Fútbol > CLAUSURA

Vibrante triunfo carbonero

Peñarol le ganó 3-2 a Cerro en un partido en el que comenzó perdido pero encontró el triunfo en el final, como más le gusta a sus hinchas

Tiempo de lectura: -'

02 de septiembre de 2018 a las 05:04

¡Qué partido! Peñarol se recuperó a tiempo y le ganó 3-2 a Cerro en el Campeón del Siglo, tras dar vuelta el resultado en el cierre del partido. “A lo Peñarol”, como dicen los hinchas carboneros cuando ganan un encuentro en el que su equipo no la pasa del todo bien pero en el final se termina quedando con la victoria luego de sufrir, como también le gusta a todos los futboleros uruguayos.

Ayer en su estadio, en el arranque del trámite a los carboneros le costó muchísimo la falta de juego y extrañó ese aporte de Cristian Rodríguez, lesionado, más todo el empuje y vértigo que impone el Cebolla cuando está en cancha.

No tenían peso en el área rival. Las cargas fueron la mayoría de las veces con proyecciones con pelota del “Torito” Gabriel Fernández, quien bajó varios metros y llegó trasladando el balón, pero se encontró con los volantes y los zagueros de Cerro bien parados, si bien en algunas ocasiones lo bajaron con faltas.

La visita no demostraba interés en arriesgar en ofensiva y recién a los 30 minutos llegó con algo de peligro con un buen cabezazo que salvó Dawson.

De a poco, Cerro, que llegaba al CDS en gran momento tras hacerle cinco goles a Progreso y con dos delanteros en buen nivel, se comenzó a animar. A los 35’, Nicolás González, el nuevo goleador albiceleste, encontró la pelota en el área, remató de primera, quizás muy apurado, y la mandó afuera.

Y a los 42’, en una pelota aérea que cayó al corazón del área mirasol y que la zaga aurinegra no supo rechazar, Luis Acevedo, la otra  revelación ofensiva del conjunto de la Villa, la calzó de aire y marcó el 1-0 que causó sorpresa en el Campeón del Siglo, pero que reflejaba que la visita había sido más con solo 15 minutos.

Porque Peñarol hasta ese entonces no había tenido situaciones claras y llegó con peligro recién en el cierre del primer tiempo con una jugada de Viatri.

En el complemento, cambió la actitud del dueño de casa ni bien salir a la cancha. El Torito tuvo un mano a mano con Irrazabal y el arquero salvó su arco poniéndole el pecho a la pelota.

Diego López mandó a Fabián Estoyanoff a los 52’ para darle más llegada por derecha y también para enchufarle a su equipo esas ganas que suele contagiar el Lolo.

Y el cambio le dio resultado, porque el puntero comenzó a hacer su juego y complicar.

Apenas dos minutos después, llegó el emapte aurinegro luego de un centro del Lolo que no pudo ser rechazado por la zaga visitante y que terminó con Carlos Rodríguez empujando la pelota con su cintura para que entrara al arco.

Cerro respondió enseguida con un remate de González que salvó Dawson y que dejó en evidencia que la zaga mirasol no estaba en una buena noche. Eso quedó confirmado inmediatamente cuando los albicelestes llegaron tocando para que nuevamente Acevedo anotara en el corazón del área chica, esta vez para poner el 2-1, en un verdadero golazo.

La alegría le duró poco a los aurinegros porque el empate le duró tan solo dos minutos y porque tenía que volver a remarla.

Peñarol siguió empujando y Cerro, con cambios, se replegó.

Para peor, la visita se quedó con 10 por la expulsión de Darwin Torres, quien tenía amarilla y cargó con Estoyanoff, lo que Leodán González consideró que ameritaba su segunda cartulina.

Con Viatri muy activo, Peñarol se fue arriba, lo que hizo que Irrazábal tuviera que responder con buenas intervenciones. A los 77’ sacó un cabezazo de Carlos Rodríguez y en la siguiente le tapó al argentino y luego, en el rebote, Ignacio Lores, de buen partido, la pateó apenas afuera.

Se iban los minutos. Fernando Correa ya había cambiado el esquema para tener un hombre más de contención con el ingreso de Guillermo Rodríguez a la zaga por el delantero Nicolás González, lo que dejaba en claro las propuestas de ambos entrenadores, con uno aguantando con uno menos y el otro yendo por todo, metiendo a al atacante Darwin Núñez por Busquets en su último cambio.

A los 87’, en una llegada por derecha de Peñarol, Maxi Rodríguez, que también había entrado para darle más juego a su equipo, remató fuerte y Guille  Rodríguez la intentó sacar, pero la terminó metiendo en su arco.

Fue el empate 2-2, que duró poco porque la embestida carbonera no tuvo piedad y apenas un minuto después, Viatri marcó el 3-2 con un cabezazo en el que fue abajo y la metió contra un palo.

El Campeón del Siglo vibró con el gol que cambió un trámite que venía complicado y que selló el triunfo para seguir en la punta.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...