Economía y Empresas > Entrevista / Agustín Mayer

"El desafío es que (Ferrere) no sienta que entró en una zona de confort"

El director del estudio Ferrere reflexionó sobre el desafío que implica estar al frente de una empresa regional

Tiempo de lectura: -'

10 de enero de 2018 a las 05:00

Por Genoveva Malcuori

El 2018 comenzó con nueva dirección en el estudio jurídico Ferrere. A mediados de 2016 se dio inicio a una transición de autoridades que culminó el último día de 2017.

Agustín Mayer es el novel socio director regional de la empresa. Es abogado especialista en propiedad intelectual y se ha desempeñado en áreas como derecho del deporte, publicidad, entretenimiento e industria farmacéutica. Asimismo, ha trabajado en el ámbito docente, participando en cátedras sobre propiedad intelectual de diversas carreras de la Universidad ORT y como profesor invitado de la Universidad de Montevideo. En diálogo con Café & Negocios, comentó que la actividad docente es algo que le gusta porque lo mantiene "estudiando y actualizado". Al mismo tiempo, lo hace estar vinculado a los jóvenes, hecho que destaca porque "los chicos te desafían", y el reto es mayor cuando las interrogantes provienen de quienes estudian propiedad intelectual a partir de otras ramas académicas.
En relación a su rol como director del estudio, señaló que su prioridad en la organización es que siga liderando y "no sienta que entró en una zona de confort".

¿Qué tanto se sabe en Uruguay sobre propiedad intelectual?
Honestamente poco. Porque en nuestro país no hay muchas maneras de formase, y a los que hemos incursionado nos lleva mucha vocación de investigación, de meterte, de viajar, de ir a conferencias, de leer mucho. Pero también es una disciplina muy dinámica. A mí me llevó a incursionar en otras áreas, porque está muy vinculado a temas de tecnología, de innovación, desarrollo e investigación. Tiene algo que para mí es muy divertido, vertiginoso y adrenalínico, que es que está en constante cambio porque lo que viene por delante siempre evoluciona mucho y muy rápido.

A una instancia de juicio por un asunto de propiedad intelectual ¿se llega por ignorancia o por dolo?
En general, en la vida, la verdad está en el medio. Yo creo que hay una cuota de ignorancia. A veces uno hace cosas bien intencionadas y no está tomando conciencia de que había derechos involucrados, y tiene una buena intención, pero no hace una reflexión. Por ejemplo, en la publicidad y en una copa del mundo hay muchos derechos de imagen del evento y tengo alguien que quiere asociarse. Ahí hay derechos que muchas veces no están claros hasta dónde van. Para nosotros mismos a veces no está claro.

Forma parte del estudio Ferrere hace más de 20 años, es socio hace 13 y participa del gerenciamiento de la firma hace más de una década. ¿Cómo fue el proceso de transición de la dirección?
Cuando Andrés Cerisola, en junio de 2016, nos anunció su voluntad de retirarse de la dirección en diciembre del año siguiente, empezamos a planificar la transición. Queríamos tener una transición ordenada, sin sobresaltos. Planificamos tres fases. Una hasta finales del 2016, donde Andrés seguía liderando y tomando las decisiones. El primer semestre del 2017, donde íbamos a compartir entre los dos la toma de decisiones, retroalimentándonos, y a partir del primero de julio formalmente yo tomaba la posición y Andrés me acompañaba hasta el 31 de diciembre, pero tomando yo las decisiones. Fue un período de 18 meses que estamos contentos de cómo se dio.

Por cómo se dio la transición se da a entender que se va a seguir en la misma línea de trabajo, ¿es así?
Definitivamente. El estudio tiene una estrategia definida y compartida por todos los socios (Ferrere Abogados y CPA), nosotros le hemos ido fijando un rumbo al estudio que lo vamos a continuar. Por supuesto las personalidades y los liderazgos son diferentes, pero definitivamente el estudio sigue en una misma línea, pretende mantener liderazgo en la plaza local.

Teniendo en cuenta las diferencias de personalidades ¿Cuál será su impronta personal?
En los últimos años le imprimimos mucha velocidad a nuestro desarrollo regional. Yo creo que en mi caso me toca darle consolidación a ese desarrollo. Nuestro objetivo es ser la firma líder en los cuatro mercados en los que estamos trabajando (Uruguay, Bolivia, Ecuador y Paraguay). Nuestro tamaño en cada jurisdicción hace que ese objetivo planteado sea una realidad. Todo eso sin descuidar otros aspectos. Cuando nos propusimos la aceleración de esos procesos fue un esfuerzo personal muy grande. A mí me gustaría, no voy a decir que sea trabajar menos, pero sí no estar promedialmente dos tercios del año fuera del país. Creo que tenemos que consolidarnos y tener una vida que sea imagen para la gente joven de que el esfuerzo vale la pena y no es un dejar todo por un fin.

¿Qué otros desafíos implica la dirección?
Creo que el primer desafío –que es cuasi un desvelo personal– estando en mercados pequeños y de plazas fijas, es levantarse todos los días y mantener esta organización siendo líder; que no se quede, que no sienta que entró en una zona de confort, que sea desafiante seguir innovado y hacer de Ferrere algo muy dinámico y de algún modo transgresor.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...