio, 572 personas por mes. Ese número cayó a 275 entre noviembre y enero, con el nuevo código, pero llegó a 540 en marzo y 528 en abril. Los datos de marzo y abril todavía son provisorios porque el Instituto Nacional de Rehabilitación tiene cierto rezago en la comunicación de los ingresos a las cárceles, dice el informe.


Durante los primeros meses del nuevo código, surgieron algunas críticas que apuntaban a que había caído la cantidad de enviados a prisión. Con esta información, la Fiscalía asegura que se debía a problemas de implementación.

El documento fue realizado a raíz de un pedido de informes enviado el 14 de febrero por el diputado blanco Pablo Abdala que fue respondido este jueves y publicado en la página web de la Fiscalía.
"Dicho de otra manera, a 5 meses de iniciado el nuevo CPP, la cantidad de imputados enviados a prisión ya se situó en un 94,4% del valor promedio del anterior CPP, sosteniéndose en abril. Si bien es necesario aguardar por las cifras de los meses siguientes, es posible afirmar que a poco de su entrada en vigencia y superadas las dificultades iniciales el nuevo código está enviando a prisión prácticamente la misma cantidad de personas que el anterior", dice la respuesta al pedido de informes.

El documento agrega que, con estos números, se puede afirmar que el nuevo CPP "no genera por sí mismo mayores niveles de impunidad". "La evidencia aportada revela que el nuevo proceso se acercó rápidamente a los mejores logros del código anterior y más importante aún, que tiene el potencial para superarlos en términos de condenar y enviar a prisión cuando corresponda", agrega.

Comentarios